FRUTA, MASAJE Y MODA

Podría deciros que no he escrito este post antes porque estaba esperando a que la foto de portada tuviera sentido -hoy empieza el verano- pero os voy a ser sincera.

Ayer una buena amiga me envió un mensaje de WhatsApp preocupándose por mi estado de salud. Le dije que estaba estupendamente -teniendo en cuenta lo bien que se puede estar a mi edad, con mis casi diez kilos de más y con tres hijos que no han esperado al inicio de las vacaciones para vivir la vida loca- y que no entendía la causa de su preocupación.

Me dijo que estaba un poco extrañada porque llevaba varios días sin publicar un post en Compritas, su blog de moda infantil favorito -que para eso es amiga mía-.

Pues tenía razón y yo no había sido consciente de ello pero es que mientras que mis hijos viven la vida loca, a mí la vida me está volviendo loca: además del fin de curso que suele ser demencial y vosotras lo sabéis -exámenes, graduación del mediano, los mil quinientos cumpleaños a los que el sociable del pequeño está invitado, la fiesta de fin de curso del baloncesto, tutorías de unos y otros, fin de curso de la catequesis de Confirmación, de la que no es de Confirmación…-, estoy inmersa en otras varias actividades.

La semana pasada hice el catálogo de una marca ideal que ya os enseñaré en su momento porque lo que hemos fotografiado es la colección del verano que viene. También he estado liada con el primer cumpleaños de LA COMUNIÓN DE MARÍA que va como un tiro. Estoy inmersa, ya os iré informando, en la preparación de el Mercadillo de Compritas de después del verano…

Y, por si todo esto fuera poco, empiezo una pequeña “obrilla” en casa y mis escasos ratos libres los invierto en decidir si me gusta más la madera en color miel o en color nogal…

¡Ah! Y luego están los eventos. Además de los “Open Days” de las Agencias de Comunicación, están las presentaciones que realizan las propias firmas que, dicho sea de paso, cada vez se lo “curran” más. En estos día he fallado, por lo menos y por diversas razones, a seis o siete.

Al que sí pude ir, y me alegró porque me encontré con gente a la que no veo habitualmente, fue al evento que organizó ZIPPY hace ya casi un mes. O más…

La firma presentaba la colección que tenéis en sus tiendas esta temporada. La verdad es que, esa es mi opinión, cada vez tiene cosas más monas -algunas ideales- y, como siempre, muy bien de precio para que no nos sintamos culpables si se nos antoja más de una cosa.

El evento se celebró en EL JARDÍN DEL ÁNGEL, un pequeño vergel en el centro de Madrid que se llenó de las prendas de la firma:

zippy summer 2016

zippy niños

zippy moda infantil

ropa zippy

Además de un estupendo catering, causante de, por lo menos, dos de mis kilos de más, hubo un puesto lleno de fruta buenísima con la que podías escribir tu nombre.

eventos moda infantil

Pero la guinda del pastel, no nos vamos a engañar, fue el masaje que me dio la fisioterapeuta que nos acompañó toda la mañana y que me dejó lista para aguantar el sprint final de este curso. Gracias ZIPPY, de corazón y de espalda -que se quedó como nueva-.

eventos blogger

Un poquito de envidia sí os da, ¿no?

¿Y si además os cuento que me nos regalaron una toalla como ésta? No me digáis que no es genial.

toallas zippy verano 2016

Feliz martes y prometo volver por aquí antes de que os deis cuenta.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *