NEWBORNRIDERS o todo lo que necesitan tus hijos para montar en bici.

———–
NEWBORNRIDERS

Entre que el término “compritas” es como un saco en el que cabe de todo y que últimamente estoy muy sensibilizada con el tema del que os voy a hablar hoy, he decidido dedicar este post a una web que no es de moda infantil sino de bicicletas infantiles.

Veréis, el señor que vive en mi casa y es el padre de mis hijos ha decidido que ya es hora de ponerse en forma, ¡inocente!, y se ha comprado una bicicleta. El problema es que cuando a él le da por algo, le da con más fuerza de lo aconsejable.

La bicicleta, que lleva en casa unos dos meses y ha sido utilizada unas dos veces -una por mes- ha venido acompañada de: bomba para las ruedas, parches para las ruedas, cámaras para las ruedas de recambio -será por si no funcionan ni las bombas ni los parches, digo yo-, funda para el sillín, timbre, luces, casco para el ciclista, pantalones especiales para el susodicho, mochila, botella de agua un tanto extraña y alguna cosa más que seguro que se me escapa.

Esto no es nuevo. Algo parecido pasó cuando empezó a jugar al pádel. Probó un día y al día siguiente ya teníamos en casa: pala, paletero, zapatillas de pádel, pantalones, polos, tres botes de bolas, muñequeras, gorra, toalla deportiva, calcetines, underwear deportivo…

Total, que cada vez que él descubre una afición nueva yo tengo que ir al banco a renegociar la hipoteca.

Pero ese es otro tema. La web de la que os hablo hoy me ha recordado viejos tiempos, aquellos en los que enseñábamos a los niños a montar en bicis convencionales -por cierto, al SQVEMCYEEPDMH le dio una ciática y estuvo tres semanas de baja-.

Fue hace mucho tiempo en Burgos. Nuestros hijos tenían bicis de las de toda la vida, es decir, con pedales y, de repente, apareció el hijo de mi amiga Cristina con una bici que nunca había visto yo antes: sin pedales.

Mi amiga Cris, que es mucho mejor madre que yo, se había ilustrado y había decidido que aquel invento era el mejor para que su hijo aprendiera a montar en bici de forma natural y, lo que es más importante, sin que las espaldas de sus progenitores corrieran ningún riesgo.

Esta web, NEWBORNRIDERS, me ha recordado aquel verano. Tiene bicis sin pedales -un montón de modelos-, bicis con pedales como las de mis hijos y un montón de cosas más. Si todo lo que tienen lo tuvieran también en talla XXXL haría las delicias del padre de mis hijos pues, además de las bicis, tiene de todo y monísimo: cascos, timbres, sillines, sillas porta-bebés, luces, cestos… Vamos que no le falta detalle.

He seleccionado unas poquitas imágenes pero, si entráis, vais a ver que hay muchas más cosas. Podéis entrar desde AQUÍ y luego, al final del post, os vuelvo a dejar el enlace.

Mirad, yo empecé a jugar al pádel porque me encantaba la ropa de pádel. Ahora creo que, solo por ponerme uno de los cascos que hay en esta web -si los hubiera de mi tamaño, claro, empezaría a montar en bici otra vez.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *