La culpa fue de Labubé.

 

Imagen1

Teniendo en cuenta mis cualidades innatas para la práctica del pádel -cuerpo atlético, piernas rápidas como el rayo, posición perfecta en la pista y control absoluto del drive, el “left”, la bolea de derecha, la del revés, la bandeja, el globo, el mate, el remate, la pared, la contra-pared y la requetecontrapared- no acierto a entender cuáles son las razones por las que mi compañera y yo no nos clasificamos para la final del Torneo de Pádel Compritas que se celebró el sábado pasado. Bueno, realmente no consigo comprender cómo es que no llegamos a semifinales… ni a cuartos… ¿Quizás fue porque perdimos casi todos los partidos de la primera ronda? No sé…

El caso de mi compañera, Ana, lo tengo claro. Se pasa el día en las nubes. Incluso cuando su cuerpo aterriza y baja del avión, su cabeza se queda allá arriba dando vueltas en círculo y, claro, así es un poco complicado que se centre en el juego. Aún así, mi pericia debería haber bastado para compensar su “empanamiento” pero el sábado no ocurrió así.

La única razón razonable (redundancia) que se me ocurre para explicar a catástrofe es que, nada más empezar el torneo, me llegó un correo de Carlota diciéndome que ya estaba publicada en la web su tan esperada colección. Yo creo que las ganas y la curiosidad por ver -después de algunas temporadas de parón- sus nuevas propuestas hicieron que mi cabeza se fuera a hacer compañía a la de mi compañera echando por tierra nuestras aspiraciones de podio.

Una vez concluido el multitudinario evento deportivo -cientos de miles de personas presenciando la final- pude saciar mi curiosidad que, tal como me imaginaba, no quedó decepcionada.

Una colección llena de grises y negros -Carlota fue la responsable de que rompiera uno de mis más férreos principios en lo que a vestimenta infantil se refiere: nunca de negro- con algún toque de color extremadamente suave. Creo que el estilo ahora se llama “boho-chic” pero lo mismo tiene otro nombre. Yo os dejo algunas imágenes y el enlace y ya me diréis si os gusta.

Personalmente, y así se lo he dicho a la diseñadora, creo que su colección tiene una pega muy grande, solo llega hasta la talla 10.

6 5 4 3 2 1

LA BUBÉ

3 Comentarios

  • carmenhf dice:

    iba a decir buenos días, con esto lo digo todo…
    buenas tardes ya…casi noches!
    me cuesta traspasar la barrera del negro para las niñas, será porque yo abusé hasta aburrir de ese color durante años y años y estoy segura de que mis vástagas abusarán también de ese color en la cada vez más próxima adolescencia que me resisto, AUNQUE he visto cosas muy muy ponibles incluso para mí!! habrá que convencer a Carlota para que saque una colección “pre-ado” y “ado” , bss

  • Zulema dice:

    Totalmente de acuerdo contigo, en que yo tampoco entiendo como no pude ganar yo y en que la colección debería tener más talla. Ideal! Como estaría mi Sofía……

  • Ana Martínez dice:

    Cierto, cierto, cierto, por más que intento bajar la cabeza de las nubes no lo consigo. Hoy he empezado con una nueva táctica, dada nuestra desastrosa actuación en el torneo del sábado, consiste en tener fé y seguridad en lo que hago y hoy, al menos, me ha funcionado. Ya veremos mañana.

    Es evidente que Carlota tiene fe y seguridad en lo que hace. A la vista está.
    La colección es preciosa, ¡enhorabuena!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *