Ana, Carolina, glamour…

Cada día admiro más a Ana Obregón. ¡Con lo famosa que es y ella siempre con los piés en la tierra! Sin embargo yo, salgo un ratito en el periódico de mi pueblo y ya no doy pie con bola.

Ayer por la mañana fui a trabajar. Aparco y cuando llego a la puesrta del trabajo, me doy cuenta de que me he dejado las llaves en casa. Otra vez a casa a por las llaves…

Cuano salgo de trabajar voy a por el coche y, cuando llego, no hay coche pero sí un par de agentes de la policía municipal. Me da un vuelco el corazón, me acerco y les explico que yo había dejado el coche allí por la mañana pero que ya no está y, como el coche estaba bien aparcado, solo cabe la posibilidad de que me lo hayan robado. No he terminado la frase cuando caigo en la cuenta, había aparcado allí en mi primer intento de ir a trabajar pero, en el segundo, había dejado el coche en otra calle. Agradezco a los amables agentes su capacidad de escucha -no ha habido opción para otro tipo de actuaciones- y, con la poca dignidad que me queda, me voy a por el coche.

He hecho un mini-maratón de recados y me he ido a mi clase de padel -lo del gimnasio no cristalizó-. Cuando por fin llego, dispuesta a liberar algo de adrenalina y alguna kilocaloria, me doy cuenta de que he olvidado la raqueta -perdón, pala-. ¡Hala! otra vez a casa… En la clase no he dado pie con bola o, mejor dicho, no he dado a la bola ni con el pie, ni con la pala, ni con nada de nada…

Ya con los niños en el coche y a punto de volver a casa la whiteberry hace pi-pi-pi. ¡Horror! Se está acabando la bateria y la bateria está en… el despacho. Pues nada, como la gasolina está tan barata, antes de ir a casa, vamos al trabajo a buscar el cargador.

Y el remate ha ocurrido un rato antes de sentarme a escribir este post: no sé que he hecho en las tripas del blog que me he “cargado” toda la columna izquierda. Casi me da un ataque… Menos mal que Hugo, mi infórmático de cabecera y que tiene muchísima más paciencia de la que el Santo Job tuvo en su vida, lo ha arreglado.

En fin, cuando me llamen de Vogue, Hola o Telva me lo voy a tener que pensar…

Y, hablando de Hola y Telva, ya sabéis que en las últimas semanas han publicado sus especiales niños -El Vogue también tiene uno pero siempre se me escapa-. Yo les he echado un vistazo y algunas cosas me han gustado mucho, muchísimo y otras no tanto.

Una de las cosas que más me ha gustado en Telva ha sido el vestido que lleva la hija de Carolina Herrera en la portada. Ese vestido ya lo había visto en el escaparate de Villanueva con Serrano. De hecho, cuando lo vi, le dije a mi hija -iba con ella-, “mira, ese vestido me encanta, si fuera más corto me lo compraba para tu Comunión”.

A lo que ella, es todavía muy joven, me dice, “pues cómpralo y lo cortas”.

¡Qué mona mi niña y qué bocazas su madre! ¿Qué hago yo ahora?, ¿soy sincera y le explico que si me compro el vestido voy a ser la madre más elegante del McDonalds que es donde tendríamos que celebrar la Comunión? o ¿simplemente le digo que no se compra un vestido de Carolina Herrera para, acto seguido, pegarle un tijeretazo? Le conté lo de la tijera.

¿Os gusta el vestido? Me chifla. Confieso que de Carolina Herrera me gusta más la ropa de mujer pero, como éste es un blog de moda infantil, os dejo algunas fotos de la colección que tiene para niños. En general, me ha gustado pero esto ha sido lo que más.

Y si queréis ver el resto de la colección:

http://www.carolinaherrera.com

Y una pequeña aclaración, la foto del Diario de Burgos, en la que tan mona y delgada me habéis visto algunas, se hizo antes de Navidad -concretamente en el multitudinario sorteo navideños-, cuando, ni siquiera, me había planteado hacer una dieta. Pero gracias igualmente.

Etiquetas

11 Comentarios

  • Vane dice:

    Lo que me he podido reir con tus idas y venidas,creo que a la mayoria nos pasa lo mismo un dia si…y otro también!!

  • anonimo dice:

    EL vestido que comentas de CH me pareció ideal, de hecho, había tenido planteamientos similares al tuyo, hasta lo llegué a ver en la boutique de CH en el Corte Inglés…en largo desmerece, y le da un toque demasiado serio, algo marujón.
    También me pareció muy chulo el colgante con las tres iniciales de sus hijos…
    ¡La verdad que entre las fotos, y todo el glamour que le rodea, ni que se ponga una sartén por sombrero!
    Saludos

  • Macarena dice:

    A mí también me gusta más Carolina Herrera woman, pero hay cosas monas para los niños también. Oye, pon una foto tuya de ahora, que seguro estarás delgadísima. ¡A menos que quieras esperar para ponernos las fotos de la Comunión para dar el campanazo! Un beso, María.

  • susana dice:

    Desde luego el vestido es una pasada, pero realmente no propio, te toca esperar otro acontecimiento. A mi me pasa igual que quitando un par de cosillas para mi peque de 8 años, pero que siempre será mi peque, no la veo mucho con su ropa

  • Mari Carmen dice:

    Pero María, esto no se hace. Nos has engañado a todas. Que si las bloggers de Mari Claire estaban delgadísimas, que vaya trauma con la revisión médica porque te sobraban kilos, que si te ponías medias muy tupidas para disimular lo que había que disimular, que Benito el de las chuches estuvo a punto de decirte que estabas “menos gorda”. Y mi pregunta es ¿En qué talla te has quedado?¿ En la 36?
    Besos, Mari Carmen

  • carmenhf dice:

    jajaja…que me parto con lo del coche…me recuerda a un episodio dramático la primera vez que fuimos a Ikea…anda que no es complicado el parking de Ikea…

    bueno, veo que no soy la única madre-despistada por estos lares…

    p.d: no te estarás volviendo vigoréxica?????

  • Entredos dice:

    María, creo que todas hemos tenido días de esos alguna vez, jejeje, es normal con el ritmo de vida que llevamos. Aunque eso sí, no deja de dar mucha rabia.
    El vestido es precioso, pero es cierto que poco adecuado para una comunión. A mí la ropa de niños de Carolina Herrera no me dice nada, la verdad, me parece demasiado cara para lo que es.
    Yo también me pregunto, en qué talla estás? porque si en la foto estabas gorda, ahora seguro que ni se te ve.
    Biquiños

  • Celia dice:

    Maria, pues yo que soy muy “severa” con los kilos, te veo delgada en la foto del periodico, prometido!! No se porque pensaba que tenias el pelo largo!!! Ah!! tendras que enseñarnos una foto actual, porque debes estar delgadiiiisima………que envidia!!! Con Carolina Herrera o sin, vas a ser la mama mas requeteguapa de las comuniones.
    Un abrazo
    Celia

  • myriam dice:

    Jaja ja ¡pues si que tuvieste un día accidentado ayer…¡, y estoy de acuerdo con alguna compi que ya ha escrito ¡no vale eso de decir tengo que adelgazar…¡ y luego vemos tu foto antes del régimen, en la cual se te ve estupenda y ahora nos dices ¡que te la hicieron antes de la dieta¡ pues hija….ahora no se te verá de tan delgada….
    Bs

  • PILAR dice:

    La entrada es muy ingeniosa, y nos identificamos con los despites, las idas y venidas… pero para nada con la ropa de CH para niños, no es nuestro estilo, ni termina del todo de convencerme esta letra industrial del blog, y estas ventanas parpadeantes…la sencillez y la limpieza de la imagen de tu blog transmitía mucha cercanía y ha sido algo muy valorado,,, menos es más… y CH más precio menos originalidad. ( Es solo una opinión)

  • Pizpireta dice:

    Ja,ja …pues yo te juro que te vi más elgada que en otras fotos,o será que nos tenias muy engañadas con tanta autocrítica,…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *