Picunela

Era PICUNELA

Era PICUNELA

La patética entrada del sábado, que no suprimo por honestidad bloguera, me ha servido para darme cuenta de varias cosas: 1. Esto del blog…