RECOMENDACIONES PARA LAS LAMPARAS DE UN CUARTO DE NIÑO

Si estás remodelando la decoración de la habitación de tu pequeño o si simplemente estás diseñando un nuevo cuarto para el futuro miembro de tu familia, seguramente estarás pensando en el tipo de iluminación que pondrás. Hoy te doy unos tips que quizás te ayuden a tener una mejor iluminación.

Si estás remodelando la decoración de la habitación de tu pequeño o si simplemente estás diseñando un nuevo cuarto para el futuro miembro de tu familia, seguramente estarás pensando en el tipo de iluminación que pondrás. Así, junto al estilo de los muebles y las tonalidades con las que pintarás las paredes, también tendrás que destinar unos instantes a decidir qué tipo de iluminación instalarás. Por suerte, hoy en día, puedes consultar todo un extenso catálogo de lámparas a través de Lámparas en Línea.

Con todo, si necesitas un poco más de ayuda, a continuación, te propongo algunas cuestiones que deberás valorar a la hora de seleccionar la iluminación de la habitación de tu hijo.

La edad del niño

A la hora de elegir una lámpara, la edad de los niños influye en varios factores. Así, en primer lugar, determinará el tipo de modelo que selecciones, pero también la intensidad de la bombilla que coloques. Cuanto menor sea la edad del niño, más podrás optar por diseños de carácter infantil y colorido, mientras que cuando sean más grandes, ellos mismos preferirán diseños más discretos y monocolores.

En cuanto a la intensidad de la luz, en el caso de los bebés, esta deberá ser lo más tenue posible, mientras que en el caso de niños más grandes podrás elegir entre un mayor número de posibilidades. En este sentido, es importante tener en cuenta que las bombillas clásicas resaltan los colores cálidos, mientras que las bombillas fluorescentes enfatizan los fríos.

Las lámparas de techo

Sin duda, la selección más difícil, ya que esta lámpara será el punto de luz central de la habitación. En cualquier caso, una buena lámpara de techo deberá aportar una luz cálida e intensa, que permita tener un buen grado de visión y no obligue a forzar la vista a los niños. Por ello, lo mejor es optar por lámparas LED que no solo ofrecen una mejor iluminación, sino que también son más sostenibles energéticamente.

Con respecto al diseño escogido, este variará en función del estilo de cada habitación. Piensa que, actualmente, existen una gran variedad de modelos en el mercado, por lo que escuchar la opinión de tu propio hijo te servirá de ayuda para adoptar una decisión. Además, si no encuentras ningún modelo que se adecúe a lo que buscas, siempre podrás optar por la opción más sencilla: una lámpara con un diseño discreto y versátil, preferiblemente de color blanco.

Las diferentes formas

A la hora de escoger una lámpara de techo para la habitación de tu hijo, también deberás tener en cuenta que las tres principales formas que hoy se pueden adquirir en el mercado son las de media esfera, las cilíndrica y las de papel. Así, las lámparas de media esfera suelen ser de un solo color, aunque también es posible encontrarlas con algunos dibujos o gráficos.

Por su banda, las lámparas cilíndricas, también llamadas de “pantalla cerrada”, acostumbran a presentar un mayor número de dibujos y gráficos en comparación con las de media esfera. En cualquier caso, el dibujo que se escoja deberá ir en función, principalmente, del resto de la decoración de la habitación.

Finalmente, las lámparas de papel son, en algunas ocasiones, la opción más original. Esto se debe a que pueden presentar dibujos, pero también pueden encarnarlos. Es decir, hay lámparas de papel con formas de animales u objetos, que seguramente cumplan todas las expectativas de tus hijos.

Los puntos de luz

Seguramente, algunos rincones de la habitación necesitarán contar con una iluminación especial. Por ejemplo, los rincones de lectura o de juego deberán disponer de una iluminación extra, que cuide de la calidad de la visión de tu hijo.

Así, si se cuenta con una mesa de estudio, habrá que instalar en ella un flexo que potencie la iluminación de este pequeño espacio. Si, por el contrario, tu hijo todavía es un bebé, quizás necesites un punto de luz junto al cambiador, para iluminar los cambios de pañal que tengas que hacer en medio de la noche. Además, en el caso de que tu pequeño sea un gran lector, es beneficioso instalar un pequeño punto de luz junto a su mesita de noche, así podrá disfrutar de la lectura con una buen iluminación.

Las luces quitamiedos

Durante la infancia, hay niños que lo pasan muy mal durante las noches, debido a la aparición de terrores nocturnos que no los dejan descansar adecuadamente. Por esta razón, las luces quitamiedos pueden ser las mejores aliadas para pasar una noche sin sobresaltos.

Aunque existen una gran variedad de modelos de luces quitamiedos, siempre puedes escoger aquella que se ajuste más a la decoración del resto de la habitación. Asimismo, con el objetivo de combatir el miedo, puedes optar por modelos afables que aporten un extra de tranquilidad al sueño de tu hijo. En este sentido, las formas de animales suelen dar buen resultado, ya que su aspecto afable ayuda a devolver a los niños a la tranquilidad de sus habitaciones.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

  Acepto la política de privacidad