Pimpón era un muñeco…

Nanita Nana

En casa todos tenemos un oído enfrente del otro. Tanto es así que, cuando jugamos al Singstar -cosa que nos divierte muchísimo- nunca conseguimos pasar de la línea roja: muy mal, mal y muy mejorable es lo único que conseguimos que nos diga la maquinita.

Aún así, cuando mis criaturas eran bebés -que lo fueron- traté de cumplir con todas las expectativas inherentes a mi rol de madre y una de ellas era, obviamente, dormir a mis niños acunándoles dulcemente mientras les cantaba una nana.

Cumplir con esa tarea fue harto difícil, no solo por mi incapacidad para emitir sonidos melodiosos sino porque mi repertorio de nanas infantiles era, cuanto menos, escasito: dos.

La primera, esa que dice “duérmete niño, duérmete ya que viene el coco y te comerá”. Nunca se la canté porque tenía la sensación de que, más que tranquilizarles para que tuvieran dulces sueños, les podría provocar pesadillas. Siempre he creído que mis hijos son muy listos y que con un mes de vida ya serían capaces de captar el sentido de la atemorizante letra.

De la segunda, que se la canté hasta la saciedad, no puedo acordarme. Llevo una hora intentando recordarla, y no hay manera. Una prueba más de que la inteligencia innata de mis hijos no es heredada.

Luego llegó el gran descubrimiento: el Cantajuegos y su hit parade, Pimpón es un Muñeco. A partir de ahí creo que la canté 2.468.389 veces. Menos mal que fue siempre en la intimidad de la habitación de los niños pudiendo eludir, de forma más que satisfactoria, a los recaudadores de Teddy.

El toque de originalidad a mis interpretaciones musicales lo puse con la banda sonora de mi niñez y que me hacía ilusión compartir con mis hijos: “en un país multicolor, nació una abeja bajo el sol…” (Podéis reír todo lo que queráis pero seguro que alguna hoy va a cantar la Abeja Maya más de una vez).

Y la tienda que me ha traído a la mente todos estos recuerdos evocadores se llama, como no podía ser de otra manera, NANITA NANA. Es una tienda online con ropa -desde la talla 0 hasta la 8- y con una sección de arrullos, sábanas y esas cosas en la que, quizás, podáis encontrar esas sábanas de tamaño un poco raro que estáis buscando.

NANITA NANA

Nanita Nana viene, además, con regalo pues, para facilitarme el trabajo, me envían el flyer del showroom que van a celebrar próximamente. Así no tengo que “preparar collage”.

Y, atentas, porque además del anuncio del mercadillo de Nanita Nana, os dejo unos cuantos avisos más. Las imágenes se amplían pinchando en ellas.

Nanita Nana

NANITA NANA

Nanita Nana

EL JARDÍ D´ARIADNA

Nanita Nana

Nanita Nana

KEIKI

Nanita Nana

EL RECIÉN NACIDO

Nanita Nana

123 ZAPATITO INGLÉS

Y en OFERTIX, tenéis un venta de zapatos que se llaman Garatti, algunos de los cuales son muy monos y no tienen mal precio.

Adiós.

 

 

 

6 Comentarios

  • Trendedero dice:

    Es la suerte de tener niños, podemos cantar fatal, bailar de pena, dibujar dudosamente, pero a ellos siempre les vuelve locos lo que haga su mama.
    Yo hago el loco todo lo que puedo, eso si, de puertas p’adentro, jaja.
    besos,

  • Lucía Almansa dice:

    Buenos días María, aunque no tiene nada que ver con el post de hoy, necesito de vuestra ayuda, para encontrar algún sitio donde tengan tirantes para niñas monos. Mil gracias y sigue entreteniendonos, por favor.

  • Claudia dice:

    María!!! Muchas gracias!! Que descubrimiento. He estado brújuleando por la página de naniita nana buscando sabanitas monas para mi cuna y no solo las he encontrado ideales sino que además he encontrado las capitas de baño grandes que estaba buscando y de paso unos jesusines y pijamitas para mi gordi. Es que ademas el precio es estupendo!! Me apunto la fecha del showroom!!! Gracias!!!

  • María,buenísimo el post de hoy.Totalmente identificada .mi repertorio de nanas eran tb 2 ,la tuya y “Este niño tiene sueño,tiene ganas de dormir ,tiene un ojito cerrado y el otro no puede abrir” si la nana tenía más letra yo, desde luego, no la sabía y el niño que no había forma de que cerrase los ojos e hiciese caso a la reiterada fracesilla de mi nana y ,al final, terminaba yo dormida igual que si contase obejitas.1 nanita,2 nanitas 3 nanitas……

  • María José dice:

    Que gusto da siempre hablar contigo y leerte ¡ni te cuento! Un beso enorme

  • ana dice:

    “…de trapo y de cartón, se lava las maniiitas, con agua y con jabón”
    jajaja esa me la cantaba mi madre cuando yo era bebé, 33 años atrás, ya hora se la canta a mis hijos 😀

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *