COMPRITAS COMUNIONES 2017: GRACIAS

Después del palizón del fin de semana, mi cuerpo y mi mente me pidieron, por lo menos, un día de desconexión y relax. Así que ayer me dediqué al pádel, a comer y a poner un poquito de orden en mi casa que lo necesitaba con urgencia.

Cumplidas exitosamente las peticiones de mi cuerp0o y mi mente, vamos a hablar de otro éxito, el de Compritas Comuniones 2017.

Está feo que yo lo diga pues soy la madre de la criatura pero no me puedo sentir más contenta y más orgullosa de como se desarrolló todo el evento. Esta vez, y siguiendo los consejos de muchos, no me voy a quitar mérito: la idea de crear una feria centrada en el mundo de las comuniones fue mía y fue una buena idea.

Pero para que las ideas funcionen y acaben siendo un éxito como lo ha sido esta última edición de Compritas Comuniones tiene que ponerse toda la carne en el asador. Y no solo mi carne -que es mucha y cada vez más- sino la de muchas personas que son, en definitiva, las que han conseguido que yo no vaya a olvidar este fin de semana en mucho tiempo. Hay tanta gente a la que dar las gracias…

Quiero empezar por Sara Díaz, responsable de comunicación de los hoteles Silken. Conocer a Sara y trabajar con ella ha sido de lo mejor que me podía haber pasado y es quien ha hecho posible que nuestro evento haya podido celebrarse en los maravillosos salones del Hotel Silken Puerta América.

Y hablando del hotel… tengo que dar las gracias a todo el personal que ha colaborado con nosotros. Impresionante su amabilidad y su profesionalidad. No os podéis ni imaginar la cantidad de gente que ha estado involucrada a lo largo del fin de semana: relaciones públicas, el equipo de eventos, personal de mantenimiento, el equipo encantador del precioso bar Marmo, la gente de recepción que tuvieron que acabar hartos de que les preguntaran por “las comuniones”, maîtres, camareros… y hasta el jefe de cocina que se encargó de los talleres de galletas con los que tanto disfrutaron los niños. Gracias, por supuesto y por encima de todo, al Director del Hotel por habernos permitido celebrar nuestro evento en su “pedazo de hotel”. Lo de “pedazo de hotel” le salió a mi hijo del alma en cuanto entró por la puerta.

Tengo que dar las gracias a todas las personas que han contribuido a difundir el evento. No me gustaría dejarme a nadie la verdad y pido perdón de antemano por si lo hago: gracias a mis amigas bloggers que compartieron el flyer entre sus seguidoras, gracias a mis chicas Yosilosé por el cariño que siempre ponen en comunicar mis andanzas entre sus seguidores; muchas gracias a Mónica de Mami a la Moda por venir a visitarnos y por el preciosísimo y maravilloso post que escribió en su blog y que podéis, deberíais, leer aquí.

También vinieron a vernos y comunicaron en sus redes María de Cántaro y María de Trucos para Educar. Me encantó ponerles cara y charlar con ellas.

Evidentemente gracias a tantos medios de comunicación que se han hecho eco del evento: Guía del Ocio, Expansión, Agencia Efe, El Confidencial, La Vanguardia…

En el plano más casero, gracias a todas las amigas -de esas hay muchas- que compartieron el flyer en sus muros de Facebook, por Whatsapp, etc.

Una vez organizado el evento y comunicado adecuadamente hay que dotarle de contenido, ¿no os parece? Pues de eso se han encargado los casi 40 proveedores que han querido participar en esta edición. No es que hayan dotado de contenido al evento, es que han conseguido que Compritas Comuniones 2017 haya sido el salón de comuniones más bonito del mundo-mundial. Quienes habéis asistido lo sabéis. Además de tener todos productos preciosos -ropa, recordatorios, fotos, joyas, tartas, chuches…- los han presentado maravillosamente: la decoración de todos los espacios ha sido espectacular incluido el precioso photocall que preparó Cristina de Nice Party. Las próximas comuniones que me toquen serán las de mis nietos y yo no me he cansado de pasear por allí y “alucinar” con la creatividad y el buen gusto de todos.

Y para colmo, todos simpáticos, amables y grandes profesionales. Una de las características de los “Eventos Compritas” es el buen rollo y aquí ha lucido con luz propia. Gracias, gracias y mil veces gracias.

Mil millones de gracias a todas las que habéis venido -y a los maridos que os han acampado- a organizar la Primera Comunión de vuestros hijos en Compritas. Me han soplado que en esta edición hemos superado con creces la afluencia de otros años. Es decir, más de mil personas habéis venido a vernos. Doy las gracias a todas las que habéis llegado desde Madrid y alrededores pero me tenéis que permitir que se lo agradezca especialmente a las familias que viajaron desde Almeria, Burgos, Ciudad Real, Galicia, Cáceres y Oviedo -espero que ganara el Oviedo el domingo-. A ellas pude saludarlas pero tengo la sensación de que nos falta alguna provincia por mencionar.

Gracias también a quienes llegaron desde Brasil y encima te dicen que La Comunión de María y Compritas Comuniones es una fuente de inspiración para ellas. Que bueno que lo digan, ¿verdad?

Dejo para lo último -pero es lo más importante- a mi amiga María Angeles. Pensad en una amiga de esas maravillosas que tenéis, la que siempre os echa una mano, las que está pendientes de vosotras, la que disfruta con todo lo que hacéis, la que os anima… ¿La tenéis ya? Pues ahora multiplicadla por mil y os sale María Ángeles. No es mucho mi estilo ponerme ñoña así que solo te digo: GRACIAS.

¡Nos vemos en Compritas Comuniones 2018!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *