Mira que mona.

Imagen1

Con este título seguro que pensáis que os voy a hablar de mi hija, ¿verdad?

Pues pudiera ser porque, claro, mi niña está “muy mona”… O eso pienso yo que para eso soy su madre.

Además, las expresiones “mira que mona” o “qué mona es” o “qué mona está” o “va monísima” son de las que yo utilizo trescientas cincuenta y cuatro veces al día. Por lo menos…

Pero vayamos al grano. Lo que os traigo hoy es un nuevo proyecto que se llevaba cociendo hace un tiempo. De hecho, aunque la web ve la luz ahora, algunos de sus productos ya se podían adquirir por otras vías. Es más, las que vinisteis al último Mercadillo de Compritas los pudisteis ver y algunas, doy fe, incluso comprar.

Además de capazos de los que están tan de moda, en la web de MIRAQUEMONA vais a encontrar un montón de bisutería “muy mona” para las niñas, para nosotras, para los niños y para ellos. Es totalmente personalizable ya que podéis encargar el color que más os guste para cada cosa ya sea collar, pulsera, anillo o gemelos.

Los precios de escándalo. No os digo más. Os enseño una muestra y todo lo demás lo podéis ver en:

MIRAQUEMONA
miraquebonita1 miraquebonita2 miraquebonita3

1 Comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *