Invitada especial en bañador.

Aunque no os dije nada, gracias a vuestra innata perspicacia, la semana pasada pudisteis comprobar que he iniciado una colaboración en el blog de la firma Pasito a Pasito. Como últimamente siempre estoy o acelerada o dormida no he llegado a contaros la ilusión que me hizo que la marca me propusiera esta colaboración. Os lo cuento ahora porque soy de las que piensa que más vale tarde y nunca, que nunca es tarde si la dicha es buena y que de bien nacidos es ser agradecido. También soy de las que piensa que mas vale pájaro en mano que ciento volando pero eso ahora no pega nada así que olvidadlo.

Como os digo la propuesta me hizo mucha ilusión y me llenó de orgullo y satisfacción. De hecho, me sentí tan orgullosa que les pedí que me enviaran algún distintivo para poner en el blog para que todo el mundo se enterara de la feliz noticia.

Me enviaron este banner que es el que luce, desde entonces, en el margen izquierdo de Compritas.

PASITOAPASITO

Y fijaros si no estaré acelerada o dormida que hasta hoy no he caído en la cuenta de que el osito es el del logo de la marca. Hasta hace un rato pensé que el osito era la blogger, es decir, yo. Eso es modestia ¿verdad?

En el primer post que escribí para Pasito, hice un repaso por algunos de los productos de la firma que han tenido y tienen mis hijos. También escribí sobre una de las nuevas colecciones de  saquitos y bolsas que han lanzado recientemente y que es una monada.

En el segundo post, que ya está colgado en su blog, hablo sobre las colecciones de baño de la marca en general y sobre la de este año en particular.

Como en estos momentos estoy más dormida que acelerada, y siempre con el permiso de la firma, he decidido optimizar recursos y sacar el mayor rendimiento posible al trabajo realizado. Es por ello que os transcribo tal cual el post que ya está colgado en el blog de Pasito desde el lunes pasado.

“Hace unos días, en el primer post que escribía como colaboradora de este blog, os hablaba de la dificultad que se me planteaba a la hora de hablar de la firma Pasito a Pasito dado que yo, como mucha gente y muy equivocadamente, en un primer momento siempre la asocio a productos para los bebés. Un error de bulto, efectivamente, pues Pasito a Pasito también destaca, año tras año, por sus colecciones de baño que son, bien lo sé yo, de las más esperadas por las madres preocupadas por llevar a sus hijos como soles hasta debajo del agua.

Mientras escribo estas líneas tengo entre mis manos –o, mejor dicho, encima de la mesa- la nueva colección para este verano 2013 que, por cierto, va a estar aquí antes de que nos demos cuenta.

Para hablar del baño de Pasito no tengo problemas pues es de los que se repiten en el armario de mis hijos año tras años y, gracias a Dios, todavía estoy a tiempo de que se repitan un par de años más. Éstos, en concreto, fueron los que tuvieron el año pasado:

PASITO0

Aunque creo que no hace falta, voy a explicaros las razones por las que creo que elegir el baño de Pasito a Pasito es siempre un acierto.

1. En primer lugar la marca ofrece una gran variedad de modelos muy adaptados a cada edad. Tiene colecciones muy dulces que son perfectas para los niños más pequeños…

pasito1  

… y tiene otras, las que me vienen bien a mí, que se ajustan perfectamente al estilo que ya les gusta a los niños y niñas más mayores. Por ejemplo, ya el año pasado mi hijo mediano me dijo que él ya no quería llevar bañadores de flores pues sus amigos no lo hacían. Por eso en aquel momento escogí el modelo de cuadros que os he enseñado y éste año, aunque sigo dudando pues me gustan todos, creo que escogeré éste que tiene un estampado menos infantil pero igualmente bonito: 

pasito2

 2. Otra de las ventajas de la marca, sobre todo si pensamos en esas madres cuyos hijos tienen que ir perfectamente combinados de los pies a la cabeza – y no pienso en nadie en concreto- es que las colecciones de Pasito suelen ser completísimas: bañadores, toallas, cestos, camisetas, kurtas… ¡hasta el lazo para el pelo! Y para muestra, un botón: 

pasito3

3. Además, Pasito a Pasito cuida el detalle al máximo: lazos, volantes, detalles en las camisetas que suelen ser especialmente bonitas… Este año me han llamado la atención los acabados de las mangas de estas camisetas: 

pasito4

4. Por supuesto, los hermanos siempre perfectamente combinados pero cada uno con prendas y diseños adaptados a su edad: niño pequeño con niña pequeña, niño grande con niña pequeña, niña grande con niños pequeño, niña y niño pequeño con niña grande, niña pequeña con niño y niña grande, niño y niña grande sin niño pequeño…

pasito5

 4. Para algunas colecciones se utiliza el mismo estampado para vestir niños y niñas pero en otras lo que hace es combinar distintos estampados y jugar con los colores.

Aunque yo he sido siempre de utilizar los mismos estampados para unos y otros ahora, que mi hija ha decidido –y con razón- que ya no quiere vestir como sus hermanos, utilizo con frecuencia esta segunda opción. Ella se queda contenta porque se ve diferente a sus hermanos y yo me quedo encantada porque les sigo llevando “combinados”:

pasito6

 5. Por último, aunque seguro que me dejo muchas más cosas en el tintero, tengo que hablar de un tema que me parece de vital importancia: el biquini. Y debo decir que habitualmente Pasito, pero muy especialmente este verano, nos permite vestir a las niñas -que casi no son tan niñas y por eso ya no quieren bañadores- con   unos biquinis muy, muy adecuados a su edad. Estos son algunos de ellos pero aún hay más.

pasito7

 En fin, que otra vez más nos lo ponen difícil. Si no tenía muy claro que modelos elegir para mis hijos, después de escribir este post lo tengo menos claro aún.

Y vosotras, ¿sabéis ya cuál es el que más os gusta?”

Pues si os cuesta decidiros entre alguno de éstos, ya veréis cuando los veáis todos…

En la web de Pasito a Pasito podéis ver casi todas las colecciones y en el blog han colgado un post con la colección Liberty que es una preciosidad.

A patir de mañana, y no lo demoro mucho más, voy a empezar a enseñaros lo que habrá en el mercadillo. La idea es convencer a mi amiga Aran, la mala-malísima de Burgos que se venga. Bueno, la idea es convencer al señor que vive en su casa para que la traiga y si eso ya es demasiado que, por lo menos no le ponga demasiadas pegas.

4 Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *