We Are Knitters y yo también.

—–
weareknitters portada

A mí me decías que una chaqueta para niña costaba diez euros y me ponía a temblar. Y es que yo, en prendas de punto, hasta hace un tiempo no me gastaba un duro. Mis hijos, sobre todo la niña, desde que han sido bebés han llevado faldones, chaquetas, cubre-pañales, gorros, bufandas, patucos, jerséis, camisones y batas a coste cero. La razón es muy sencilla: mi madre tenía unas manos prodigiosas y muy envidiables.

Siempre quiso enseñarme pero, ¿para qué iba yo a aprender si ya la tenía a ella que hacía todo lo que yo le pedía, en tiempo récord y con una calidad de primera?

Cuando se puso malita me di cuenta de que le preocupaba que yo no supiera hacer punto -tejer- y decidí aprovechar sus enseñanzas y ponerme manos a la obra. Debo decir, modestia aparte, que no se me daba nada mal. De tal palo tal astilla, digo yo. Además descubrí que sentarme con la lana y las agujas tenía un gran efecto relajante que es algo que siempre he necesitado y que ahora, que tengo las lanas alimentando a las polillas, echo mucho de menos: me gasto en lexatines lo que antes me gastaba en lana y, creedme, no es lo mismo.

Para que veáis que no os engaño os dejo una muestra -la centésima parte- de las chaquetas y jerséis que hicimos mi madre y yo. No me digáis que están muy arrugadas porque ya lo sé, las acabo de sacar del baúl de los recuerdos para hacer las fotos:

punto infantil

Todo esto os lo cuento y enseño no solo para presumir -que por supuesto que sí-, ni siquiera para deciros que lo de tejer, que ahora está tan de moda, yo ya lo hacía hace años -que también-, sino para hablaros de una información que me llegó hace tiempo y que me parece una opción estupenda para las que se quieren iniciar en este mundo del punto bobo, el calado, el menguado y el elástico.

Os estoy hablando de una marca, con tienda online, que, además de vender lanas y agujas, ofrece unos kits con explicaciones perfectos para empezar. Bien sea con sus propuestas o con otras que encontréis que por ahí, yo os recomiendo mucho-muchísimo lo de agarrar la aguja. Aquí tenéis un ejemplo de lo que podéis hacer con WE ARE KNITTERS que es el nombre de esta propuesta.

weareknitters

Después de un día de lucha en el trabajo, batalla con los niños y guerra en la cola del súper, es una de las cosas más relajantes que podéis hacer. Os dejo el link:

WE ARE KNITTERS

 

1 Comentario

  • ESTHER dice:

    Maria, muy, pero que muy bonitas las rebecas.
    Están genial. Si parecen compradas. Eres toda una caja de sorpresas. Me encanta tu comentario: Y tras pasar la mañana con @mariancamino @FIONAFERRER y @MissandChic entro x la puerta d @mercadona a x la cena d mis hijos #nosomosnadie
    Me muero de risa contigo…me animas todos los días.
    Gracias y un beso

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *