Mala madre y el Vestido de Olivia

vestido de olivia

Extenuada. Así es como me he quedado después del debate dialéctico-intelectual que he mantenido esta tarde con el “enano” ese de cinco años que es mi hijo. vestido de olivia

Engañada. Así es como me siento cada vez que le pregunto a su tutor por su comportamiento y éste me responde sin dudarlo, “perfect, he is perfect”. vestido de olivia

Algo no cuadra. vestEsta tarde, después de duchar al “renacuajo en cuestión”, le he pedido que se fuera vistiendo él solito a lo que me ha respondido que no. Ante mi insistencia me ha explicado que no es que no quiera vestirse, es que no puede: esta mañana se ha roto un hueso en el colegio. vestido de olivia

Después de un rato de tira y afloja en el que he tratado de hacerle ver que no me convencía su explicación y que no tenía ningún hueso roto y, en consecuencia, tenía que vestirse solo, ha ocurrido lo que tenía que ocurrir: “Gonzalo, estás castigado sin Nintendo hasta el mes que viene”. vestido de olivia

A partir de ahí, el “mequetrefe” ha desarrollado toda una serie de argumentos con los que ha tratado de convencerme de que me había excedido en el castigo. Y no solo eso, además me ha dejado bien claro que soy una madre malísima, la peor. Entre los razones barajadas por el “mico” están las siguiente:

– No le puedo castigar porque no le he avisado antes de que le iba a castigar y las madres buenas avisan antes.

– El castigo es injusto (este argumento es uno de los favoritos de mis hijos, lo utilizan a todas horas). vestido de olivia

– Ante mi negativa a darle una última oportunidad me ha dicho que este año no le he dado ninguna oportunidad. Esto, amigas mías, es radicalmente falso. Me llamo María pero bien podría llamarme Mª de las Oportunidades. vestido de olivia

– No le puedo castigar porque él me hizo un regalo por del Día de la Madre. ¿Qué os parece? Creo que a eso se le llama chantaje emocional. vestido de olivia

– Se ha portado mal poco rato y bien, mucho rato. No cabe duda de que el concepto tiempo es muy relativo y mi hijo no lo tiene todavía muy interiorizado. vestido de olivia

En fin, tan claro tiene “el niñato” que soy una mala madre, la peor, que no puedo pensar en otra cosa. Así que, si me disculpáis, os dejo unas cuantas fotos más del desfile de la Fundación Caico y ya, cuando se me pase el disgusto, pienso en alguna que otra cosa que contaros. vestido de olivia,

Las de hoy corresponden a la colección que presentaron una viejas amigas nuestras, Silvia y Olga de El Vestido de Olivia. Las primeras que os muestro son de algunos vestidos y algún conjunto para niño y, en las segundas, podéis ver la colección de abrigos y americanas que tienen esta temporada y que a mí, personalmente, me gustaron mucho, junto con la capa que aparece de refilón en otra foto.

vestido de olivia

vestido de olivia

EL VESTIDO DE OLIVIA

10 Comentarios

  • yngrid dice:

    Si crees que el niño tiene razón y que eres una bruja que no lo merece como retoño ¡dámelo a mi que no tengo niño! A ver, me vale perfectamente una niña y así seguimos siendo mayoría en casa, pero no puedo vivir tranquila sabiendo que hay un niño infeliz con la madre que le ha tocado.
    Dile que ya le estoy haciendo sitio en casa, pero que aquí casi todo es rosa y a lo mejor los primeros días se siente algo incómodo. Ah, estoy en Galicia y no me viene bien ir a recogerlo esta semana así que si le urge dejar de coexistir contigo me lo puedes mandar “solito” en avión, tren o autobús.
    Ya me contarás.
    Un abrazo y buenos días.

  • Walewska dice:

    Yo sé que a ti no te ha tenido que hacer ni maldita la gracia, pero leyéndote (y perdón por la poca solidaridad) yo me meaba con las salidas de tu peque. De aquí a la Liga de Debate. Qué campeón!!!!!
    Oye, lo de María de las Oportunidades es molón…. yo soy para mi hija Sara del Punto Pelota. ¡Qué le vamos a hacer!
    besos y paciencia a porrillo

  • Hola, María.
    Me siento totalmente identificada con el post de hoy. Las palabras “injusto”, “mala madre”, y la verborrea “politicamente correcta” la padezco a diario. Como te entiendo.
    Estoy pensando seriamente, en determinados momentos en cancelar la libertad de expresión, en según que asuntos.
    ¡SON LA MONDA! ¡¡¿ QUE COSAS TENEMOS QUE OIR?!
    ¡ ANIMO, QUE NO NOS QUEDA NADA, CON ESTOS EXPERTOS EN LA ORATORIA!!

  • Patricia dice:

    Hola María
    Yo también me identifico contigo. Frasecitas habituales: “eres la peor mamá del mundo”, “eres la mamá más mala que tengo” (como si tuviese otra), “eres injusta” (ésta, varias veces al día), “no me escuchas nunca” (eso es un poco difícil, porque hablar sin parar y a todas horas), “un día de estos voy a cambiar de mamá” (éste algo sí que me pica), etc., etc.,…
    La verdad es que a mí ya no me disgustan este tipo de comentarios (bueno, la mayoría), de tanto oírlos ya me he acostumbrado. Me preocupa más el concepto que tiene de mí de madre compradora compulsiva, derivado de mi preocupación de que mi bicho vaya hecho un cromo.
    Sin ir más lejos, el otro día íbamos con sus primos camino de un parque cuando pasamos cerca de un Centro Comercial y, pensando que yo no les oía, les suelta: “Uy, uy, uy, qué mala suerte, mi mamá se vuelve loca con la ropa. Si vemos que se intenta parar, me ayudáis y la empujamos un poquito ¿vale?”. Mi madre se rió toda la tarde, pero yo he pensado en darla en adopción. Creo que por aquí también aceptan niñas ¿no? (en el pack va incluido el armario de invierno).

    Besos

  • Almudena dice:

    Mi hijo de 4 ha aprendido que su madre es mala, si mala porque no le dejo hacer lo que le da la gana claro, ya le he dicho que no soy mala que soy peor!!! hay que ver, que piezas estan echos!! ah! y yo soy Almudena y Ya esta!!

  • Rosario dice:

    El num 4 de mis hijos, y más pequeño (7 años) utiliza desde hace mucho tiempo las mismas frases, pero además añade una

  • Rosario dice:

    Perdon, he dado intro sinquerer.
    Pues la frase en cuestión es: – quiero que me borres de esta familia y apuntarme a la familia de…. cualquier amigo del cole que se lo ocurra en ese momento. La verdad, las primeras veces ha gracia, pero aveces molesta bastante….

  • Carolicia dice:

    Salidas no le faltan, no, me ha encantado la de “no me has avisado”, vamos que le vas a tener que mandar una citación, algo así como castigo con preaviso…. Lo que me llama la atención es la abundancia de argumentos que tiene, cuando crezca como negociador no va a tener precio.
    Y empiezan pequeñitos, mi sobrina pequeña, (15 meses), cuando mi hermana vuelve de trabajar, se tira un par de horas sin querer mirarla….

    Carolicia

  • Lo siento, sé que a vosotras os sienta fatal pero me tengo que reir porque las contestaciones de estos enanos son muy graciosas. Son tremendos.
    La mía tiene tres años y ya está empezando a tener sus ratos de rebeldía. Miedo me da. Besos.

  • Mónica- Valladolid dice:

    Hola Maria, son la monda. Mi hijo pequeño Jaime, ayer mismo, me dijo ante un comentario mio “me quedo con ganas de darte un az……” y va y me responde el mico ” no me des Mamá, que soy un serhumano”. Mira, me dió la risa, que me tuve que dar la vuelta para que no me viera.
    La niña mediana, también tuvo un par de frases célebres cuando tenia como tres años: una fué como respuesta a mi queja de ” estoy hasta el gorro de todo (tres niños entre 4 años y 1 año)” y va y me dice tan tranquila “pues no haber querido tener tres hijos”. Me dejó planchada. Y la otra fué de total desprecio, me sentó fatal aunque tuvo su gracia: me estaba diciendo algo que la señorita del cole les habia dicho y era de cajón que no era así. Le digo, mira Lucia, la señorita se habrá equivocado y ha querido decir ésto otro, y va y me dice con una cara de odio: “tu que sabrás que ni eres señorita, ni eres mamá, ni nada, sólo eres una vendedora de pollos” (soy Delegada Comercial de una empresa avícola”. Me quedé sin respuesta. Y oon unas ganas de darle un guantazo… En fin, que tienen respuesta para todo, y que aunque hagamos lo imposible con ellos, siempre van a pensar que las mamás de los demás son mas “guays”. Y espera, que cuando lleguen a la edad del pavo y ya nos van a odiar todo el dia entero durante unos añitos.
    Besos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *