Ropa Interior

Uff, tantas cosas…

Uff, tantas cosas…

Altezas -nunca se sabe-, queridas amigas y queridos amigos -sé a ciencia cierta que ya hay más de un lector, concretamente dos-, mis primeras…