OTRAS COSAS: PADDLE CHIC

————–

En las últimas semanas he escrito algunos posts de esos que, como os he dicho, me hacen especial ilusión. Éste es uno de ellos. Creo que, de momento, el último.

El verano pasado, disfrutando de unos días burgaleses, quedé con mis amigas para jugar un partido de pádel que es algo que me gusta tanto como escribir el blog… o quizás más. A pesar de que le pongo muchísimo entusiasmo,  reconozco que lo hago fatal, cada vez peor. Tan mal que todas las parejas me van abandonando causándome el correspondiente sentimiento de abandono, rechazo y marginación en el que, ahora mismo, me veo inmersa.

Y después de la catarsis, retomo el tema. Ese partido fue decisivo en mi vida. Una de mis amigas, la que viene siendo la más “pija” del grupo -que ya es decir- apareció con una bolsa de pádel que casi me deja sin respiración: blanca pequeñas flores liberty en tonos naranjas.

No pude por menos que preguntarle dónde la había comprado. Me respondió que se la había regalado una amiga y que se la había traído del sur. Como pista no estaba nada mal: del sur.

Mi objetivo durante los siguientes meses fue buscar una bolsa sino igual, lo más parecida a la de mi amiga. El resultado fue decepcionante: nada de nada.

Pero, como ya os he dicho en alguna ocasión, a cabezona -o a burra que es lo mismo- no hay quien me gane. Yo iba a tener una bolsa de flores aunque la tuviera que hacer yo misma.

Finalmente se me ocurrió una idea mucho mejor que coser yo la dichosa bolsa. Llamé o, mejor dicho, whatsappeé a mi amiga María, que se dedica a hacer bolsas y otras cosas ideales para los niños, y le dije: “María, ¿por qué no haces bolsas de pádel?” Ella, que es un solete, me dijo: “elige la tela que te la hago”. A lo que yo le respondí, “si no digo que me la hagas a mí -que sí se lo decía-, digo que las hagas para vender”.

Se quedó callada… varios días y varias noches… y, de pronto un día “whatsappeó”: “lo voy a hacer”.

Mi amiga María sabe de pádel todavía menos que yo por lo que los siguientes fueron días de intenso “whatsappeo”: modelos a realizar, telas, nombre de la marca, forma de venta…

Hoy, como si os presentara a mi propio hijo, os presento la nueva marca de complementos “padeleros”. Reconozco que me hubiera gustado más el nombre que yo propuse, Mindusport, pero, por lo demás, creo que es perfecta.

Esta es la equipación que he estrenado hoy y con la que he vuelto a perder dignamente…

 … y aquí tenéis el nombre y el enlace a la web de la firma:

PADDLE CHIC

¿Qué os parece? Mi amiga Lorena ya ha encargado una y es que solo por llevar estas bolsas apetece jugar al pádel ¿no?

————

 

 

16 Comentarios

Responder a Aranzazu Cancelar respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

  Acepto la política de privacidad