PETUNIA vs. BUGANVILLA

———-

Yo ya lo sospechaba

Ayer o anteayer, que ya no sabe una en que día vive, escuché en las noticias que tras un concienzudo estudio se había llegado a la conclusión de que el ochenta por ciento de las compras que se hacen por Internet las hacían mujeres. Y yo me dije a mí misma y os digo ahora a vosotras: ¿realmente hacía falta un sesudo estudio para llegar a tal conclusión?

Personalmente sí soy compradora online, ocasional…

Me lancé a la apasionante aventura de la compras online hace más de cuatro años, tras vencer la feroz resistencia del señor que vive en mi casa pues él no lo veía muy claro ya que, por principios, él desconfía hasta de su sombra. Debo decir que las experiencias -salvo en muy contadas ocasiones- han sido plenamente satisfactorias.

Una de mis últimas compras la realicé hace dos o tres semanas en la campaña de Neck&Neck en VENTE-PRIVEÉ. No os voy a contar todo lo que compré porque, ¿para qué? Si lo tengo todo bien escondido y nadie se ha dado cuenta de nada…

Solo os mostraré, pues es el fruto de mis desvelos de los últimos días, este conjunto de vestido y polo de cuello vuelto que compré para la niña de mis ojos. Debo decir que su compra me ha producido inmenso placer pues, desde que viera el vestido en el catálogo del año pasado, he anhelado poseerlo.

 

No vamos a entrar en valoraciones. A algunas os gustará mucho por su aire hippie y a otras no os gustará nada precisamente por lo mismo. El caso es que se lo he probado a la niña y sí, para estar por casa, le queda muy mono.

A las que ahora mismo estáis pensando el problema de salud mental que debo tener por comprar vestidos de Neck a mi hija, en vez de batas, para estar por casa ya os adelanto que estáis “errando”. El vestido, de momento, no ha salido de casa porque se da la circunstancia de que no tengo ningún leotardo que le vaya bien.

Hete aquí el verdadero fruto de los desvelos de los que os hablaba antes. No tengo leotardos ni posibilidad humana de ir a una tienda a comprarlos en un futuro inmediato: entre el trabajo, el blog, los niños, sus extra-escolares, sus disfraces para las funciones del cole, sus amigos invisibles, sus cumpleaños, mi “sagrado” pádel, la manita que les estoy echando a Sus Majestades de Oriente, etc., etc. no he encuentro momento de coger el coche y desplazarme los kilómetros necesarios hasta la tienda de leotardos más próxima a mi casa.

Así que he decidido comprarlos por Internet, a pesar de incremento del precio por los gastos de envío. Quería haber realizado esta compra mucho antes para poderos contar el resultado pero no ha sido problema pues uno de los graves problemas a los que nos enfrentamos las madres de usuarias de leotardos es el matiz del color.

Y en esas estaba yo debatiéndome hasta que recordé que Cóndor -supongo que es un de las ventajas de ser bloguera- me envió hace tiempo la carta de colores. Ya con ella en la mano he estado un par de días debatiéndome entre el Buganvilla y el Petunia. Yo me inclinaba por el Buganvilla pues como flor me gusta más pero, finalmente, me he decidido por el Petunia pues, definitivamente, se acerca mucho más al tono del polo.

La pregunta lógica ahora es, ¿dónde voy a encontrar una web en la que me vendan unos leotardos Cóndor color petunia de la talla 10? La respuesta la tengo hace mucho tiempo pues se trata de uno de los clásicos de Madrid: la mercería Edelweiss que es donde podéis encontrar prácticamente toda la carta de leotardos y calcetines Cóndor en todas sus tallas, colores y formas: lisos, de canalé, largos, cortos, con borlas, sin borlas, calados, no calados…

 EDELWEISS

Aprovechando que hoy os hablo de leotardos, os voy a dar otras informaciones que os pueden resultar útiles.

La primera puede venir bien a las madrileñas y es una oferta que he en Facebook. La lanza PUNTO Y SEGUIDO BORDADOS y la podéis encontrar AQUÍ.

La segunda información es más triste y está en este flyer: 

WWW.COLYCOL.ES

Tengo algunas informaciones interesantes de mercadillos y showrooms. Esta tarde, en cuanto la organice, la publico.

Feliz miércoles.

 

 

4 Comentarios

  • Naiara dice:

    Gracias María, ya conocía la tienda. Yo también suelo comprar por internet (suelo no, compro muchísimo por internet) y la verdad es que los gastos de envío me compensan… En Edelweiss he comprado muchas veces y lo único que echo en falta es que tuvieran también camisetas interiores y braguitas de niña, sería perfecto. En fin.

  • Pilar Martinez dice:

    A principios de temporada, retirando los vestidos que le vienen pequeños a mi hija y que va a hereder mi sobrina, llegue a contabilizar 6 tonos de azul en leotardos condor, sin contar el azul bebe y el azul marino. A veces creo que perdemos el norte pero si no aciertas con el color de los leotardos, el conjunto se fastidia. Ahora en cambio me toca comprar un par en blanco para el disfraz de angel ¡ jamás creí que compraria un leotardo en blanco!

  • nuria dice:

    Pues desengañate María porque no es ninguno de esos 2 colores. El único color igual es que tenía Neck para el año pasado. Yo también buscaba la talla 10 y me dieron la ref. del color y todo en la tienda Neck, pero no lo tenían en Vente Privee ni en el outlet. Sólo hay calcetines altos, pero no leotardos. El color de Condor no es igual (por lo menos a mí no me lo parece y lo he visto al natural).

  • Pues nada, cuando no se encuentra el tono, lo mejor es meter otro distinto totalmente, y así aciertas fijo.

    Lo del 80% también lo escuché y pensé exaaaactamente lo que tú has dicho. Basta echar un vistazo a la cantidad de mamis que nos movemos por los blogs, webs, etc, etc…Como tu bien dices, no hacía falta un estudio para darse cuenta de éso. Y lo bueno es que muchas de las tiendas que habrían cerrado de otra forma, se están manteniendo gracias a nuesta devoción por darle al Enter…
    Un beso y gracias por tus post. Son siempre ideales.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *