Re-educando al Mindu.

 

MINIPSICÓPATA

En el cole de los niños es obligatorio que los críos de primaria traigan los exámenes a casa para que los padres los veamos y los firmemos. Hasta la semana pasada me parecía una buena idea pero ahora pienso que no, “ojos que no ven, corazón que no siente”.

El viernes el Mindu me enseñó su último examen de Lengua y todavía no me he recuperado de la impresión y de la preocupación. En la última pregunta, la décima, el profesor pedía a los niños que inventaran un personaje nuevo para el cuento de Caperucita Roja y que lo describieran. Dejaba unas diez líneas para que los niños se pudieran explayar a gusto.

La descripción de mi hijo, sin embargo, no necesitó de tanto espacio. Su escueta respuesta fue: “un borracho, gordo, ladrón y asesino”.

Comprendiendo que tengo un proyecto de psicópata en casa, he recapacitado mucho sobre la educación que estoy dando a mis hijos y he llegado a la conclusión de que algo está fallando.

Y, como una cosa lleva a la otra, he recordado el último evento al que me invitó la firma IMAGINARIUM en el que, además de presentarnos la nueva colección de juguetes, nos explicaron la Teoría de las Inteligencias Múltiples de Howard Gardner.

Lo que yo entendí, que no tiene porque ser lo que la pedagoga dijo, es que todos nacemos con ocho inteligencias y que unas se desarrollarán más que otras en función del entorno, los estímulos, etc.

También nos dijo que un niño solo aprende jugando y lo que vais a ver a continuación es una breve explicación de los distintos tipos de inteligencias con algunas imágenes de los juguetes que ayudan a potenciar cada una de ellas. Eso sí, hay que tener en cuenta que un juguete puede contribuir a desarrollar más de un tipo de inteligencia.

IMA1 IMA2 IMA3 IMA4 IMA5 IMA6 IMA7 IMA8

Ya sabéis que todos estos juguetes y muchos más los podéis encontrar en IMAGINARIUM.

Pues nada, por más que miro y re-miro los ocho tipos de inteligencias, no acabo de encontrar en la que encaja el mini-psicópata ese que tengo por hijo.

2 Comentarios

  • carmenhf dice:

    la culpa no es exactamente del Mindu,
    el cuento en “sí mismo ” ya se las trae…
    ese lobo que se traga a la abuela, ese momentazo de abrir la tripa al lobo (que no dice ni mú ) y sale la abuela entera,
    creo que la historia mejoraría considerablemente si apareciese un ladrón gordo y borracho!!! jajajaja

  • Peripepa dice:

    Pues mira, creo que Carmen hf tien toda la razón, ja,ja,jaa…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *