La multa y La Llave Hueca

la llave hueca

Y si ayer os hablaba del viernes, hoy os hablo del jueves que también fue un día intenso.

Empezar, lo que se dice empezar, no empezó muy bien. Los despertadores hicieron huelga por lo que el comienzo del día fue un tanto acelerado. Hicimos en 25 minutos lo que habitualmente hacemos en hora y media lo que  me hace sospechar que algo mal estamos haciendo pero no os voy a aburrir, es un tema en el que tendré que profundizar.

Tras llevar al Mindu a la cura de su “neverending” papiloma -que está a punto de terminar porque voy a optar por la opción B: amputación del pie a la altura del tobillo- pasé por el trabajo para acabar la mañana visitando a “mi joven” dentista quien no fue demasiado halagüeño con respecto al futuro de mi dentadura.

Después de despedirme de él con un “ha sido usted muy amable, muchas gracias, ya nos veremos…” y con el fin de distraerme y pensar en otra cosa, me fui a visitar La Llave Hueca que es esa tienda que descubrí hace unas semanas al módico precio de los 90 euros que es el importe de la multa con la que fui sancionada minutos antes de aparcar frente a ella.

Conocí a Bárbara, propietaria de La Llave Hueca,  quien me había escrito para decirme que me regalaba el importe de la multa en productos de la tienda y así, en la medida de lo posible, mitigar el disgusto ocasionado por la sanción recaudatoria. Estuvimos hablando y viendo cosas más tiempo del que yo tenía previsto pero mereció la pena,  no solo porque Bárbara es simpatiquísima, sino porque pude ver con detenimiento todos sus productos que tienen mucho estilo y son de una gran calidad.

Me costó “Dios y ayuda” decidirme por algo pero al final me decanté por unas toallas bordadas con la figura de una menina. Tampoco me pude resistir a una de sus famosas “topuchas” que son de lo más recomendables y un regalo perfecto para las Primeras Comuniones. Son toallas con una capucha incorporada que yo encuentro perfectas, sobre todo, para salir de la ducha después de lavarte -a ti o a los niños- la cabeza o para la piscina y la playa.

Las “topuchas”, como el resto de los productos de La Llave Hueca, toallas, sábanas, albornoces, fundas nórdicas, manteles resinados, fundas para la mesa de la plancha -un capricho-, se pueden encargar del color y del estampado que más os guste y, si queremos, se puede bordar el nombre o lo que nos parezca.

En fin, una de esas tiendas en las que puedes estar dos horas hasta que consigues decidirte por un producto porque, en principio, te los llevarías todos a casa.

La Llave Hueca

Os recomiendo que estéis atentas a su web y a su Facebook pues suelen tener ofertas y concursos:

LA LLAVE HUECA

Y mañana os sigo contando porque el día no había hecho más que empezar.

6 Comentarios

  • Mamiteayudo dice:

    Las primeras toallas que compré para el baño de msi hijos fueron de La Llave Hueca: el niño y l aniña dandose la mano con tela de Liberty…. Me encanta esa tienda!!!

  • carmenhf dice:

    aalaaaaa, qué pasadaaaa!!! te volverías loca, viendo así todo ordenadito!! qué gusto por favor!!!

    p.d: sigues bajando de peso??? si sigues así te vas a quedar más fina que un silbido!!!!

  • Lunata dice:

    El día fue intenso pero valio la pena, la tienda es preciosa, y las toallas son monísimas.

  • ¡Qué ganas de leer la segunda parte de tu jueves!
    Besos!

  • REGINA dice:

    ES LA TIENDA, TODO MI AJUAR (HACE YA 13 AÑOS) ES DE ESA TIENDA Y TODO ES MUY MONO Y MUY BUENO, TENGO TODO NUEVO, NO HAY FORMA DE RENOVAR EN LA LLAVE HUECA MIS TOALLAS Y SABANAS…..

  • MARTA dice:

    Me encanta La Llave Hueca!!!!Sus toallas son monísimas y su calidad es fantática. Tienen además unas toallas con capucha para niños y adultos que os las recomiendo a todas.
    Tienen también sábanas y manteles. Es una tienda, que desde luego, merece la pena

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *