Underwear para ellos.

Tengo que reconocer que este blog ha contribuido sustancialmente a  mejorar mi vida familiar y a ponerme en el sitio que me corresponde dentro de este contexto.  Desde que defendió su tésis doctoral, el SQVEMCYEEPDMH se ha auto-concedido un plus de inteligencia contra el que tengo que luchar a diario. Y he de decir que, gracias a este blog, obtengo ciertas armas que me ayudan considerablemente en esa batalla. Realmente me ayuda a pararle los pies y poner las cosas en su sitio.  

Porque, sinceramente, ¿a cuánta gente le importa esa tésis?; ¿alguien me puede decir cuantas personas han leído el “interesantísimo” texto, aparte de los miembros del tribunal y yo misma?, ¿ha contribuido esa investigación, de alguna manera, a arreglar los problemas del mundo o, simplemente, la vida de alguna persona? Yo os doy la respuesta: no.

Sin embargo, la labor social y humana de Compritas -y perdón por la falta de modestia- está fuera de toda discusión. No son pocos los correos que recibo en los que me decís que, gracias a Compritas, habéis encontrado la chaqueta perfecta para una Comunión pudiendo, por ello, dormir tranquilas; o estáis felices porque habéis encontrado los zapatos que llevabáis tanto tiempo buscando;  u os habéis ahorrado un dineral porque descubristéis un abrigo para el niño perfecto para combinar con el que comprastéis a la niña el año pasado.

Eso, amigas mías, sí son cosas importantes: dormir sin problemas, ser feliz, ahorrar dinero…

E importante es, sin lugar a dudas, el tema del que os hablo hoy, el “boys underwear” -¿veis como no siempre me olvido de ellos? Se trata, además, de uno de los temas que a mí me preocupan sobremanera por dos razones fundamentales.

La primera es por la exhibición impúdica y constante que el Mindu hace del susodicho underwear. Da igual el sitio o la compañía, cuando él siente la necesidad de “ir al baño” lo anuncia a los cuatro vientos: “mamá, me hago pis” (con perdón). Y ahí mismo -repito que no importa el lugar ni las personas presentes-, y para que nadie dude de que su afirmación es cierta e irrevocable, se baja el pantalón -os aseguro que yo le he dicho mil veces que para hacer “pipí” no hace falta bajarse el pantalón hasta las rodillas y, mucho menos, en público- e inicia su “paseo de pingüino” hacia el cuarto de baño más cercano.

Podéis comprender que, cuando le preparo la ropa que se tiene que poner, no dejo nada al azar y pongo el mismo esmero en conjuntar pantalones y camisas que en escoger el “underwear” adecuado.

Otra de las razones por las que creo que éste es un tema extremadamente delicado es la actual moda -a mi juicio poco estética- extendida entre los jóvenes y no tan jóvenes varones de llevar la cintura de los pantalones a la altura de las rodillas dejando así al descubierto esas prendas que otrora fueran tan íntimas. Y lo gracioso es que esa forma de llevar los pantalones, que para los jóvenes actuales es un símbolo de modernidad y transgresión, ya era utilizada hace casi medio siglo por el gran humorista, Cantinflas, siendo precisamente uno de los aspectos de su estética que a muchos nos hacía reir por considerarlo completamente ridículo.

En fin, si ya lo dicen los expertos, la moda siempre vuelve. Pero a mí me queda una gran duda ¿cómo consiguen que los pantalones no se caigan al suelo? ¿imperdibles, velcro, botones escondidos…?

Mi intención es, como no podía ser de otra manera, hacer todo lo posible para evitar que esos poco estéticos hábitos calen en mis retoños pero, viendo el grado de rebeldía del que hacen gala ultimamente, no sé si tendré éxito. Por ello, desde hace tiempo, investigo sobre el tema y hago diversos estudios de campo  en búsqueda del “underwear” apropiado.

Supongo que no me equivoco al creer que, a más de una de vosotras, también le interesa este apasionante tema. La carta que me escribió Carmen, hace ya algún tiempo, es la que me conduce a este pensamiento.

“Hola María,

¿Qué tal?, yo feliz porque mis hijos hoy acaban el cole y, al revés que muchas madres, me encanta, porque puedo disfrutar de ellos hasta septiembre y nos lo pasamos pipa (aunque también tengo mis días de agobio y de “querer mandarles a un internado”…jajaja!!!!).

Recurro a ti una vez más para hacerte una consulta de “underwear”. A mi hijo de 3 le voy a quitar ya el pañal pero no sé qué comprarle de ropa interior. Con las niñas es más sencillo, pero el tema “slip” como que no me gusta nada, y de pronto se me ha ocurrido que probablemente podrías orientarme. Hay diferentes tipos o ¿sólo hay “slips”?, ¿en dónde los compro, Gocco, el Corte? Y otra pregunta, aunque no me gusten, ¿son los más cómodos?

Muchas gracias por todo,

Carmen”

Entendiendo la trascendencia de la situación, le respondí con gran celeridad:

“Querida Carmen,

Me doy cuenta de tu problema -que desde ya, asumo como propio- y del desasosiego que te debe estar causando pues yo misma me enfrenté, hace algún tiempo, al mismo problema. Te explico lo que yo hice en su día por si, la que fuera mi experiencia, te puede servir de alguna manera.

Cuando en la guardería a la que iba Tachenkín me comunicaron que se acercaba el momento de la retirada del pañal, me encaminé a lo que, hoy en día, se denomina gran superficie -es decir, a Carrefour- donde adquirí no menos de una docena de “slips” de un blanco inmaculado y por los que pagué, por aquél entoces, unos 0´99 euros -céntimo arriba, céntimo abajo-. Dicho en otras palabras, compré los más baratos.

Cuando, pasadas unas semanas, terminó la primera fase de lo que podríamos denominar “la operación calzoncillo” inicié una prospección, por diversas tiendas, con el fin de encontrar el “underwear masculino infantil” que se adaptara mejor a mi idiosincrasia.

Estos fueron los resultados:

1. Una vez interiorizada la idea de que lo mío no son los slips, debía dirigir mi búsqueda hacia las dos opciones restantes: boxers de algodón o los clásicos de tela mona -cuadros, flores, etc.-

2. Lugares y marcas en los que he encontrado “underwear infantil masculino” acorde al “estilo Compritas”:

– Los primeros que compré, en Trapitos de San Sebastián de los Reyes, fueron unos boxers de Diacar con un estampado infantil muy pequeñito. Preciosos pero solo los hacían en tallas pequeñas así que, cuando el niño creció, hubo que continuar la búsqueda.

– También de Diacar fueron los siguientes: blancos de canalé. Se siguen fabricando por lo que los puedes ver en su web.

– Como los artículos de esta marca no se caracterizan por su bajo coste -aunque sí por su gran calidad- decidí que había que buscar una alternativa para el día a día. Y la encontré donde nunca lo hubiera imaginado, en Alcampo y, aunque parezca mentira, hoy por hoy son los boxers de algodón más monos y más baratos que he encontrado: blancos con la costura y el elástico de arriba en celeste o celestes con costura y elástico en blanco. Debo decir, además, que son de gran calidad y que actualmente los está utilizando -sin ningún problema- el Mindu.

– Desafortunadamente ya no se fabrican y han sido sustituidos por otros monocromáticos, en blanco, que son los que Tachenko utiliza habitualmente. Se hacen hasta la talla 16 y creo que cuestan 1,99 euros.

– Insisto en que éstos son “los del día a día” y que, para los fines de semana y fiestas de guardar, tengo un pequeño surtido de boxers de tela en distintos estampados que he ido adquiriendo en diversos comercios: Neck&Neck, Gocco -aunque este invierno no los encontrarás- y, últimamente, Massimo Dutti

Querida Carmen, confío en que esta narración de la que fue mi experiencia pueda ayudarte y aliviar, de alguna manera, la ansiedad que esta nueva situación de debe estar causando.

Recibe un fuerte abrazo y mis mejores deseos”.

22 Comentarios

  • Ana dice:

    Querida Carmen, hace poquito yo también he pasado por esa situación. Es más, estoy en la primera fase, la de comprar varias toneladas de underwear que amablemente se ha ofrecido como kamikaze en este abandono del pañal.
    Yo compré bóxers de algodón en Gocco y en Hipercor, y aunque no tenga nada de glamour, me quedo con los segundos. Los de Gocco han resultado de la peor calidad, aunque más monos, cierto. Todos tienen la goma de la cinturilla en proceso de destrucción (se les están saliendo las gomas por varias partes del tejido) y algunos venían con descosidos. Y he de decir que no lo comprè en ningún saldo, ni baratillo ni nada por el estilo.
    Así que mi consejo es como el de María, no te vuelvas loca y ve a una gran superficie, porque al final vas a encontrar allí underwear mona y de calidad.
    Cuando la naturaleza ya esté controlada podremos lanzarnos al siguiente paso! 😉

    Espero haberes ayudado, aunque realmente no te he contado nada nuevo……

    Saludos, compradoras!!!

  • ANGELES dice:

    BUENOS DÍAS MARÍA, ME HA GUSTADO MUCHO TU POST SOBRE EL UNDERWEAR DE LOS NIÑOS, ME GUSTARÍA QUE TAMBIÉN HICIERAS UNO DE NIÑAS. YO TENGO UNA NIÑA Y ME ENCANTAN LAS BRAGUITAS DE PERLÉ PARA PONERLE DEBAJO DE LOS VESTIDITOS, AHORA YA CUMPLE TRES AÑOS Y NO ENCUENTRO TALLAS ¿SABES SI SE FABRICAN PARA TALLAS DE MÁS DE 24 MESES Y DONDE LAS PUEDO CONSEGUIR? GRACIAS Y SALUDOS.

  • Natalia dice:

    A mí me encantan los calzoncillos que has puesto en las fotos, los que son ya como de hombrecito, pero son carísimos!! Lo que hago es comprarle en carrefour o primark típicos blancos y va con esos, que todavía tiene 3 añitos. Además para contentar a su querido padre, que no entiende por qué visto a mi hijo con bermudas, calcetines, camisas…. (vaya, monín), en vez de con camisetas de dibujos que le gusten al niño (véase bob esponja, toy story….) lo que hago es que los calzocillos se los dejo llevar de dibujitos para que niño y padre estén contentos, y a mí pues como no se ven… todos felices jeje.

    • Eva dice:

      Pues yo los compro en el outlet de Benetton, Son tipo boxer, de algodón blanco inmaculado, por 1€ cada uno. Una monada. Están en el outlet porque son de temporadas pasadas. No entiendo cómo semejante clásico puede considerarse de “otra” temporada. Debo decir, también, que vivo en Tenerife, aunque supongo que los encontrareis en cualquier otra provincia (si los hay aqui….)
      Saludos!!!

      • maria jose dice:

        hola eva!!
        yo también soy de tenerife!! aqui solo tenemos Benetton outlet , verdad?? en santa cruz, en “mio sole” tienes ropa interior tipo bóxer de mejor calidad y monísimos!!! puedes quedarte con benetton para diario y estos para cuando los vistes más monos!! yo los lavo y los meto en la sacadora y estan perfectos y cada vez que mi hijo los enseña todo el mundo hace referencia a ellos!!!!

        • Eva dice:

          Muchas gracias por tu consejo María José….
          Lo cierto es que en Tenerife se nos ponen los dientes un poco largos cuando leemos los mercadillos y algunas de las tiendas que publica María, ¿verdad? Pero siempre hay tiendas donde encontrar lo que buscamos. Gracias de nuevo, iré a echar un vistazo!

          • MARIA jose dice:

            Largos no, larguísimos !! Ademas comprar por internet nos sale carísimo con el transporte y aduana. En fin , los dientes llegan al suelo…

  • Ana dice:

    Te puedes imaginar mi problema, no???? Con 4 chicos en casa y otro en camino he optado por que cada uno lleve un modelo diefrente….así nº 1 lleva boxers de tela de Neck&Neck, nº 2 boxer “sueltecito” de algodón blanco de Punto Blanco, nº 3 boxer de algodón “apretaíto” de Abanderado y nº 4 slips de los de toda la vida de Gocco…..no sé si me quedarán en el mercado modelos para cuando nº 5 tenga que utilizarlos…….Besos

  • Marta de la Iglesia dice:

    Yo soy asidua de los boxer de GOCCO, y me han dado muy buen resultado. En invierdo me gusta comprar los blancos de algodón y para verano los de tela que son un poco más fresquitos. Otro descubrimiento fue ZIPPY, donde encontré unos boxer de tela muy monos y a muy buen precio.

  • A Juego dice:

    Los mios van monísimos por fuera pero tienen cada calzoncillo de Gormitis….que en fin, prefiero ni hablar del tema que se me va de un plumazo todo el glamour!!

  • MARIA jose dice:

    Mi recomendación como madre: fase de retirada de pañal alcampo te ofrece bóxer de algodón estupendos; luego, para que sean buenos y bonitos , laranjinha tiene bóxer preciosos con buen algodón que lavan y siempre están perfectos ( lavadora y secadora y siguen blancos)

  • MARIA jose dice:

    Por cierto, no soporto el slip !!!!!

  • MARIA jose dice:

    Y los de gocco a mi también me han salido de mala calidad , la goma ya esta pasada y están grises!!

  • Paloma dice:

    A mí me pasó lo mismo que a tí, los primeros que le compramos fueron los slips blancos de toda la vida de Carrefour, pero tras verlo por casa en camiseta y “gayumbos” con pinta de señor turista alemán en Torremolinos, decidí que lo suyo eran los boxers. Ahora tiene muchos y variados, y los combino a la perfección con los calcetines y el look exterior, hoy mismo lleva indumentaria gris y por supuesto interior y calcetines grises. Eso sí, no puedo deciros donde los he comprado… porque se los compra la abuela!

  • Sara M. dice:

    Bien, pero no me ha quedado clara una cosa. ¿Son buenos los boxer de tela?. Quiero decir, que como no “sujetan” bien, pues yo nunca me he atrevido a comprárselos, porque me parece que aunque son monísimos, quizá no sean adecuados. ¡Ainsss, qué dilemas!.

  • Compritas para los Peques dice:

    ¡Ay, Sara! pero, ¿tienen que sujetar?

  • Elena dice:

    Contra!! Nunca me había planteado el asunto…como lo que yo tengo es una niña y la muy terca no ha querido desprenderse de los pañales…!!

    Es que no quiere ni oir hablar del tema. Y el año que viene, cuando llegue el buen tiempo, tendrá 3 años largos. Vamos, tremendo.

    Pero suscribo lo de Alcampo y Carrefour porque lo sé por otras mamis. Dan el apaño estupendamente para el día a día.

  • Carmen dice:

    Hola!
    Soy la que le hizo la consulta a María, y a la que, aunque ya en su momento agradecí su amable respuesta, vuelvo a darle las gracias por sus consejos.
    Deciros que lo solucioné en el Corte Inglés (como dijo María, boxers monísimos de Diacar y Voltereta, aunque estos últimos de peor calidad). Pero como necesitaba bastantes (debido a los constantes escapes de los inicios…ufff!!!) fui a Hipercor y compré packs de boxers blanquitos con los que completé el “ajuar” de mi enano.
    Me he muerto de risa con el comentario de Paloma “con slips parecía un señor turista de Torremolinos”. Es total!!!! Yo tampoco soporto los slips!
    Gracias a todas!!!

  • Silvia dice:

    Hola a todas! para mí el problema llega ahora…mi hijo cumple este Octubre 14 añazos. Cuando era pequeño le ponía tipo boxer de tela ideales con estampados de flores, rayas, vichy. Pero ahora..oh horror!! en qué se me ha convertido el angelito rubiote con ricitos?? basta que yo diga que me encanta esto o lo otro para que el me lleve totalmente la contraria. Así que no me queda otra que tragar y aceptar lo que a él le gusta aunque a mi se me revuelvan los higadillos. Necesitamos distintas opciones para estas “malas” edades. Help!!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *