Adictas, super-profes y sorteo del viernes.

aaa

El otro día estuve charlando un ratito con Marián Camino. Ella iba de camino a una de las miles de presentaciones a las que le suelen invitar y yo iba a….. Bueno, no os lo puedo decir por si acaso está leyendo el blog quien no tiene que leerlo pero había unas cosas tan bonitas… vestidos… blusones… camisas…

Marián me contó que está encantada con su nuevo blog, Pretty Addict by Marián Camino, y no me extraña porque le ha quedado precioso. Yo le dije que no suelo entrar por aquello de evitar complejos innecesarios. Pero es lo que tiene, ella es una Pretty Addict y yo una Chocolate Addict (por no profundizar en otros temas más delicados).

Echad un vistazo a ver si os gusta:

Pretty Addict

Me contó que la joyería Mi Fábula le ha diseñado una “Pretty Addict pulsera” y que muchas de sus lectoras, que son tan Pretty Adictas como ella, ya las están comprando. Así, si se encuentran por la calle, saben que son del “mismo club”.

Pretty Addict

Así que ahora ando yo todo el día pensando en algo que nos identifique a nosotras para que nos podamos reconocer por la calle y hacer pandilla pero no acabo de dar con la clave. He entrado en un bucle que va del delantal que evite las manchas de chocolate a la correa para atar a los niños en corto y de ahí no salgo: del delantal a la correa y de la correa al delantal… ¡A ver si se os ocurre algo a vosotras porque lo que es a mí…!

Y, ¿por qué os cuento todo esto? ¿para que veáis que “nivel-Maribel” me gasto últimamente? Pues sí, un poquito. Pero, sobre todo y por encima de todo, para que lo lea mi amiga, la de los pijamas: ¡que lo sepas, bonita!

Pues independientemente de que seamos Pretty Addicts o Chocolate Addicts, una de las miles de millones de responsabilidades que asumimos las madres en estas fechas es la de comprar el clásico detalle de agradecimiento a las profes de nuestro hijos. A mí me ha tocado algún año hacerme cargo de recoger el dinero e ir a comprar el regalito y, sinceramente, no me gusta nada porque el problema no es que no le guste a la profe, ¡A mí lo que me agobia es que no les guste a las otras madres!

Este año, gracias a Dios, no me toca pero si me hubiera tocado, creo que lo tendría claro: una joya de plata personalizada. Si yo fuera profe, que lo he sido, me haría ilusión un regalo así que me recordara a mis alumnos.

La firma de joyería Mi Fábula de la que os he hablado más de una ocasión nos ofrece estas ideas…

Pretty Addict

Pretty Addict

Pretty Addict

MI FÁBULA

Pero ahí no queda todo. Además quieren sortear entre todas nosotras este collar “Super-Profe” que se grabaría, por detrás, con el nombre o frase que la ganadora decida.

Pretty Addict

Si queréis ver más cosas:

MI FÁBULA

Para participar en el sorteo, que termina el domingo a las doce, solo tenéis que dejar nombre y correo electrónico en el formulario que aparece al final de este post que termina con dos puntualizaciones:

1. ¿Qué hacer si nos toca el collar pero ya tenemos el dinero recaudado? Pues nos vamos a tomar una cañita todas las mamás juntas.

2. ¿Pueden participar las mamás de los niños que van a las clases de mis hijos? Pues no son muy lectoras de Compritas pero… ¡Tengo unas ganas de ir a tomar una cervecita fresquita!

14 Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *