Moda Bautismal…

—————

Lo que os voy a contar ahora me pasó hace una semana. He estado todos estos días dudando si contároslo o no pues no dice nada bueno de mí. Finalmente os lo voy a contar pues, nunca se sabe, puede ser de ayuda para alguna de vosotras.

El domingo pasado acudimos toda la familia a la misa de niños de la parroquia dado que como El Mindu y Tachenkín hacen la Primera Comunión el año que viene, si no les excomulgan antes, es a las que no toca ir. Nada más llegar me di cuenta de que algo no iba bien: los niños no se sentaron con su grupo de catequesis y en las primeras filas había nueve niños acompañados por nueve catequistas.

En cuanto comenzó la misa supimos de qué se trataba: bautizos. Pero no eran bautizos al uso pues los que se bautizaban eran niños que este mismo año recibirán la Primera Comunión.

La ceremonia, que Dios me perdone, fue un poco pesada y eterna… muy eterna: renovaciones de las promesas del bautismo de los padrinos; nueve renovaciones de las promesas del bautismo de futuros bautizados que, realmente, no eran renovaciones puesto que no había habido bautismo; nueve bautismos propiamente dichos, nueve bendiciones -una por una- con imposición de manos… ¡Una misa eterna!

En un momento dado y sin saber como ocurrió, pues yo estaba atentísima a lo que allí estaba aconteciendo, me fijé en una de las niñas ya que, además de tener una cara preciosa, llevaba -no se me había ocurrido antes- un vestido idóneo para la ocasión.

A partir de ese momento mi cuerpo continuó en la iglesia pero mi mente se vino a casa y se conectó a Internet: de repente, había caído en la cuenta de que se ha hablado muy poco -quizás nada- de “moda bautismal tardía”. Los ojos se me abrieron y fui consciente de la injusticia que la historia de la moda había cometido con estos niños quienes por tomar la decisión de ser bautizados de una forma consciente merecen todo mi respeto y admiración.

Efectivamente, el mundo de la moda en general y de la moda infantil para ceremonia en particular, se han olvidado de estos niños. Hay propuestas para bautizar bebés, para tomar la Primera Comunión; o para asistir a una boda. Pero no hay nada que ayude a las madres a vestir a sus hijos para tan importante ocasión.

Y como no les vamos a poner un faldón de cristianar, aquí van algunas ideas -las que a mí me más me han gustado- con las que las niñas se verán un poquito más arregladas que de costumbre que es de lo que se trata ¿no?. A ver qué os parecen.

bautizos

1. By Nine; 2. El Vestido de Oliviva; 3. Tulipe&Nettle; 4. Massimo Dutti; 5. Teresa Lecia; 6. Zara; 7. Nicoli; 8. Bon Point; 9. N+V

Para niño creo que la opción que más me ha gustad es de Teresa Palazuelo:

0bteresapalazuelo

————

1 Comentario

  • Carla dice:

    Los peques son los protagonistas de las celebraciones, bautizos o comuniones. Y quería compartir con vosotros un enlace que he encontrado para vestirlos elegantes y exclusivos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *