Los pantalones del año que viene

—–

El otro día mi amiga Blanca me envió una noticia y en seguida se me vino a la mente la siguiente historia que os voy a contar y que es real como la vida misma. 

El día diez de septiembre empezó el curso escolar. El día siete, con la previsión que siempre me ha caracterizado, me fui con mis tres churumbeles a El Corte Inglés para comprar a los niños los pantalones del uniforme.

Estaba yo por allí dando vueltas y más vueltas intentando encontrar el pantalón perfecto -en este caso el bueno y barato  ya que lo de bonito no tiene sentido pues lo que necesitaba eran los grises de toda la vida que bonitos, lo que se dice bonitos, pues no son- cuando escuché la siguiente conversación madre-hijo. Aunque, pensándolo bien, realmente era un monólogo pues el pobre hijo no abrió la boca y tan solo se limitó a mirar a su madre con cara de admiración -o ¿era resignación?- filial.

Decía la madre con el típico acento “osea” tan característico en un determinado sector de la población femenina: “desde luego me parecen carísimos estos pantalones para la calidad que tienen, son muchísimo mejores los que te compramos tu padre y yo en Londres el año pasado que eran ideales y mucho más baratos. El año que viene nos vamos todos a Londres a comprar los pantalones y las camisas en Marks&Spencer“.

No escuché más. Antes de que mis -siempre inoportunos- retoños me preguntaran, con el volumen de voz que les caracteriza, las razones por las que yo no les compraba sus pantalones en Londres o, lo que es peor, me organizaran una mini-manifestación y se pusieran a gritar ¡yo también quiero ir a Londres a comprar pantalones!– me di media vuelta y continué con mi misión.

Os podéis imaginar que una, de naturaleza envidiosa innata, se quedó con la copla y con las ganas de ir a Londres a comprar pantalones para sus hijos.

Bueno, pues ahora resulta que no va a ser necesario y es que Marks&Spencer, que me hizo la pascua cerrando sus tiendas de Madrid -nunca cerró Canarias y Marbella-, va a abrir tienda online en España. ¡Hombre!, no es lo mismo que ir a perderte en su sección de cremas, geles y neceseres -¿recordáis?- pero, por lo menos, mis hijos podrán llevar pantalones ingleses al colegio el año que viene, ¡no van a ser ellos menos que nadie!

La noticia, además, advierte de que, si nos vamos dando de alta, nos harán un 20% de descuento en la primera compra.

No os voy a poner imágenes de los productos de moda infantil de Marks&Spencer por dos razones: la primera es que no ando muy bien de tiempo y, la segunda, es que, como os he dicho en alguna ocasión, salvo algunas prendas de punto y poco más, no acabo de encontrar yo mi estilo. También os digo una cosa, al igual que los pantalones para el uniforme deben ser buenísimos -según nos han dicho-, el algodón de los polos, camisetas, ropa interior, etc. también lo ha sido siempre.

Por cierto, he estado investigando los pantalones y os diré que hay de 30 tipos diferentes según composición, patrón -ya sabéis, “slim fit” o no “slim”-, etc. Ello me hace sospechar que la compra online va a tener sus dificultades…

Os dejo el enlace a la página en la que podéis daros de alta. Todos los demás que os he ido dejando en el post son a la tienda online actual. También os dejo los enlaces a los post del NECESER ya que habrá mucha gente que no sepa de qué estamos hablando. Y al final un aviso muy apetecible para las que estemos en Madrid y el próximo miércoles y jueves.

MARKS&SPENCER EN ESPAÑA

1. EL NECESER -Primera parte-

2. EL NECESER -Segunda parte-  

3. EL NECESER -El Desenlace-

4. EL NECESER -La Traca Final- 

 El aviso:

Feliz semana.

5 Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *