Saliendo al paso.

la foto (3)

Hoy ha sido un día de esos intensos en los que no ha faltado visita al dentista, búsqueda de pantalones para el segundo de mis vástagos que ha decidido crecer varios centímetros de golpe de un día para otro, asistencia a la presentación de una nueva marca de ropa para niñas, café con amiga, comida asiática -en un chino de toda la vida pues no debo de ser nada fashion y no acabo yo e encontrarle la gracia a eso del sushi-, catequesis, propiedad conmutativa -asociativa y distributiva también-, visita inesperada a última hora de la tarde y, en un arranque de responsabilidad doméstica, limpieza a fondo de un armario lleno de botellas que no se han tocado en los últimos diez años y de vasos cubiertos por una capa de polvo tan densa que me han hecho pensar irremediablemente en la pobre Pompeya tras la erupción del  Vesubio.

Y todo ello acompañado de incontables mails respondiendo a vuestras preguntas sobre Compritas Comuniones.

Valga todo esto como excusa y justificación al post de hoy que no es, vamos a ser realistas, el mejor post que se puede escribir. Ahora bien, el hecho de que el continente no sea el adecuado no quiere decir que el contenido no sea bueno. El contenido de este post, creedme, es  muy bueno. Tan bueno que, desde que lo conozco, siento una imperiosa necesidad de renovar el bolso, los edredones de mis hijos, los cojines del salón, el albornoz de la niña y el papel pintado del pasillo.

De todo esto vais a encontrar en la web que os voy a enseñar y de la que tuve conocimiento el domingo pasado en el networking organizado por Petit Style antes del desfile.

La marca se llama ROOM SEVEN y su creadora es hija de los fundadores de una firma que todas conocemos: OILILY.

Las imágenes que os dejo no son de mucha calidad -más bien de ninguna- pero no estoy especialmente preocupada porque entrando en su web podéis ver lo que yo os enseño y muchísimo más.

la foto

la foto (2)

la foto (1)

ROOM SEVEN

Feliz fin de semana.

Feliz semana.

2 Comentarios

  • Qué mono!!!!!! voy a echar un vistacillo!!! Mil gracias!!! Por cierto que mi hijo mayor aún le falta para hacer la Comunión pero en un par de añitos ya te preguntaré por trajes de comunión para niños porque eso del almirante y del marinerito no me convence nada de nada. Un besote.

  • carmenhf dice:

    yo también me sumergí ayer en el maravilloso mundo (y sub-mundo) de la propiedad conmutativa y asociativa!!! qué casualidad!!
    Y tú dirás :qué vida más ingrata! me mato a escribir y a hacer un collage de una marca (preciosa) y esta energúmena se queda sólo con lo de las mates…
    ¡¡ es que me ha hecho ilusión !!
    #muyfandeROOMSEVEN

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *