5 ELEMENTOS QUE NO PUEDEN FALTAR EN UNA HABITACIÓN INFANTIL

La habitación de un adolescente es más que un espacio para dormir. A medida que comienzan a ser independientes, tener una habitación donde puedan descansar, pasar el rato con amigos y estudiar es casi tan importante como dormir. Las habitaciones para personas jóvenes debería contar con las siguientes áreas: área de estudio personalizada, acogedora zona de descanso y lugar para pasar tiempo con amigos

Mesa y sillas de escritorio

En esta zona no puede faltar una mesa con sillas de escritorio destinadas al estudio o al trabajo. Las hay ergonómicas y muchas diseñadas especialmente para trabajar con el ordenador.  No olvidemos tampoco que son muchos jóvenes los que pasan horas delante de su ordenador jugando a videojuegos o creando contenido para internet. Ya existen sillas diseñadas especialmente para los “gamers” con todas las comodidades para pasar horas sentados en ellas. Si el espacio no es muy grande, puedes ahorrar espacio creando un área de estudio vertical con espacio de almacenamiento por encima y por debajo del escritorio. Usar estanterías divertidas de colores vivos que mantengan el lugar ordenado y organizado y agreguen un elemento divertido a la habitación.

También puedes usar pizarrones de corcho o pizarrones magnéticos de borrado en seco para evitar que el escritorios pequeño se abarrote.

Espacios de almacenamiento

Seamos realistas. Los adolescentes y jóvenes en general no suelen tener las habitaciones más organizadas del mundo. Las habitaciones desordenadas es el panorama más común, así que pensando en esto tenemos que tener en cuenta elementos que ayuden a la organización. Mantén un dormitorio ordenado y funcional con los siguientes elementos de almacenamiento imprescindibles:

    Aparadores.
    Estantería.
    Contenedores de almacenamiento debajo de la cama.
    Bancos u otomanas de almacenamiento.
    Armario empotrado alrededor de la cama.

Asegúrate de hacer que el almacenamiento sea divertido y fresco, acorde a todo el resto del dormitorio. Combinar funcionalidad con personalidad es la clave para diseñar un espacio propio de una habitación juvenil.

Paredes y decoración atrevida

Las mejores ideas de habitaciones para adolescentes y gente joven son habitaciones con colores vibrantes y gran energía. Los detalles brillantes y coloridos proporcionan una energía positiva al dormitorio y son altamente estimulantes.

Recomendamos usar colores brillantes y diseños geométricos. Los estampados geométricos, al ser estructurados y organizados, son una combinación perfecta para un adolescente que necesita orden tanto como libertad y diversión.

También se pueden usar vinilos adhesivos de pared con diseños jóvenes e informales al gusto. Respecto al tipo de pinturas tenemos varios tipos: pintura de pizarra o una pared de graffiti para un estilo urbano. Y por último se puede personalizar un letrero con tu palabra o frase favorita en letreros de marquesina iluminados o de neón.

Si no es una habitación para decorar desde cero y ya cuentas con muebles y objetos usados, no dejes que eso te desanime para crear un espacio inspirador.  Una solución sencilla es elegir una esquina, que pueda resaltar con un toque de color. Al crear un punto concreto lleno de color y diversión, la decoración del resto de la habitación se perderá y no parecerá tan seria.

Y si hablamos de las paredes, ¿ por qué descartar el techo? ¿No es acaso una pared horizontal más?
Un poco de pintura abstracta, carteles o incluso estrellas que brillan en la oscuridad son excelentes opciones que hacen del techo un componente interesante y lleno de personalidad del dormitorio.

Camas elevadas

Son muy útiles cuando contamos con un espacio reducido en el que queremos que ocupe todo lo que se necesita: espacio de trabajo, zona de descanso y lugar para pasar tiempo con amigos. Permiten crear otro espacio habitable justo debajo. Algunas camas altas vienen con escritorios integrados debajo del armazón de la cama, mientras que otras están completamente abiertas para que le des el uso que quieras. Usa ese espacio adicional como área de estudio o diseña una zona de entretenimiento decorada para jugar o ver televisión como la que se ve arriba.

Zona de disfrute y chill-out

Además de la zona de descanso y de trabajo, es habitual encontrar en una habitación juvenil una zona donde disfrutar y pasar el rato sólo o con amigos. Algunas ideas pueden servir para crear esta zona como usar un banco pequeño pegado  a los pies de la cama donde los amigos pueden sentarse a descansar
Coloca almohadas y una alfombra en una esquina para un espacio de chill  improvisado. Si no cuentas con una cama elevada y es de pie normal, puedes cubrirla con una mosquitera o tela para tener una combinación exótica de salón / espacio de dormir.

Si cuentas con espacio suficiente, lo ideal sería crear un mini salón, con sofá o sillas cómodas y reclinables; y una mesita baja. Se puede prescindir de la mesita y usar cojines grandes tipo “puff” donde sentarse o apoyar cómodamente los pies. Una buena idea puede ser reservar un gran mural en vinilo adhesivo o pintura para el tramo de pared que corresponda a esa zona.

    

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

  Acepto la política de privacidad