La ovejita sonora y la Nonabox de julio.

ovejita

Este mes la cajita NONABOX ha venido con sorpresón. Además de un montón de cosas de las que ya estoy dando buena cuenta, en la caja ha llegado una oveja contorsionista. Y digo yo que la oveja es contorsionista porque es la única forma de comprender que tamaño mamífero lanudo cupiera en la caja.

Además de su capacidad para la contorsión, la oveja tiene otra particularidad: viene provista de un mecanismo que reproduce el sonido de la lluvia, el latido de un corazón, el mar o las ballenas –o eso dice mi hijo-. Esto no lo había en mis tiempos y, no estoy muy segura, en el de mis hijos tampoco. La oveja que se llama Sleep Sheep es de la marca CLOUD B.

Nada más ver al bovino pensé que era el regalo ideal para mi sobrino pequeño quien apenas tiene seis meses. Bueno, además de creer que al niño le gustaría lo que de verdad pensé es que iba yo iba a quedar de cine con mi cuñada, es decir, su madre.

Así se lo hice saber a mis hijos quienes ya estaban toqueteando al animal –les dije lo del primo, claro, no lo de la madre- y entonces el mediano –Mini-Romay, 9 años, 40.5 de pie- me dice muy serio que no se lo podemos regalar a su primo porque él sin el ruido de las olas no se puede dormir.

Claro, pensé yo, es lo que nos pasa a los que vivimos en Madrid, que estamos tan acostumbrados al olor a “pescaíto”, a la brisa del mar y al sonido de las olas acariciando nuestros oídos que el día que nos faltan ya no podemos dormir…

Al niño no le respondí. Cuando dice tonterías de este calibre –unas cuantas cada día- prefiero ignorarle pues si lo pienso fríamente tendría que preocuparme y ya bastantes preocupaciones tiene una en esta vida.

Pues bien, el lunes fui a casa de mis cuñados con el magnífico regalo para el peque. Y no habíamos terminado de abrir la caja cuando una exhalación en forma de niña de dos años –su hermana- agarró la oveja y, mucho me temo, que el pobre crío no la ha vuelto a ver.

Pero ese ya no es mi problema. Lo que sí son mías son todas las otras cosas que llegaron en la caja y que os cuento ahora:

nonaboxjulio

1. Un gel de baño pediátrico de la marca BABÉ. Viene en formato especial para viajes. Dice la publi que es un formato muy práctico y puedo dar fe pues es el que me he traído a la playa.

2. Gel de higiene íntimo LACTACYD. Es tan íntimo que no me parece muy apropiado hablar de él.

3. Leche corporal MÉTODO MILTON que hidrata la piel del bebé y está indicado para pieles sensibles. Se lo he adjudicado al Mindu pues tiene la piel muy sensible. Desgraciadamente es lo único sensible que tiene. Cada día está más bruto.

4. AQUAKIDS que son los bañadores desechables de MOLTEX y que también se los he regalado a mi sobrino. Así el pobre podrá tener, por lo menos, un regalo de su tía.

5. Súper-práctica la barrita CALMATOPIC indicada para los pequeños golpes. ¿Qué os apostáis a que antes de que termine la semana la he estrenado?

6. Un bálsamo de la marca sueca ORIFLAME. Además de tener un estupendo aroma a coco, esta crema sirve para calmar picaduras de mosquito, quemaduras, grietas, etc. A la espera de alguna picadura imprevista o alguna quemadura no deseada creo que vamos a emplear la crema en alguna que otra grieta…

7. Llega también información sobre la plataforma de la FUNDACIÓN HAZLOPOSIBLE cuya función es recaudar fondos a través de microdonaciones para luego hacérselos llegar a distintas ONG´S que los necesitan para poder poner en marcha sus proyectos sociales.

Como veis la NONABOX de este mes ha llegado muy completita. Si queréis saber más sobre NONABOX pinchad AQUÍ.

1 Comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *