Lila Spain

————–

El post de hoy no es, ni de lejos, tan largo como el de ayer pero estoy segura, muy segura, de que , si todavía no conocéis la marca de la que os hablo, os va a encantar.

La información me llegó hace tiempo pero, lo de siempre, un día por una cosa y otro por otra, lo voy dejando pasar y al final se me olvida.

Pero ayer, aprovechando que los niños siguen fuera -desarrollando su creatividad a la hora de vestir-, quedé con unas amigas que me recordaron que esta marca existe y es que, una de ellas, la había descubierto leyendo el blog de Eugenia Silva quien, en su último post, cuenta que, a falta de hijos, le ha comprado ropa de la firma a su sobrina.  Bueno, lo de “a falta de hijos” me lo he inventado yo, ella no ha dicho ni “mú”.

La primera vez que eché un vistazo a su web -la de la firma, no la de Eugenia Silva- pensé que era todo ideal pero que lo que más le iba a gustar a mi hija era, casi con total seguridad, lo que menos me iba a gustar a mí: los bañadores.

Y es que la niña lleva tiempo pidiéndome un bañador liso como el de su amigas. ¡Hay que fastidiarse! Ella que tiene bañadores preciosos de marcas buenísimas al final lo que quiere es un bañador de competición de los que se venden en Decathlon: “mamá, quiero un bañador que no tenga ni flores ni lazos”.

Evidentemente yo, que soy su madre y la quiero mucho, puse en práctica uno de los consejos que doy en en último número de Petit Style -que ya está a la venta-: ojos que no ven, corazón que no sienten. Y la niña está tan contenta en el campamento con un bañador sosísimo de Decathlon que me ha costado unos 5 euros y que la semana que viene se me va a estropear porque, sin darme cuenta, lo meteré en la secadora o lo lavaré con un pantalón negro que destiñe una barbaridad.

 Volviendo al grano, la firma se llama Lila y el del Puerto. Está ya presente en algunas tiendas pero, esto es lo bueno, tiene tienda online.

Encontramos ropa para bebés, como el conjunto de la foto; para niño y niña hasta 12 años; para nosotras y; además tiene un montón de esas tonterías que nunca necesitamos pero siempre compramos: bolsos, estuches, pareos, cajitas….

Os diría que no pongo más fotos para que descubráis las cosas por vosotras mismas pero, para qué nos vamos a engañar, hoy no estoy para muchas florituras. Os dejo la web y ya me diréis si os gusta…

LILA 

Si queréis leer lo que dice Eugenia Silva sobre la marca, que siempre lo dirá con más glamour, clase y elegancia que yo, lo podéis hacer AQUÍ.

———————–

4 Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *