Primera Comunión, enésima parte.

Hace dos semanas os contaba lo preocupada que estaba porque voy muy retrasada con los preparativos de la Primera Comunión. Hoy me hubiera gustado contaros los avances hechos en este tiempo pero, desgraciadamente, no va a ser posible, seguimos igual: no tengo ni idea de que zapatos ponerle, sigo sin elegir recordatorios, le he dicho a Ana Bags que quiero que me prepare algo pero no sé el qué, no sé como peinaré a la niña, no he empzado a mirar ropa para los niños…

En fin, que vamos mal, muy mal. Y es que no me concentro, me distraigo con todo. Por ejemplo, en las últimas semanas he estado entretenidísima en los outfits carnavalescos -ya no entrecomillo lo de los outfits porque lo digo con mucha naturalidad-. Debo decir que los outfits en cuestión no quedaron nada mal, a las pruebas me remito, pero hubiera sido mucho más útil emplear el tiempo en las cosas de la Comunión.

Reconozco que esto lo he contado para tener una excusa para poner esta foto del Mindu. Está genial, ¿verdad?

Otro de mis principales focos de distracción es el dichoso ordenador. Entro en Google para buscar los zapatos y acabo comprando toallas para la piscina. Y no os cuento lo que me ha pasado hoy.

Bueno, sí os lo cuento.

Esta mañana, al leer el post de Zippy, me he dado cuenta de que necesitaba urgentemente ir allí a comprar unos vaqueros para los niños. Vamos, cuestión de vida o muerte. Como sería la cosa de importante que me he ido a la hora de comer -no tengo otra- prescindiendo, incluso, de mi apetitosa comida a base de lechuga y pollo a la plancha. He salido de trabajar y me he ido pitando para allá. Pitando pero sin sobrepasar los 110 kilómetros por hora, por supuesto.

He comprado un par de vaqueros para los niños y, ya que estaba allí, otros pantalones para la niña -los del lazo de ayer- y… una camisa Oxford monísima, una chaqueta roja, un pantalón de chandal y unas medias para el ballet.

Y con este acopio de prendas uno puede pensar que ya me puedo concentrar en lo importante, la Comunión de mi hija.

Pues no. Porque el próximo día que tenga un ratito libre tengo que volver a Zippy a cambiar los vaqueros de Tachenko por otros más grandes, los del Mindu por unos más estrechos, el pantalón del chandal por otro más corto y la chaqueta roja por otra, por lo menos, dos tallas más grande. La blusa no es que no la cambie, es que, de momento, no se la he probado. Las medias para el ballet no se cambian así que me las quedo. Y si no encuentro zapatos para el gran día pues le pongo las medias y que vaya descalza cual ninfa del bosque. ¡Creando tendencia, mismamente!

Bien, en cuanto consiga arreglar este desaguisado ya no habrá nada ni nadie que me distraiga de mi objetivo.

Y para que veáis que mis intenciones son sinceras y que ya estoy empezando a concentrarme en mi “target”, os traigo un par de informaciones sobre el tema.

1. Las Niñucas ha sacado un par de modelos de Primera Comunión. Son cortos, se hacen en satén de algodón y seda salvaje, en las tallas 8, 10 y 12, cuestan 45 euros y la entrega es inmediata. Si queréis más información podéis escribir a lasninucas@gmail.com o llamar al teléfono 686 000 246.

2. El otro día os presenté Los Lotos de Victoria que tiene unos complementos para el pelo y unas flores para para adornar las alpargatas que son una monada. Ahora acaban de colgar en la web unos tocados de Primera Comunión que tampoco están nada mal.

Y digo yo, si Iker, a pesar de tener a Sara cerca, consiguió ganar un mundial, ¿no voy a ser yo capaz de organizar una Primera Comunión a pesar de las pequeñas distracciones? Y si veo que no avanzo, me cojo un par de semanas de excedencia del blog.

Lo último: hoy ha empezado una venta de Tuc-Tuc en Privalia. Os dejo mi correo por si queréis que os amadrine, compritasparalospeques@gmail.com  y la dirección de Privalia, http://es.privalia.com/

6 Comentarios

  • Macarena dice:

    ¡Buenísima la entrada! El payasete para comérselo, me encanta la peluca. Ya verás que la Comunión te sale redonda. ¡Y ya mismo también dejas de entrecomillar target, ja, ja!. Un saludo.

  • A JUEGO, complementos infantiles y moda infantil dice:

    Organízate María, que una excedencia no vamos a dejar que te cojas!! Monísimo el mindu, está genial!!!

  • anlu dice:

    si queréis ver los tocados de comunión que presentamos el otro día en Anlu Atelier podéis visitarnos en nuestra página de facebook
    un saludo a todas desde Almería
    http://www.facebook.com/profile.php?id=562660891#!/pages/AnLu-Atelier/151878158184425

  • Ana Pompones dice:

    El Mindu de payaso no tiene precio,esa sonrisa que se aprecia debajo de la nariz roja lo dice todo.
    Estoy completamente segura que "La Comunión" saldrá…yo creo que no hará falta que nos abandones,si tal,nos das un silbidito…pero no nos dejeeeees…si ya vas por buen camino,le has pedido ayuda a AnaBags.

  • Sara M. dice:

    ¡Que gracioso el Mindu, María!. Y no te preocupes de la comunión; si tu blog está pensado para entretenernos, ¿Para qué te crees que estamos nosotras, si no es para ayudarte?. Besos y paciencia…

  • hypo dice:

    pues mi comunion va parecido a la tuya y yo pensaba qu elo tenía casi todo atado! estoy un tanto perdida con lo de los recordatorios y detallitos para los niños , tampoco sé que hacer con las fotos de estudio. En lo que te gano es que ya tengo la ropa de sus hermanos, rebajas de larrana del año pasado,este año hubiera sido demasiado ,y en como va air peinada la niña, pelo sueloto y diadema de organdi como el vestido (eso sí solo la diadema vale 45 eurazos) estamos de atar!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *