Prioridades.

Moda infantil

A mis hijos les tengo dicho que los fines de semana, que es cuando mamá puede dormir un poquito más, me despierten solo si pasa algo importante.

Ayer, a las diez y media de la mañana -que, teniendo en cuenta el cambio de hora, eran las nueve y media- mi benjamín entró en mi habitación, me sacudió una y otra vez, me despertó y me hizo partícipe de la importantísima noticia: “mamá, que en las carreras de coches han sacado la bandera roja”.

Es evidente que tengo que encontrar un rato para sentarme con él y explicarle la idea que yo tengo de “algo importante” ya que, parece ser, no tiene mucho que ver con la suya. Está claro que sus prioridades son otras muy diferentes.

Y, hablando de prioridades, mi intención hoy es hablaros del trabajo de Fátima, la diseñadora de Pai-Pai pero como sé que algunas no habéis pegado ojo esta noche tratando de averiguar de quién son el bañador y el vestido que puse ayer en Facebook, lo primero que voy a hacer es desvelaros el misterio.

Ambas prendas son de la colección infantil que ha lanzado el mismísimo Oscar de la Renta para este verano y que podéis comprar a través de su web. Os dejo esta foto, el enlace y ya me daréis vuestra opinión aunque, por lo leído ayer, me hago una idea.

WWW.OSCARDELARENTA.COM

Hace unas semanas estuve en el showroom para novias que se organizó en la Finca Monte de los Ángeles que es un sitio precioso. De hecho, mi hija me dijo al salir que ella quiere celebrar su boda allí. En el showroom había firmas de lo más variado y todas relacionadas con la celebración de bodas: caterings, fotógrafos, grupos de música, maquilladores, estilistas (para la decoración de las mesas), firmas de lencería y algunas más. Había un par de firmas de moda infantil: PELUSILLA y PAI-PAI.

Hoy os enseño las fotos -malísimas, por cierto- que hice de algunas de las prendas de Pai-Pai. No os las comento porque es tardísimo pero tampoco hace falta. Bueno, solo os digo que la primera foto no puede ser peor pero el vestido, en la mano, es una monada; que me chiflan los faldones; que yo quería las guayaberas para mis hijos pero no ha podido ser porque a Iñiguín le queda más bien justita y; que he encargado el pantalón para la niña.


Nada más. Feliz semana.

3 Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *