De Comunión…

Beychi

Todavía estoy buscando, con el fin de ponerle una demanda por daños y perjuicios, a quien me dijo que un 19 de mayo en Cáceres nos moriríamos de calor.

Pues sí, este fin de semana hemos estado en la Comunión de mi sobrina que estaba preciosa con este vestido de La Ratita Presumida de Don Benito. Al igual que yo combinara el fajín verde del vestido de Comunión de mi hija con un pasador de flores y unas manoletinas verdes, mi cuñada ha combinado este fajín plateado con unas flores grises para el pelo y unas manoletinas plateadas.

beychi

En el caso de mis vástagos, para su indumentaria volví a confiar en Beychi by Navascués -si Letizia confía en Felipe Varela, ¿por qué no voy a confiar yo en Beychi? ¿No os parece?-

Con el fin de tenerlo todo a punto y a tiempo, quedé hace unas semanas con Itziar -propietaria y diseñadora de Beychi– quien me explicó la idea que tenía para el vestido de María. Su propuesta me pareció perfecta así que pasamos al siguiente punto: decidir tela y color. Estuvimos dudando entre dos linos muy finitos, uno rosa y otro azul. Cualquiera de los dos quedaría bonito con el beige de los detalles que llevaría el vestido. Después de mucho pensarlo opté por el azul.

Para los niños pensamos que lo mejor sería unas camisas cuello mao beige y ya me encargaría yo de buscar unas bermudas color camel como, efectivamente, hice tres días antes del evento en cuestión.

Con la tranquilidad de quien ya tiene todo encarrilado, y con un trocito de tela azul en el bolso para ponerme a buscar los zapatos, me fui a casa.

Al día siguiente llame a Itziar para decirle, no sin cierta vergüenza, que prefería la tela rosa. No me preguntéis las razones por las que decidí cambiar de opinión porque las desconozco pero seguro que, en ese momento, hubo alguna y de peso.

Ese mismo día encargué los zapatos de la niña. Hacía tiempo que estaba buscando una excusa para encargar en Belle Chiara unas bailarinas con un gran floripondio y ésta era perfecta. Mi gozo en un pozo: este año no había floripondios beige, tendría que ser blanco. Por un momento pensé en llamar a Itziar para cambiar el color de las puntillas o el modelo entero pero no me pareció muy oportuno. Así que, con una cierta desazón, opté por el modelo Audrey que también me gusta mucho aunque no era lo que yo tenía en la cabeza. No os hablo más del tema porque me pongo a pensar en el floripondio y todavía le echo de menos.

Evidentemente, para elegir el color idóneo, lo mejor era que enviara un trocito de tela. Ya empezábamos con los problemas. El trocito de tela que había en mi bolso era de color azul. ¡Tanta previsión para nada! Por un momento -y van dos- pensé en llamar a Itziar para decirle que me quedaba con la primera opción, vestido azul, pero me contuve. Le llamé, sí, pero para preguntarle cuando podría pasar a recoger un trocito de tela rosa. Teniendo en cuenta que vivo a unos cuarenta kilómetros de Beychi, el cambio de opinión me costó ochenta kilómetros y el consiguiente gasto en gasolina. Al precio que está hoy en día la gasolina es mucho más recomendable ser persona de ideas fijas.

Pensando que “lo gordo” ya estaba en marcha –vestido, camisas y zapatos de la niña- decidí relajarme. El problema es que cuando me relajo pierdo la noción del tiempo y por eso, apenas diez días antes de tener que viajar a Cáceres, caí en la cuenta de que realmente no tenía nada: el vestido y las camisas no estaban terminados, los zapatos de la niña no habían llegado y yo no había ido a comprar los pantalones y los zapatos de los niños.

Sin problema, me dije a mí misma. Yo sabía que Itziar tendría las cosas a tiempo. Julia, de Belle Chiara, me llamó un día después para decirme que los zapatos estaban en camino y el sábado pasado, una semana antes de la Comunión, cogí a mis niños y me los llevé a Garrotitos en donde encontré justo lo que quería: unos mocasines color cuero a los que poder sacar partido todo el verano porque no están las cosas para comprar zapatos para un día. Y, ya que estaba por allí, entré en Neck intentando encontrar las bermudas camel. Había unas de un color gris ideal pero no había talla para los dos. Podía haber intentado ir de Neck en Neck a la búsqueda de la bermuda perdida pero decidí que no tenía tiempo. Entré en Gocco y ¡bingo!, unas bermudas camel perfectas y también muy aprovechables en verano. ¡Para que luego digan que no pensamos en el ahorro!

beychi

Por fin llegaron los zapatos y perfectos de talla y de color. El miércoles envié al SQVEMCYEEPDMH a por el vestido y las camisas y me encantó el resultado. Además venían con sopresa: este pasador para el pelo que me venía al pelo para la coleta de caballo que había pensado hacer a la niña en el pelo.

Pues llegado el gran día, vestí a los niños con cierto temor pues las camisas eran de lino y a mis hijos, salvo los polos y las camisetas, les pica todo. No sé porqué extraña razón –supongo que por la calidad de la tela- estuvieron encantados.

Vestí a la niña –sigue siendo como jugar a las muñecas- y tengo que decir, que para eso soy su madre, que estaba ideal. Solo me quedaba peinarla…

Y ahí llegó el problema, busqué y rebusqué, volví a buscar y el pasador no aparecía por ninguna parte: ni en el neceser, ni en la maleta, ni en mi bolso, ni en la bolsa de los zapatos, ni en el coche… ¡Me lo había dejado en Madrid!

Casi me da un soponcio. Por supuesto el comentario de ESQVEMCYEEPDMH fue “no pasa nada” y, ya de paso, “llegamos tarde”. Esto último era realmente cierto. Lo otro, sin embargo, era una barbaridad. Sí pasaba algo, ¡pasa todo!, nos encontrábamos frente a una situación límite. Y si es verdad que hay cabezas que funcionan mejor bajo presión, la mía debe ser una de ellas: elaboré un estupendo plan B.

Interpreté el papel de mujer resignada ante lo inevitable de los hechos, hice una coleta a la niña con un coletero de goma corriente y moliente y nos fuimos. Y justo cuando pasábamos con el coche por delante de una mercería -por la que yo ya sabía que íbamos a pasar- dije “como con sorpresa”: “¡Anda, una mercería! Para un segundín, por favor, y cojo un lazo para la niña. Es un segundín”.

Refunfuñó -me hubiera preocupado de no haberlo hecho- pero paró. Lazo rosa del tono del vestido no había, pensé  en uno beige de raso de los de toda la vida pero no me convencía la idea y de repente… lo tuve claro: compraría puntilla beige.

Miré unas y otras, el segundo prometido se convertía en minutos, el señor que vive en mi casa se asomaba a la puerta de la mercería con cara de pocos amigos, la dependienta me enseñaba unas y otras pero a mí no me servía ninguna pues yo no necesitaba una que estuviera bien rematada por los lados, el señor que vive en mi casa tocaba el claxon del coche, la dependienta no entendía que era lo que yo quería, yo mantenía la calma… y de repente, ¡la econtré! Una puntilla beige, un poquito ancha y que terminaba en ondas por un lado y por el otro. Compré 80 cm. pagué un euro y pico y me fui con la sensación de quien encuentra el tesoro que ha buscado durante toda su vida.

beychi

No era el precioso pasador de flores –que, por cierto, he encontrado nada más llegar a casa- pero creo que evité el desastre con cierta dignidad.

Y no me queda más remedio -realmente tengo muchas ganas-  que enseñaros a los niños y dar las gracias a Itziar de BEYCHI por su paciencia, a Julia de BELLE CHIARA por su amabilidad, a Lourdes de GARROTITOS porque siempre me trata genial y también a la dependienta de GOCCO que tuvo el acierto de recomendarme una bermuda de pata ancha para uno y otra de pata más estrecha para el otro.

¡Ah! Y al SQVEMC por aguantar estoicamente en la puerta de la mercería y protestar solo lo justo y necesario.

beychi

Y, como esta composición ha quedado mona pero no deja ver el vestido con detalle, os dejo esta otra foto:

beychi

Me despido con un aviso:

Les Trois Souris, llega en exclusiva a Madrid !!
Prendas en algodón y lino para vestir a niñas, adolescentes y mamás.
                                           
Showroom en Aravaca
Fechas: del lunes 21 de Mayo al jueves 24 de Mayo
Lugar: Aravaca – C/ Libra, 8C
Horario: de 13h a 16h y de 18h a 20.30h, excepto miércoles de 13h a 19h ininterrumpidamente
Para otros horarios contactar: 91-357.49.06 o 616.413.912
Os esperamos con mucha ilusión !

avisos

14 Comentarios

  • A Juego dice:

    Qué ideales los tres!! Me encanta el vestido y el tono de rosa y el lazo también. Un acierto todo!!

  • Patricia dice:

    Hola María.
    Sólo decirte que están los tres guapísimos, pero es que María está perfecta. Felicidades

  • NITA dice:

    Hola María,
    Me han encantado todas las fotos de tus hijos, que guapos que estan!!!!! Y tu también estabas guapísima, solo nos ha faltado una foto de ESQVEMCYEEPDMH, aunque no se si hubiera atrevido!!! Quería comentarte fue una pena que no tuvieras una tienda Nita cerca, ya que también te hubiéramos sacado del apuro del lazo!!! Para la próxima me lo encargas y te lo llevas de reserva!!!!!
    Un beso muy fuerte,
    Elena

  • NAIARA dice:

    Guapísimos!!!!!!!!!! María está IMPRESIONANTE, que guapa!!!!! Los niños también y el conjunto final IDEAL. El lazo improvisado de última hora monísimo, me ha encantado.

    Vamos, que estaban los tres de salir en el Hola!

    Y tu?? No nos cuentas como fuiste?? Vengaaaaaaaa, no seas tímida, jijiji.

    Besos!

  • gloria dice:

    MARÍA, hija mía, ¡ qué ideal el vestido de MARÍA Jr. ! Me ha encantado así como los zapatos ( no son los del megapompón, pero bueno…. ¡ ideales igualmente ! ). Y el recurso de la lazada de puntilla ¡ de 10, artista !.

    Los niños muy monos también y muy “amortizables”.

    MUAAAAAAAAAAAAC

  • Joyce dice:

    Los tres se veían muy guapos, pero el vestido de María es que ¿quiero uno para mí! es realmente divino.

  • Rosy dice:

    Están los tres guapísimos!!! para la próxima, ahorrarás tiempo si le pides a la dependienta de la mercería “entredós” que es como se llaman las “puntillas bien rematadas por los dos lados”… por eso no te entendía, jejejejeje!!!

  • Lunata dice:

    Pues valió la pena todo tu esfuerzo, porque tus niños estaban guapísimos, y tu niña ideal, monísima. Tu sobrina también estaría guapisima porque el vestido es una monada.

  • evaroal dice:

    Me encantan tus hijos…ideales…Haber si me dices la mercería de Donbe donde compraste los lazos.. que yo antes cuando iba por allí cargaba en una que había en la calle principal que luego cerraron y me hicieron la Pascua. Cuando veo a tu hija María me da una envidia tremenda, me explico, mi hija Laura que es sólo un año mayor, ya es toda una mujer…y yo recuerdo con ternura cuando la vestía como si fuera mi muñeca… ainsss aprovecha todo lo que puedas…Ahora lo bueno es que vamos de compras juntas y nos cambiamos la ropa..y sólo tiene 12 años… Desde que hizo la comunión todo ha avanzado muy deprisa… Tú también estás ideal, con tu vestido de la semana fantástica…jejej, decirte que el collar que llevas yo lo tengo y me parece también ideal… muy guapas…!!!

  • La mama de Pía y Pepa dice:

    Ideales, pero María es mi debilidad ya lo sabes

  • susana dice:

    jo Maria me encanta como le queda el vestido y los niños estan de anuncio… he de decirte que me gustaria que los colage no estuvieran tan reducidos es que no se ven bien….muchas gracias por compartir estaas fotos … un beso gordo para esos 3 niñ@s que tienes..

  • Macarena dice:

    ¡Los niños están de anuncio! ¡Qué fotos más bonitas! Los niños gupísimos y María ideal. Me encanta el vestido, eres única chica! Enhorabuena por tu buen gusto!

  • Mamiteayudo dice:

    Ideal!!! Que pena que mis hijos ya no están en edad… y la coleta preciosa, con pasador o con puntilla:)

  • Belen dice:

    Ay qué risa qué risa.
    He pasado de casualidad por esta página porque tengo la comunión de mis hijas y ando buscando lazos para el pelo….
    pero lo que me intrigaba eran las siglas ESQVEMCYEEPDMH, y cuando he sabido lo que era qué risa me ha entrado porque es lo que yo digo muchas veces también del padre de mis hijas jjjjjjjjj

    Un saludo y suerte

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *