Las Nonabox de mayo y junio.

——–
nonabox mayo

Veréis, muchas podríais pensar que, dada mi edad y la de mis hijos -aunque éstos se siguen comportando como bebés-, lo de recibir las cajas NONABOX está un poco fuera de lugar.

Pues a lo mejor es verdad pero, sinceramente, a mí me chifla abrir la cajita todos los meses y, aunque hay algunas cosas que voy guardando para mis nietos, hay otras muchas que sí estamos utilizando en casa. ¡Hasta el señor que vive en mi casa dio buena cuenta de una botella de vino que llegó hace unos meses y que era perfecta para brindar, no era nuestro caso y no era plan de guardarla para cuando lleguen los nietos, por la llegada del nuevo bebé!

Necesitaría meses para hablaros de todas las cajas que he recibido y de las que no os he hablado pero, como me quiero ir de vacaciones

dentro de unos días, os hablo de las dos últimas que venían muy “suculentas”.

La imagen de la portada es de la caja de mayo. Algunas de las cosas que contenía fueron: fundas protectoras para las asas de las sillitas de los bebés de BUGGYSOCKS, una loción InsectDHU para las irritaciones de la piel producidas por insectos, medusas y plantas urticantes, un body de BABIDÚ que guardo para los nietos, un champú de BABÉ que es una marca que me encanta, unas cápsulas que se llaman Brilladonna de MAYLA PHARMA y que son para reforzar el pelo y las uñas y que ya he empezado a tomar…

De todas las cosas que venían en la caja, al señor que vive en mi casa y es el padre de mis hijos lo que más le ha gustado ha sido el termómetro de BBLANDIA. Veréis, cada uno tiene sus obsesiones y la suya son los termómetros. Menos mal que mis hijos no son de los que se ponen malos muy a menudo porque él, cada vez que un niño tiene la frente un poco caliente, compra un termómetro nuevo no vaya a ser que los veinte anteriores no funcionen bien.

Es más, si un niño tiene fiebre, no basta con ponerle el termómetro una vez. Le ponemos el primero y, justo después, le ponemos el segundo y contrastamos que las temperaturas son iguales o similares y así nos quedamos tranquilos. No os imagináis lo que puede ocurrir como ambas temperaturas no coincidan…

A pesar de esto os aseguro que es una persona más o menos normal pero es que ¡Nobody is perfect!

A los niños -por llamarlos de alguna manera porque también admiten términos como fieras y/o salvajes- lo que más les ha gustado han sido las tiritas de peluche suecas TROSTISAR. Son tan monas que las voy a llevar siempre en el bolso por si me vuelve a dar por subir a una pasarela.

nonabox junio

En la NONABOX de junio otro montón de cosas: un gorrito y unas manoplas de MOTHERCARE (para mi nieto); un vasito con dibujo rosa de PASITO A PASITO (por si es nieta en vez de nieto); una loción de calamina de MITOSYL para los bebés pero que se la pondré a los niños en caso de necesidad pues yo, para algunas irritaciones, les sigo poniendo la crema del culete de Mitosyl que es la que siempre utilicé; la emulsión hidratante de BIOCARE que utilizó yo pues ya ha venido más veces en las cajas…

También han llegado en junio, y ya están en mi armario del cuarto de baño, dos productos pensados y creados para mí: una crema reafirmante de busto y senos de SENSNATURA y que todavía estoy decidiendo si echármela por el cuerpo o metérmela en vena para que me haga un efecto más rápido y; un aceite para piernas cansadas de AINEA. Que no es que yo tenga las piernas cansadas y lo necesite pues, todos sabemos, soy una mujer joven que juega al pádel todo lo que puede y con resultados cada vez más satisfactorios… pero me lo voy a quedar para el señor que vive en mi casa que, a él sí, se le van notando cada vez más los años….

Desando estoy que llegue ya la caja de julio a ver qué sorpresas me depara. Prometo no tardar tanto en contároslo.

Os dejo el enlace por si, mientras tanto, queréis más información o ver el contenido de otras cajas:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *