Operación Estrella Roja

—————–

Hace casi un año el SQVEMCYEEPDMH y yo decidimos que ya iba siendo hora de que los Compritas Boys dejaran de hacer los deberes en la mesa de la cocina, en el suelo del salón o en la mesita de Ikea que tenían en su habitación. Esa que le compras a los niños cuando tienen dos años pero que, cuando el niño mide casi metro y medio y lleva un 40 de pie, solo sirve para que te sientas mala madre al ver como a tu hijo no le cabe el trasero en la silla y necesita prismáticos para ver lo que pone el cuaderno que hay sobre ella.

Una vez tomada la decisión la dejamos reposar unos meses -no fuera a ser que nos estuviéramos precipitando-. Después inicié -conociendo mi gusto exquisito, él delega en mí esas responsabilidades- una ardua labor de búsqueda de la habitación ideal, es decir, la que sin dejar de ser mona tiene un precio razonable. Por fin, hace casi un par de meses, conseguimos que nuestros hijos tuvieran una habitación adecuada a su edad: dos camas de dos metros en las que el Mindu, de momento, se pierde pero que a Tachenko, con el ritmo que lleva, le quedará pequeña pasado mañana; dos mesas del tamaño perfecto para que estudien las oposiciones a registrador, el uno, y a notario el otro y; dos sillas con ruedas que han sido el gran error de mi vida y que, a fecha de hoy, ya han dejado la tarima marcada de por vida. Por supuesto todo ello era blanco hace dos meses habiendo adquirido ya una tonalidad gris debido al uso indebido que mis hijos están haciendo de todo ello.

Nuevamente, con el fin de no precipitarme y porque en tema decoración nunca he tenido las ideas muy claras, decidí tomarme mi tiempo para sopesar qué artículos textiles deberían dar color al aposento de mis vástagos. Estaba ya casi convencida de que lo ideal serían unas fundas nórdicas y unos cuantos cojines escoceses -en distintos tonos- cuando me llegaron estas mantas, regalo de mi ahijada Lourdes de KEIKI quien, he de decir, cada día hace cosas más monas:

keiki

 No os niego que a mí gustaron mucho pero absolutamente nada en comparación con lo que les han gustado a mis hijos, sobre todo los niños con o. Aunque, ahora que lo pienso, no sé si les han gustado o les han obsesionado, especialmente a la reencarnación de Romay -es que le voy a rebautizar-: por supuesto, haga frío o calor, hay que extender la manta encima de la funda nórdica y con la letra bien colocadita que como se nos tuerza un poquito tenemos pesadillas. Pero es que o queda ahí la cosa, es que para hacer los deberes también nos ponemos la mantita sobre las piernas: tiene mi hijo tal pinta de abuelita que un día de éstos me voy confundir y en vez de ponerle a estudiar Cono le voy a encargar que me haga un mantelito de ganchillo.

Con este panorama, os podéis imaginar, la Misión Cuadro Escocés ha sido abortada y hemos dado paso a la Operación Estrella Roja. Necesito encontrar cosas estrelladas y monas que combinen con la Manta de la Obsesión.

Y es aquí donde me digo, ¿para qué me sirve a mí tener dos decoradoras y estilistas en plantilla? Pues precisamente para eso, para que me digan donde puedo encontrar el ajuar estrellado necesario -y ya imprescindible- para dar el toque final a la habitación de los niños.

No sé que os parecerá a vosotras pero creo que Paloma y Marta sí me dan alguna idea interesante para solucionar mi problema:

5

Esta cama es de Maison du Monde

3

Funda nórdica Verme 70€. Cojines de tres
estrellas de 12€ a 8.50€; Cojín rojo de una estrella de 15 a 10.90€. Todo ello de TEXTURA

2

Stickers de FERM LIVING

1

 De izquierda a derecha y de arriba abajo: 1. Funda cojín Marinrec de 12 a 5.90€; 2. Sábana Marin de 43 a 29.90€; 3. Funda de cuadrante Kripton de 10 a 9.00€; 4. Funda cojín Marincua de 15 a 7.90€; 5. Toalla Polin de 12 a 6.90 (50×100) y de 19 a 8.90 (70×140); 6. Toalla Mask de 10 a 9€ (50×100), de 16 a 14.40€ (70×140) y de 24 a 21.60€ (100×150).  (Luego os digo de donde es cada cosa).

Nuevamente gracias a  Paloma Pacheco y a Marta Martínez Ajuria, esta vez por ahorrarme mucho el trabajo de ir de aquí para allá buscando estrellitas.

Avisos hay unos cuantos e interesantes:

1. En Vente-Priveé ha empezado hoy una campaña de VITIVIC a la que podéis acceder desde AQUÍ. Por supuesto si os piden madrina yo encantada si ponéis el correo de Compritas: compritasparalospeques@gmail.com

2. Mañana, también en Vente-Priveé, empieza venta de PASITO A PASITO de quien, por cierto, hablaremos la semana que viene…

3. En Boutique Secret acaba de empezar una venta de LOURDES que encontraréis AQUÍ.

4. En MAMUKY seguimos con PETRITAS que es ideal.

5. La semana que viene también tendremos algunos avisos que os van a gustar y uno de ellos espero que os guste mucho….

6 Comentarios

  • Belén dice:

    Yo también cometí el error de comprarles las sillas de estudio de ruedas y cuando empecé a ver que la madera se estropeaba decidí ponerles unas alfombras de maderitas del mismo color del suelo. No desentonan, las ruedas se mueven perfectamente y encima protegen. Como las maderitas son duras y de 2 cm de anchura, pues son resistentes. Las tienes en Aloja do gato preto, e incluso en los chinos. No se si te servirá esta solución. A la niña (17 años) como la habitación es normal se la puse del mismo color del suelo y al niño (16 años) que “vive” en la buhardilla que es bastante grande, pues se la puse en una madera un poco más oscura para que convinase con los muebles y contrastase con la colcha en un azul seco. Me encanta tu blog. Besos. Belén (Toledo)

  • Begoña Alba dice:

    Genial, María!
    Gracias por hacerme reír esta mañana.
    Tengo niños pequeños y esa mesita de ikea…. Y me he visto totalmente identificada!!! El mayor tiene ya 5 y el pequeño 2 meses. No creo que llegue a usarla pues era bastante destrozada con esa tonalidad gris de la que hablas, aunque en mi caso tira más a marrón….

    Te parece bien si te enseño más cositas de mamabee? En su día y por sorpresa hiciste algún comentario y sabiendo que te gusta si te parece te envío alguna novedad.

    Un beso!!

  • nuria dice:

    Ahh! Osea que por éso compraste la alfombra de la comunidad autónoma de Madrid, no?.
    Pues mi hija de 8 años sigue en la mesa de ikea y me da una pena… pero es que todo lo que veo mono es carísimo. Dinos una marca de mubles bonitos y baratos , anda.

  • jajajaa creo que todas nos sentimos malas madres por las mismas cosas… Ikea hace mucho daño jajaja
    Me parece muy buena idea lo que dice Belén de las alfombras de tablillas. Probaré 😉

  • Virginia dice:

    Mira que me gusta todo lo que hace Lourdes. Yo todos los veranos confío en ella para hacerle a mis niños camisetas a juego con los bañadores y el año pasado el mayor estreno una toalla preciosa con su nombre y estrellas.

  • sofas de 140 dice:

    Gracias por la información. No conocía tu blog. De ahora en adelante te leeré.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *