Estilo principesco.

——-
LA RAZÓN 450

El jueves 19 de junio, cuando ya nuestros 4 reyes descansaban en su casa y reponían fuerzas tras los fastos de la proclamación de Felipe VI, el periódico La Razón me pidió que escribiera un artículo analizando el estilo de vestir de la ya Princesa de Asturias y su hermana, la Infanta Sofía.

El viernes por la tarde recibí un PDF con el artículo ya maquetado. Eso me daba la certeza que yo necesitaba para empezar a enviar “whatsapps” a diestro y siniestro a familiares cercanos, lejanos, amigas y no tan amigas, conocidos y a alguno que pasaba por allí. El texto decía lo siguiente -siempre o mismo por aquello del corta y pega-: “Hola, el domingo La Razón publica artículo mío sobre ropa infantas”.

Obviamente, el domingo compré unos cuantos ejemplares de La Razón y recibí la llamada de mi progenitor que estaba tan feliz como yo viendo el nombre de su hija en letra impresa.

El lunes por la mañana mi Whatsapp se volvió loco. Empecé a recibir multitud de mensajes cuyo contenido se puede resumir de la siguiente forma: “se me olvidó, lo siento, ¿me lo puedes enviar?”

Patético, ¿no os parece? Una vez más queda demostrado que el único que me quiere y se preocupa por mí es mi padre.

Aún así, mi generosidad es infinita y mi capacidad para el perdón encomiable. Para todas las que me llamáis amiga y para las que ni siquiera me llamáis, aquí tenéis el texto del artículo en el que, todo hay que decirlo, me presentan como experta en moda infantil. ¡Ahí queda eso!

Por cierto, todo el texto es mío menos el título.

“Hace dos días, con motivo de la proclamación como Rey de España, todos pudimos disfrutar de preciosas imágenes de la ya Princesa de Asturias y su hermana la Infanta Sofía.

A muchos nos sorprendió lo adecuado y favorecedor que fue el estilismo escogido por su madre y por verlas vestidas de manera casi idéntica algo que, últimamente, no es nada frecuente.

En los últimos años el estilo escogido por la Reina Letizia para vestir a sus hijas ha cambiado ostensiblemente y no siempre de manera acertada.
En los primeros años de las pequeñas acostumbrábamos a verlas con looks bastante clásicos y siempre iguales. En el recuerdo de muchos están las imágenes de los veranos en Mallorca en los años 2008 y 2009 o las fotos que se hicieron con motivo de las Primeras Comuniones de sus primos, los hijos de la Infanta Cristina. En muchas de aquellas ocasiones sus vestidos habían sido confeccionados por Teresa Fernández de Castro y Nieves García Torres a quienes corresponde, también, la autoría de los vestidos empolvados de la ceremonia de proclamación.

Sin embargo, esto cambió hace unos años cuando la, entonces, Princesa de Asturias optó por vestir a las niñas de forma diferente la una de la otra y a decantarse por un estilo más casual. Marcas más comerciales, pantalones largos para el invierno y shorts para el verano combinados, en la mayoría de los casos, con blusones sueltos. De su armario no han desaparecido los vestidos y, sobre todo, en ocasiones especiales –Misa de Pascua, fotos oficiales- siguen estando presentes. Eso sí, nunca iguales y, aunque no son de diseño excesivamente rompedor, no son esos vestidos clásicos de los primeros años.

Un capítulo aparte merece el calzado de los “reales pies”. Hasta llegar a la opción perfecta elegida para la ceremonia del día diecinueve –manoletinas metalizadas sin calcetines-, los que nos dedicamos al mundo de la moda hemos sufrido viendo como, en muchas ocasiones, el mejor estilismo era arruinado por un calzado poco apropiado que habitualmente iba acompañado de unos leotardos o unos calcetines de color muy inoportuno. Y, todo hay que decirlo, no es que el calzado fuera feo es, sencillamente, que no estaba bien escogido.

Por eso ver el otro día a las niñas con sus vestidos idénticos, aunque en diferente color, de corte clásico y con esas bailarinas tan bien traídas para la ocasión fue como volver la vista atrás, regresar a los veranos de Mallorca y disfrutar de unas preciosas imágenes que, esta vez sí, perdurarán en el recuerdo colectivo de todos nosotros”.

2 Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *