El factor sorpresa de Nonabox

portada

Como caída del cielo ha llegado la Nonabox de este mes.

La cajita marrón que veis en la foto de arriba es el maquillaje que vengo utilizando durante los últimos quince años. Y no me estoy refiriendo a que lleve quince años siendo fiel a esta marca y a este color -que en realidad sí lo debo ser-, a lo que me refiero es a que la cajita redondita de la foto es la que me compré, y pagué en pesetas, el siglo pasado.

Eso nos da una idea de lo presumida que es la que suscribe y es el único consuelo que me queda para tratar de comprender mi carencia absoluta de fotogenia.

Si os habéis fijado bien, esta reliquia del pasado está dando sus últimos coletazos. Tanto es así que llevo meses valorando la idea de comprar un nuevo maquillaje que ocupe su lugar. Decisión que estoy posponiendo pues, por un lado, sentimentalmente hablando, me cuesta desprenderme del que tan buenos servicios me ha prestado a lo largo de los años y por otro, no tengo ni idea de cuál debería comprar.

Por eso, al abrir hoy la Caja Nonabox de noviembre y ver su contenido no he podido contener un grito de alegría y sorpresa. Escondida entre un montón de productos para los más peques había una crema Nivea antiarrugas, de color y con factor de protección solar. Exactamente lo que necesito. He decidido que aprovecharé lo que queda de semana para despedirme de mi antiguo maquillaje y a partir de la semana que viene empezaré a utilizar mi nueva crema. Ya os contaré como salgo en las fotos a partir de ahora.

collage

Los otros productos que contenía la Nonabox y que podéis ver en las fotos son:

1. Un cochecito verde de Andrey Toys.

2. Un coletero de Cuini en forma de flor que me ha gustado pues, creo yo, mi hija todavía tiene edad para llevar este tipo de complementos.

3. Un adorno navideño en forma de seta de la firma Blaubloon.

4. Un cuento tamaño bolsillo de la editorial Jaguar.

5. Un bibe con cierre antiderrames, con clip, ultra ligero y robusto. hecho de material resistente polipropileno. Ahí es nada.

6. El anuario de la Guía el Niño.

7. Un cambiador de la marca Moltex con dibujos de Pocoyo y

8. Algo que yo no había visto en mi vida pero que mis hijos han reconocido de inmediato: unos purés de fruta de la firma Ella´s Kitchen y que podéis encontrar en Baby Deli. ¿Qué como es posible que mis hijos lo hayan reconocido si yo no lo había visto jamás? Pues porque, al parecer, hay niños que lo llevan de merienda al col. Ellos, de hecho, lo van a llevar mañana.

Además en dentro de la caja he encontrado la explicación acerca de la campaña navideña que Nonabox va a poner en marcha desde ya y que se llama NaviDAR.

La idea es que las mamás que hayan recibido o vayan a recibir Nonabox este mes guarden la caja y a lo largo del mes la vayan llenando de cosas útiles y en buen estado que, a partir de diciembre, serán donadas a familias en situación de necesidad. Evidentemente, no hace falta decirlo, además de cosas nuevas podemos meter cosas de segunda mano siempre y cuando estén en buen estado.

En diciembre, cuando el mensajero traiga la nueva caja, se llevará la que nosotros hayamos llenado. La idea es buena, ¿no? Si alguna dedice hacerlo tedría que avisar a Nonabox para que desde allí avisen al mensajero de que no puede volver con las manos vacias.

Os dejo el enlace a NONABOX y algunos avisos:

NONABOX

MERCADILLO PULGAS DICIEMBRE 13

salamanca

1 Comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *