Ropa niños

Ropa niños

Nuevo look y nuevo Mercadillo de Compritas.

“Una cosa es que hables de ropa clásica y otra muy distinta que tengas un blog de la prehistoria”. Eso es lo que me dijo mi amigo Hugo el otro día y ahora tengo esto. Y no es que no me guste, que me encanta, es que cada vez que quiero hacer algo en el blog tengo que llamarle por teléfono porque no me entero de nada. Él dice que no soy tonta pero yo empiezo a pensar que sí lo soy y mucho.
Y como me ha pedido que haga un post de prueba he tirado de las fotos que tenía más a mano, las de los mercadillos, y aprovecho para deciros que estamos a menos de un mes para el próximo Mercadillo de Compritas. Si seguís leyendo os doy más datos.

Nos vamos con A Gatas

Se acabó. Cerramos el chiringuito por unos días. No sé si nos lo merecemos pero necesitamos un break. Con lo rápido que pasa el tiempo, en un plis-plas estamos de vuelta.

Mientras tanto, y por si algún despistado llega hasta aquí, he decidido que el post con el que se encuentren tenga imágenes bonitas de ropa de la que me gusta, es decir, de lo que viene siendo “ropa tipo Compritas”.

El “British Style” of Lions of Porches

He esperado para escribir este post a tener a mi hija en un campamento perdido en el monte, incomunicada y sin, por supuesto, ningún acceso a Internet. Y es que si ella descubriera la marca de la que os hablo hoy, lo querría todo y su madre y el bolsillo de su madre no están por la labor.

Conversaciones con Teresa

Conversaciones con Teresa

————- Ayer fue un día muy, muy intenso pero, no nos vamos a engañar, fantástico.Dicen que todo el mundo tiene que tener su minuto…

C&A, ¡Qué recuerdos!

C&A, ¡Qué recuerdos!

  He pasado más tiempo buscando el vestido que finalmente no he encontrado y que, por tanto, no os voy a enseñar que escribiendo…

Cuestión de respeto.

Cuestión de respeto.

  Menos mal que tengo este blog para ganarme el respeto de mis supuestas amigas, las del padel. A nivel deportivo no me tienen…

Mi Navascués del alma…

Mi Navascués del alma…

  “Dos que duermen en el mismo colchón se vuelven de la misma condición” Perdonad, no lo digo yo, lo dice el refrán. Y…