Camino de tentaciones.

La vida es una sucesión de tentaciones que el Señor pone en nuestro camino. Nuestra obligación es no caer en ellas o, por lo menos, intentarlo. Pero a veces el Señor se pasa. Y con algunas personas especialmente, de hecho yo empiezo a pensar que me tiene manía y no me quiere a su derecha.

Por qué ¿como interpretáis vosotras el hecho de que, a 42 segundos de casa de mis suegros -77 pasos- se abriera hace ya algún tiempo una franquicia de Neck? Pero es que ahí no queda la cosa. Para rizar el rizo, ha permitido que este verano se haya abierto a 39 segundos -71 pasos- una tienda Gocco. Y claro, una, que es de carne y hueso, peca irremediablemente. Y lo peor es que peco delante de mi suegra, sin tapujos, a cara descubierta ya que, en esas condiciones, hay pocas posibilidades para el disimulo y la ocultación.

En fin, que la imagen que mi suegra tiene de mí se ha deteridorado considerablemente en los últimos años. Menos mal que tengo el blog y, de vez en cuando, lo puedo utilizar como excusa para mis correrías “tenderiles”. Y eso es lo que he hecho en mi última visita a Don Benito.

Estábamos tomando café en familia cuando una de mis cuñadas, sin saber muy bien lo que estaba haciendo, comentó que habían abierto una nueva tienda de ropa infantil que tenía cosas muy monas. Tras un exahustivo interrogatorio sobre estilo, tallas y marccas del que no saqué nada en claro, decidí que tendría que ir yo misma a investigar.

Así que con toda la legitimidad que me otorga el hecho de escribir un blog de moda infantil les dije a todos que me iba a acercar a la tienda en cuestión sin otro propósito que el de recabar información para compartirla generosamente con mis muy queridas -y poco comentariastas- lectoras.

Camino de la nueva tienda pasé, porque me pillaba de paso, a saludar a mis amigas de La Ratita Presumida quienes me aseguran -ya veremos- que están a punto de actualizar la web con sus diseños. De momento tienen la tienda llenita de ropa de José Varón.

La tienda por descubrir se llama El Cocherito Leré y nada más entrar me di cuenta de que iba a salir con la conciencia bien tranquila pues tiene ropa solo hasta la talla 3. Para que mi suegri viera que me tomo esto con interés, y también para contároslo todo con pelos y señales, había anotado toda la información en una chuleta pero la he perdido. Me acuerdo de algunas marcas pero no de todas: Fina Ejerique, Lio-Lio, Cocote, Trapitos, La Cuca, alfombras de Lorena Canals y mobiliario de Babyroom.

Y, como más vale una imagen que mil palabras, os dejo unas fotos.

 

Aquí tenéis el enlace a su blog:

 

Abstract: Life is a way of temptations we shoud try to avoid. But sometimes is rather difficult. In the last visit to my parents in law hometown I had to fight against them. Despite this I visited a new lovely shop with clothes up to three years and some nice decor stuff. Instead of telling you about it, I show you some pictures I do hope you enjoy. The shop is named El Cocherito Leré.

4 Comentarios

  • Ana dice:

    Muy chulo, sí señor! Sigue así. El dia que no hay post no empezamos el dia igual.

    Besos.

  • MIRIAM MONTANA dice:

    Que cosas mas bonitas que tienen!! sobre todo lo de bebé!! Son muy “de mi estilo”. Seguro que tu suegra presume de su nuera moderna de “el internné” como dice la mía jajajaaj
    Muassss

  • elcocheritoleredb dice:

    Muchas gracias por este post tan enriquecedor para todos nosotros. Unas fotos preciosas, muchas gracias. Ah, solo informarte que, ante la demanda de nuestras clientas hemos aumentado las tallas hasta 6 añitos sobre todo para las niñas, los niños hasta 4 añitos. Muchas gracias, nos encanta tu blog. Un saludo

  • Paula dice:

    mi pueblo es el mejó!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *