Botas de agua, ¿capricho o necesidad?

botas de agua

Antes de comenzar el post de hoy tengo que daros las gracias por vuestros comentarios al de ayer que me han ayudado, considerablemente, a aliviar mi sentimiento de culpa. Especialmente útil el de Juan Luis quien asegura que lo mío no es nada en comparación con lo que compra la señora que vive en su casa. Obviamente ayer mismo, en cuanto lo recibí, remití copia al señor que vive en la mía para que valore, de una vez por todas, la joya que tiene en casa.

Y empezamos el post de hoy que lo escribo precisamente hoy porque ¡por fin! ha empezado a llover.

El tema de las botas de agua, o botas katiuskas, ha venido, año tras año, una fuente de conflicto doméstico. 

Sé lo que estáis pensando: que yo me pongo a comprar botas de agua como loca mientras que ESQVEMCYEEPDMH busca desesperadamente mis tarjetas para esconderlas, romperlas o quemarlas.

¡Pues no! Es justo lo contrario. En mi eterno afán por controlar los gastos familiares, hace tiempo que decidí que las botas de agua son un artículo prescindible, poco importante, de segunda necesidad. Siempre pienso -fijaros cuanta sensatez- que las botas de agua son un capricho innecesario pues solo se utilizan en contadas ocasiones a lo largo de cada temporada y nunca sirven para la siguiente ya que los pies de los niños crecen de un año para otro.

Sin embargo ESQVEMC todos los años entona la misma canción: “esta semana va a llover -es fan de Roberto Brasero- y estos niños no tienen botas de agua. No me parece normal que tengan una camisa de cada color con su correspondiente jersey a juego y no tengan unas simples botas de agua. Todos los niños tienen botas de agua menos los nuestros”. Puede que tenga razón, no digo yo que no.

Ocurrió que un día, hace un par de años, comenzó a caer el gran diluvio. Teniendo conocimiento, tras la pertintente consulta al amigo Brasero -es como de la familia-, que aquél diluvio iba camino de convertirse en el segundo diluvio universal -el frente nuboso no nos iba a abandonar de momento- no me quedó más remedio que claudicar. Compraría unas botas de agua a mis hijos, facilitando así su integración social ya que, como os he dicho, “todos los niños tienen botas de agua menos los nuestros”.

Y se me planteó el gran problema, ¿dónde podría comprar unas botas de agua que fueran monas y costaran poco dinero? Cerca de mi casa solo hay una zapatería y es, por decirlo de manera suave, horrorosa. Fijaros si será fea que, como sé que no me va a gustar lo que hay, nunca miro su escaparate.

Pero como no había otra opción, no tuve más remedio que entrar. Y, para gran sorpresa por mi parte, encontré unas botas de agua ideales para la niña -y aceptables para los niños-. Eran de una marca que ya conocía, por las “chanclas” de piscina, pero no tenía ni idea de que también tuvieran botas de agua. Ahora los niños tienen sus botas de agua y hasta yo me compré el año pasado unas de Mickey Mouse negras con lunares blancos -hay que verme…-

La marca “de marras” se llama Gioseppo y no solo tiene web para ver sus colecciones sino que también tiene tienda online con algunos de sus productos. En honor a la verdad tengo que decir que, aparte de las botas de agua, las “chanclas” de piscina y poco más, “no es mucho de mi estilo” -por decirlo de manera suave-.

Os dejo unas cuantas fotos de algunas de las botas de Gioseppo que más me han gustado esta temporada y, ya metidos en harina, una selección de las que nos ofrecen otras marcas y que creo que son, de las que he visto, las que más os pueden gustar. Bueno, eso espero.

 WWW.GIOSEPPOKIDS.COM

botas de agua

 

WWW.IGORKIDS.COM

 

botas de agua

 

WWW.HUNTER-BOOT.COM

botas de agua

 Las podéis encontrar en muchos sitios como Los Zapatos de Violeta, El Corte Inglés, Le Petit Company y otras muchas tiendas.

 

WWW.DECIMAS.ES

botas de agua

 

WWW.DECATHLON.ES

botas de agua

 

WWW.CROCS.COM

botas de agua

 

WWW.AIGLEBOOTS.COM

botas de agua

 Las podéis encontrar en muchos sitios como Los Zapatos de Violeta, El Corte Inglés, Decathlon y otras muchas tiendas.

 

WWW.CARREFOUR.ES

"botas de agua"

Y un par de avisos que hace mucho que no os doy ninguno.

Hoy termina en Buyvip una venta de polos de la marca El Capote y olé. Os dejo el correo de Compritas por si necesitáis madrina para entrar. El acceso a la venta en la imagen. 

botas de agua

"Buyvip"

Mañana empieza en Vente-Privee una campaña de Little Paul&Joe que es de esas marcas en las que encuentras cosas que no te gustan nada y otras que te encanta. Os dejo el enlace por si queréis ver si os va a compensar madrugar o no:

LITTLE PAUL & JOE

 Y el acceso a la venta en la imagen. Y ya sabéis que si necesitáis un correo para registraros podéis poner el de Compritas: compritasparalospeques@gmail.com

"Vente-Privee"

 

La entrada de hoy vale por dos, es decir, que no sé si mañana habrá post.

P.D. He reeditado este post porque cuando lo publiqué se me olvidó incluir la foto de las botas de Carrefour. Como no encontraba imágenes en la web de lo que yo, me fui a Carrefour con mi camarita “la retardada” a hacer las fotos y, claro, después del numerito que monté foto por aquí, bota por allá… no era plan de no ponerlas, ¿no os parece? Son monas y no están mal de precio.

19 Comentarios

  • Lunata dice:

    Es cierto que las usan poco, pero a los niños les encanta ponerse las botas de agua, en esta ocasión le doy la razón al señor que vive en tu casa. Las Hunter, las Crocs y Aigleboots son monísimas.

  • Naiara dice:

    He mirado un poco por encima la colección de Invierno de Little Paul & Joe y bueno, se puede echar un vistazo a ver que hay. Aunque la marca no me suena nada de nada.

    Sobre las botas de agua, a mi me costó mucho encontrar unas decentes para mi hija (2 años, talla 23 de pie, en realidad la 22 es la que le queda “perfecta” pero como la 23 tampoco le va mal pues las botas son del 23 con calcetín gordo). Al final le compré unas azul marino bastante monas, no recuerdo la marca. Si hubiera habido Hunter en su talla se las hubiera comprado, son las que más me gustan con mucha diferencia pero empiezan en la talla 24. Esas se pueden poner en múltiples ocasiones sin que haga falta que caigan chuzos de punta… Son superfashion!

    Una pena que no nos hayas puesto fotos de las botitas! Me hubiera encantado verlas.

  • lucia dice:

    En el norte son una necesidad, aunque este invierno no nos podemos quejar de lluvia, pero no es lo habitual. De todas formas, yo con un dia que no se moje los pies y se ponga mi hija mala ya me ha compensado la compra, por que siempre tiene los pies helados como el padre, asi que si encima se los moja ………… no me lo quiero ni imaginar.

    Mi hija tiene una hunter rosas, pero es mas por las circunstancias que por pijerio, por que eran las unicas que encontre el invierno pasado (aun la valen) lisas, sin dibujos ni colorines ni nada de nada, y no sabeis las vueltas que di, asi que al final me rendi a la evidencia y se la compre y tampoco costaron mucho mas que el resto de katiuskas que vi en otras tiendas, y fueron bsatante mas baratas que los zapatos que lleva para diario, asi que …………

    Que me lio, que mi voto es para necesidad 😉

  • carmenhf dice:

    desgraciadamente en “mi tierriña” les damos mucho uso a las botas de agua…
    yo tenía unas que llevaban integrado una especie de forro thinsulathe o algo así , y eran super-calientes…eso sí, feas como ellas solas…
    aun existes, es lo que tienen las botas de agua, que son eternas…

    mañana sin post??? jo

  • Ana dice:

    Yo si les compró botas de agua. No se las ponen mucho, porque auí tampoco llueve tanto. Las Hunter me gustan mucho pero para niños me parecen demasiado caras. Estos dos últimos años he cogido de marca Igor que están muy bien y no son nada caras. Lo bueno que tengo es que como tengo dos niños, las del mayor las hereda el pequeño porque se quedan practicamente nuevas

  • Ada dice:

    Me pasa lo mismo con las botas de agua, para lo que llueve … ¡Que se mojen los zapatos!, Ahora en serio tendre que ir pensando en comprar unas, a ellos les encantan y recuerdo lo que me gustaba a mi cuando era pequeña ponermelas y entrar en los charcos. Estas que pones hoy son todas una monada, he dado una vueltecita y alguna cae seguro.

    Besos
    Ada

  • Dacia dice:

    Querida María, aunque yo vivo en Almería (sin querer he rimado) y llueve poquísimo, lo cierto es que a mi niño cada año le he comprado botas nuevas, porque enseguida las calles se anegan y no quiero privarle de la experiencia de chapotear en los charcos. Va con su impermeable y su paraguas, para que aprenda a dirigirlo. Y cuando llueve, no se va en coche (nos ahorramos el consiguiente caos circulatorio), sino a patita, disfrutando de la lluvia. Así se lo he dicho esta mañana y no ha rechistado. Él (y yo) tenemos unas botas Decathlon, verdes pistacho y rosas, vamos ideales. Y me adhiero: evitar los pies mojados es crucial. Estoy (por una vez) de acuerdo con el señor que vive en tu casa.
    P.D.: ¡Has comprado unas botas preciosas! ¡Gracias por ir a Carrefour a completar el post!

  • Leonor dice:

    Las botas que esta temporada me encantan son las que tienen en el catálogo de invierno Teresa y Leticia. ¿Alguien sabe de dónde son?

  • dolores lescun conde dice:

    Buenos dias yo fui una de las afortunadas en tu sorteo de navidad y hoy me ha llegado el fantastico vestido de lio lio que me toco. Quieros daros las gracias tanto a ti como a lio lio por el fantastico premio.

  • Ara dice:

    Mi hija tiene unas este año de Igor muy bonitas en rojas. Solamente se las he podido poner para saltar en casa, y el domingo qué parecía que iba a llover bajamos rapidamente equipadas las dos con nuestras botas, pero nada…ni un solo charco. Luego al subir vió un capítulo de Peppa pig donde tiraban cubos de agua al suelo y hacían charcos precisamente para estrenar unas botas de agua, y me dijo, mami podemos hacer como peppa pig pofavó? 🙂

  • Pilar dice:

    Sobre botas de agua, simpre me acuerdo de tu post del año pasado, en enero, con la gran nevada en Madrid que nadie se esperaba y el dilema que teneis porque el señor de tu casa no había comprados las botas del mimso color para los tres niños. ¡ MEMORABLE!

  • Clara dice:

    Para mi las botas de agua son una necesidad porque aunque vivimos en Valencia donde llueve poco, cuando lo hace es con la intensidad de un monzón, como ayer que estuvo “jarreando” más de seis horas seguidas y justo nos pilló a la salida del cole y el traslado de ida y vuelta a la academia…
    Yo lo que hago es comprarle siempre las botas Igor básicas rojas, sencillas, de manera que el padre de la criatura no sabe si las botas son nuevas o del año anterior. Además, al menos con mi hija, tengo comprobado que las Igor le sirven para dos temporadas seguidas pues tallan grandes y aunque el primer año las lleve algo sueltas, el segundo le quedan bien.
    Además, como dice mi madre, el frio y los constipados entran por los pies y no hay peor sensación que la de tener todo el día los pies mojados… Por no hablar de lo que se estropean los zapatos con el agua… Asi que lo miremos por donde lo miremos creo que las botas de agua son una buena inversión y gracias a Dios hay bastante oferta para encontrarlas a buen precio…

  • Sonsolesfanjul dice:

    Querida Maria: soy una de esas lectores que no se pierde ni un solo de post de tu blog, pero también de esas que por falta de tiempo, entre niños y demás nunca te escribe. Aprovecho y leo tus post esperando al ascensor, a la salida de los niños el cole o cualquier momento. Que seria de nosotras sin las nuevas tecnologías.
    Fui u a de las afortunadas que gano el sorteo, aun no me lo creo… El caso es que no he recibido ningún correo electrónico y empiezo a pensar que fueron imaginaciones mías. Ya me contaras,
    Un beso muy muy fuerte, que sepas q te seguimos y comprendemos! Mil gracias por todos tus consejos y anécdotas que nos hacen mas fácil el día a día.

  • camino dice:

    A mí me encantan las botas de agua tanto para los niños como para mí. Mi regalo de reyes han sido unas Hunter..

  • Paqui dice:

    Hola, es la primera vez que leo su blog y es estupendo! Muchas felicidades. Las botas de agua tampoco son mi fuerte, pero esta temporada me enamoré de unas rojas de Voltereta (ECI) con un lazo rojo en la parte superior pero me he quedado sin ellas! ni siquiera las tiene la tienda online…. Son una birguería.- Si alguien las ha visto en la talla 25 que me diga donde please. Un saludo

  • A mi me encanta las botas de agua. Es cierto que se han puesto muy de moda desde hace pocos años. Yo soy la primera que tengo un par de botas. Pero siempre que me las pongo acabo pensando que son incomodísimas para pasar muchas horas con ellas. De modo que a mis peques esta temporada he decidido no comprárselas, ya que pienso que todo el día en el cole con ellas, tienen que sentirse incómodos y eso que vivo en el Norte, donde llueve a menudo ( aunque este año no podemos quejarnos).
    Me encantan las botas de Igor que presentas

  • teresa dice:

    Paqui las botas rojas que buscas en el Corte Inglés también las tiene Igor en su colección. Les he llamado a fábrica y me han dicho donde comprarlas en Madrid

  • Rocío dice:

    A mi las botas de agua me encantan, en Pontevedra con tanta ciclogenesis explosiva son fundamentales. Sobretodo para llevar a los peques al cole, tanto ellos como yo vamos con katiuskas e impermeable, para días difíciles el paraguas cerrado si no quieres que acabe en una papelera. He tenido muchas y hasta ahora las más cómodas y resistentes las Hunter, sé que son caras, pero donde yo vivo se amortizan.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *