Indecisiones.

Buenos días. Sé que el tema del que os hablo hoy es recurrente en mis posts -bueno, eso creo, tampoco lo sé a ciencia cierta porque ya sabéis que, a determinadas edades, se van teniendo algunas lagunas…-

Resumiendo, el tema del que os hablo hoy es La Indecisión y sus Consecuencias.

Todos los años, desde hace cinco -esto también es una recurrencia-, compro a los niños unos pantalones rojos cortos, los de cinco bolsillos de toda la vida, en Benetton. Realmente no se los compro a los niños sino solo al mayor. Hace unos cinco años le compré el primero, de la talla más pequeña (18 meses) y, año tras año le he ido comprando las tallas consecutivas. Hasta el año pasado en que compré la 7-8. Al Mindundi –al que acabaré dedicando un blog aparte pues me tiene “contenta”- no le he comprado ninguno porque con la de 18 meses de su hermano sigue teniendo suficiente.

Toda esta introducción es para contaros que cuando este año –y tras comprobar que a Tachenkín no le vale la 7-8- me fui a Benetton a por la correspondiente  9-10, me encontré con la desagradable sorpresa de que este año o no han hecho los imprescindibles pantalones o en la tienda a la que yo suelo ir no los han llevado. Y digo que los pantalones son imprescindibles porque, ¿quién no necesita unas bermudas rojas de verano en su vida? Yo, personalmente, no puedo vivir sin ellas.

En fin, una vez recuperada del impacto inicial, llamo a mi ex – amiga Aránzazu porque sé que ella le había comprado unos pantalones rojos a su hijo para venir a la Primera Comunión de mi primogénita. Con gran amabilidad –imagino porque se ha dado cuenta de yo sí soy una buena persona ya que, a pesar del episodio pijamil, le invité (a ella y toda su familia) a la comunión de mi hija- me explicó que, después de intentar en varios sitios, había encontrado unas bermudas “chinas” rojas en Gocco.

No me lo pensé dos veces, cogí el coche, llené el depósito, recorrí los más de 20 kilómetros que me separan del Gocco más cercano, llegué al Gocco más cercano, pregunté por las bermudas “chinas”, comprobé –con gran satisfacción y tranquilidad que sí las tenían-, compré las bermudas “chinas” y, cuando ya me disponía a salir por la puerta con  mis bermudas “chinas” en la mano, me doy cuenta de que tienen también el modelo “5 bolsillos” que es igualito al que yo había comprado en Benetton otros años y, consecuentemente, el que necesito para que Tachenkín  y Mindu vayan perfectamente combinados.

Doy media vuelta y le explico, con muchísima vergüenza y toda la simpatía de la que soy capaz, a la amabilísima dependienta lo que me ha pasado y  que realmente, para ser feliz, necesito los pantalones “cinco bolsillos” y no las bermudas “chinas”.

Mientras va preparando el cambio, doy una vueltecita por la tienda y descubro unos preciosos jerséis azulones. No sé si recordáis el problema que tuve con los jerséis azulones el año pasado por estas fechas, más o menos. Después de dar muchas, muchas vueltas conseguí uno en Mayoral al lado de casa y el otro me lo mandaron desde no sé muy bien donde. Bueno pues esos jerséis, que apenas nos pusimos un par de veces el año pasado, ya nos quedan pequeños.

El caso es que vi en Gocco los jerséis azulones y pensé “pues me vienen de perlas pero como hoy ya me he gastado suficiente y esta pobre chica ya me ha hecho el ticket y veo que hay más que suficientes ya vendré otro día”.

Y ese día era hoy: aviso al SQVEMCYEEPDMH que después de trabajar tengo que ir a hacer la compra (no le digo de qué tipo de compra estamos hablando) y que, por favor, vaya a recoger a lo niños. Llamo a Gocco para confirmar que tienen los jerséis en la talla que necesito y me encuentro con la desagradable sorpresa de que no es que no tengan mis tallas, es que no tienen ninguno, ¡¡¡¡ninguno!!!!

 ¡Ah!, pero no acaba ahí la cosa, es que la dependienta que me atiende me dice que sí han entrado en azulón para la nueva temporada. ¡¡¡¡¡¿¿¿La nueva temporada????!!!!!!

No pierdo la esperanza, cojo el teléfono y empiezo a llamar a una tienda, otra, otra… A la cuarta llamada me doy cuenta de que ésta es una batalla perdida…

Vamos a ver señoras, un poco de sensatez. Estamos a 20 junio, el verano “oficialmente” no ha comenzado, todavía faltan días para que empiecen las rebajas y, ¿ya no quedan jerséis azulones de verano? Y, lo que es peor, ¿sí puedo comprar los de otoño-invierno 2012?

Supongo que ahora muchas estáis esperando un nuevo enlace para curiosear ¿verdad? Pues me temo que hoy no hay enlace. Después de escribir estas líneas solo puedo invitaros a que dediquéis los próximos minutos  a la reflexión.

Tic-tac, tic-tac……

¿Ya han pasado cinco minutos? Pues hasta mañana y feliz semana.

P.D. No guardo rencor a las que os habéis quedado con mis jerséis azulones.

 

14 Comentarios

  • Geno dice:

    Hola María.
    Decirte, en primer lugar, que me encanta tu blog y que me siento identificada totalmente contigo.
    Te cuento. Tengo dos bodas muy allegadas el mes que viene y solo me faltaban los zapatos y los calcetines. Pues me pasé tres días de la semana pasada buscando calcetines de hilo calados azul marino para mis hijos y en la mayoría de los sitios “se habían agotado, los habían tenido monísimos, etc…”. Pero lo que más me “repateó” fue que en una de las tiendas tuvieron la osadía de decirme que “desde Marzo que los pusieron mucho habían durado”… a lo que yo le contesté que “en Marzo todavía no sabía como iban a ir mis hijos vestidos a las bodas”. ¡Es increíble, pero hasta los calcetines se agotan!.
    Un saludo.

  • mamiteayudo dice:

    Y digo yo, queeee raro que se hayan agotado y los tengan de la “Nueva temporada”. Tic, tac, tic, tac,… y lo mismo pasa en Zara, en Massimo Dutti…. Es que las rebajas ya no son lo que eran!!

    Siempre que voy de rebajas me gustan los estantes de la “Nueva Temporada” ¿por qué será?

  • marta dice:

    Hola María!!! Hay otra cosa muy rara en GOCCO, yo vivo en Las Palmas y ya han empezado a hacer el 40% a los clientes de GOCCO&FRIENS desde el 17 de junio,, pero te dicen claramente que en todas las tiendas menos en Madrid!!
    Y de repente se agotan tus jerseys en Madrid??? Raro, raro,raro….

    Besitos,

  • Doirelu dice:

    María, yo he estado hoy en Gocco a coger unas cosillas para la mayor y me han comentado que en Salamanca llega lo de invierno la semana que viene. La verdad que no tienen mucha ropa y ahora están con la promoción del 40% y teniendo en cuenta que quedan casi dos semanas para rebajas y que la tienda estaba hasta los topes de gente comprando, pues o la dejan vacía de mercancía o meten la ropa de invierno. Pero lo pero de todo es que a mi me gusta llevar a las tres niñas iguales y si quiero tener lo que me gusta igual o lo compro en agosto (lo de verano lo compre en febrero y marzo) o luego no tengo tallas.
    Quieres que te mire los jerseys azulones en Salamanca?? Aquí en El Corte Inglés suelen tener bastante mercancía y suelen reponer.
    Besos

  • Concha dice:

    A mi me dijo una dependienta que la ropa infantil se compra en febrero la de verano y en julio la de invierno!!!! Y se quedó tan ancha, como si a ciertas edades supieras en febrero la talla que tendrá en agosto… Una locura…

  • Almudena dice:

    Pues si a mi se me ocurre decirle a alguna clienta en Burgos que tiene que comprar la ropa de verano en febrero el sitio mas cercano a donde me manda es a freir morcillas, de una forma mucho menos delicada claro, y conste que a mi la morcilla me encanta, cosas de el burgalesismo, Maria me imagino que me entendera….
    Yo el año pasado me volvi loca para encontrar calcetines de perle en camel, mi hermana en la tienda no tenia, y eso que tienen todo el muestrario de leotardos, en fin, pues van este año y sacan tres tonos!!!! no me lo puedo creer, este año que aun le valen los de el año pasado, y yo que miraba al suelo cuando me encontraba con mi hermana y su sobrino llevaba unos de camel de borlas que encontre no se como en una tienda de liquidacion, ainsss traicion de hermana me sentia como la Ex amiga de los pijamas, traicionando a la bendita que me vende con leotardos…..(menos mal que con la cantidad de leotardos que lleva el primogenito y por ende su hermana ahora reparo el daño)

  • ¡como te entiendo¡ a mi como me gusta mucho llevar a mis hijos iguales sin morir arruinada en el intento, compro mucho en gocco, te cuento que lo que hago es ir en cuanto reciben la temporada y me traigo absolutamente todo lo que me gusta (vamos una cuenta astronomica) luego les pruebo y decido finalmente con que me quedo, lo demas lo devuelvo, no he encontrado otro modo de tener talla de todo lo que quiero, un dia me explicaron en una tienda infantil que lo normal es recibir dos tallas por modelo, les pregunte si estaban locos y me dijo que normalmente era así en todas las tiendas y que la ropa de verano se compraba en febrero y la de invierno en julio, me quede pasmada pero desde entonces estoy al loro con las fechas ¡que locura¡ y por cierto ¿donde esta la crisis? yo cuando voy esta todo arrasado, luego esta el otro punto, soy nula para comprar en rebajas, mis amigas van y siempre compran miles de cosas yo voy veo nada, me encanta seguirte.

  • Mamen dice:

    Me ha pasado lo mismo en Zara con una falda ,había diez o doce y ya no quedan.
    Para mi que lo guardan y lo sacan para otoño o rebajas.
    Animo con los jerseys

  • No os habeis dado cuenta que ahora ya no hacen la típica colección de otoño-invierno y luego la de primavera-verano??? Ahora hacen lo siguiente: para las rebajas de verano ponen la temporada de pre-otoño, que, casualmente, es igualita a lo que había en la tienda la semana de antes de las rebajas, en otoño, pre-invierno e invierno, en las rebajas de enero, hacen la colección de pre-primavera, que, al igual que pasa con la colección de pre-otoño, es igualita a lo que había en la tienda unos días antes y para primavera, hacen primavera y verano. Vamos que muy normal no es!!!!
    Pero bueno, que voy a decir que yo, que este año comprando la colección de invierno para los más peques, todos los comerciales, me dijeron lo mismo: que en algunos comercios, la temporada de invierno empieza a verse desde el mes de Julio!!!!!!! Dios, pero si aún no he podido ni estrenar la mitad de los vestidos que le he comprado a la niña y ya mismo me veo comprando lo de invierno…
    Amancio Ortega, no sabes cuanto daño has echo.
    Saludos a todas
    Verónica

  • Sara M. dice:

    Si, por desgracia es así. Yo gracias a Dios ya me he “librado” de llevarles iguales, con lo que me he quitado un peso de encima, pero aún así… Te encuentras con que a principios de temporada (las fechas ya mencionadas, y difícilmente más absurdas) hay 50 modelos distintos de shorts vaqueros (por poner un ejemplo). Pero, ¡oh, casualidad!, cuando tres meses después ves tu ropa de temporada, y te das cuenta de que necesitas unos y vas a por ellos, no queda ni uno 🙁 Y encima en Zara últimamente, los pantalones de “invierno”, son más finos que algunos de verano de otras tiendas. Conclusión: mi hijo lleva los pantalones largos y bermudas casi todo el año del mismo grosor (aquí tampoco hace frío para muchísimo más), y con las camisas tres cuartas de lo mismo, prefiero comprárselas de verano, luego las utiliza todo el invierno, y encima al ser de manga larga, y hacer mucho calor aquí, pues en las rebajas siempre las encuentro monísimas.
    Por cierto, María, si quieres te lo miro aquí en Jaén. Como es un sitio muy caluroso, los jerseys suelen “durar” más que en otros sitios.

  • anonima dice:

    hace un par de años a mi Nº1 le creió el pie ¡¡3 números!! en verano, sí, de 3 números diferentes hubo que comprarle zapatos, en agosto casi lo tengo que llevar descalzo porque en todos sitios me miraban como a una loca por querer comprar unas zapatillas de lona o unas de goma para la piscina en pleno verano (en sevilla desde agosto hasta que nos ponemos los calcetines pasan unos cuanto dias…bastantes), busqué en sevilla y alrededores y playas cercanas y fue realmente dificil encontrar algo.
    este año, a mi Nº2 le compré unas de goma muy monas al principio de temporada, y no las ha podido estrenar!!!! cuando llegó el momento de ponérselas le quedaban ya pequeñas.
    ¿estamos locos? ¿por qué no se compran las cosas cuando llegue el momento o cuando las necesitemos? o yo soy un desastre para las tallas o mis hijos crecen de una manera muy rara, pero si lo compro más grande, no crecen y se les queda grande, o si lo compro más pequeño para que les quede mono y no se les quede grande, no lo llegan a estrenar… no os pasa????
    maría, enhorabuena por tu blog, pero desde que lo leo me da un remordimiento el día que no los llevo iguales!!!! …

  • Eva dice:

    María estas cosas no pueden pasarte a ti ¡a ti! El repaso del armario de verano hay que hacerlo a principios de la temporada de invierno y comprar todo lo necesario. Así lo hacen las mamás organizadas y responsables.
    😛 en fin… sí sí, te doy toda la rázón, es alucinante. Mira yo fui a Gocco a buscar pijamas de verano cuando aún mis hijas iban con los pijamas de felpa (madre previsora) y me encuentro con que no quedan tallas de la mitad de las cosas y menos aún encontrar la misma talla en la 6 y la 8! Y el comentario de la dependienta fue el mismo, en pocas palabras que “iba tarde”… ja ja ja, desde luego no sé que venderán en las rebajas.
    Un abrazo desde Barcelona

  • ana maria dice:

    yo es que hija le tengo que probar a mis pobre niñas en julio a 45 grados y en sevilla la ropa de invierno y es que me matan , asi es que hasta octubre aqui no hay forma lo que pille, pillé, o se lo compro a ojo normalmente grandecito para no equivocarme y si pasa lo guardo para el año que viene que a alguna le estara bien.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *