Heart Attack, perchas y TATIN.

Pues me fui a hacer la compra con 89 euros menos en el bolsillo pero con la tranquilidad de tener los pantalones de los niños. Además, en Carrefour me dieron un vale de 12 euros lo cual me hizo sentir sustancialmente mejor.

No había llegado a casa cuando recibo en la White Berry -los niños la siguen llamando así y yo no tengo corazón para sacarles de su error- un mensaje de Noemí, que es una lectora de Compritas, diciendo que el miércoles hay una venta de Neck en Privalia pero que esa misma tarde, la del martes, de ocho a diez hay una pre-venta en la Fan Shop. ¿La Fan Shop?

Escribo corriendo a Privalia para preguntar qué es eso de la Fan Shop y cómo puedo acceder a ella. Luego me acordé de que en su día me enviaron la información pero que lo dejé pasar. Me hago fan de la Fan-Shop y lo dejo todo preparadísimo para, a las ocho en punto y con la tarjeta en la mano, sentarme frente al ordenador.

A las ocho menos dos le digo al Mindu, que está obsesionado con los juegos de Zippy, que ahora le toca a mamá. A las ocho en punto comienza la agonía.

Empiezo a mirar lo de niña, siempre me pasa lo mismo, pero de repente me acuerdo de la Comunión que se avecina y de que los niños están solo semi-equipados y me voy corriendo a ver qué hay para ellos.

En ese momento ya soy consciente de que “la cosa” va a ir lenta, muy lenta. La página me está dando un montón de problemas. Tardo para ir de una página a otra, tardo para ampilar la imagen, tardo para ver las tallas… Y ya os adelanto que también se tardaba una barbaridad a la hora de incluir los productos en la cesta de la compra.

Ya en la sección de niños, lo primero que veo es esta camisa. Me imagino a “mis chicos” con sus bermudas, esta camisa y unos calcetines marino y pienso: “ya tengo solucinado el problema”. Además, luego me sirven para combinar con la camiseta en Toile azul de http://www.kidschocolate.com/ que he encargado para María. Me imagino a los tres con unos vaqueros, o con unos pantalones blancos, o con unos chinos, o con unos pantalones rojos… El problema es que no hay talla 4. Da igual, cojo la 6 y la 10 y las guardo para el año que viene. Me gustan mucho y están muy bien de precio, no puedo dejarlas escapar. Eso sí, tardo una eternidad en seleccionar las dos tallas.

Sigo navegando, de la colección Oceano, paso a Emblemáticos. La primera camisa es azul con rayas rojas y ¡con gemelos! Bueno, a los niños les va a encantar una camisa de gemelos como las de su padre y es apropiadísima para una Primera Comunión. La hay en la talla 4 así que, por si las moscas, selecciono la 4 y la 6 para el Mindu y la 8 y la 10 para Tachenko. Otra eternidad.

Acto seguido veo una de cuadritos azul también con gemelos. Mi lógica me dice que es mejor coger ésta porque se puede combinar con todo. La anterior me limita mucho a la hora de escoger los jerseis. Hay en todas las tallas así que pinchamos: la 4, la 6, la 8 y la 10. Esto va tan despacio que casi se me queda dormida la mano de tanto esperar.

Ya las tengo, seguimos bajando y, ¡MIS BERMUDAS! Empieza la taquicardia, ¿sabéis lo que cuestan? No llegan a 14 euros. ¿Qué hago? acabo de comprar unas, de hecho mi tarjeta todavía está calentita. Bueno, vamos a cogerlas y luego decidimos. La 4, la 8 y la 10. Aquí no cogemos la 6 porque nos cabrían tres o cuatro Gonzalitos dentro.

Sigo mirando. Aparecen las corbatas. A los niños les hace mucha ilusión llevar corbata y a María le apetece que sus hermanos lleven corbatas. ¿Qué hago? Yo ni me lo había planteado. Decido preguntar a mi amiga Ana, sus niños van siempre impecables y ya lleva unas cuantas Comuniones encima. Le escribo un mensaje en el chat de la White Berry:

– ¿Pongo corbata a los niños en la Comunión?

– Hombre, más guapetones ¿no?

– Tengo un lío… con o sin chaqueta.

– Yo en plan British.

– ??????????

Pasan varios minutos y no contesta. Yo estoy atacada porque la venta termina a las diez y ya son las 20.57 hrs. Si pensáis que me lo estoy inventando estáis muy equivocadas, todo está registrado en mi White Berry.

A las 20.59 no puedo más. Insisto.

– Contesta please.

– Voy, dame un rato que tengo lío…

– Es que estoy comprando yaaaaaaaaaaa.

– Ahhh! Yo bermuda beige, camisa Oxford azul, corbata chula y teba o blazer marino. (Aquí ya son las 21.05 hrs.)

– Luego te cuento.

– Ok.

Llamo a los niños para enseñarles las corbatas y que elijan -¿quíén dice que no soy una madre moderna?-. De las tres posibilidades que hay oculto una y les enseño solo dos no vaya a ser… Se decantan por la burdeos. Lógico, es como las de su padre. La otra opción es de las que se atan detrás.

¿Qué hago con las tebas? Sé que tengo alguna pero no recuerdo las tallas y no sé como les quedarán. Carrera al armario, falta una, ¿dónde está?, en una caja en el armario de la niña, necesito una silla para subirme, la tengo. “¡Niñoooos, venid aquí ahora mismo!” A los tres gritos y dos amenazas (postre y Wii) hacen acto de presencia. Pruebo tebas, al Mindu le vale la 4 y a Tachenko le pica. Otra amenaza, “o te pones esta chaqueta ahora mismo o no te vuelves a poner un chandal en lo que te queda de vida”. La ocho le queda muy justita, necesito una 10.

Vuelvo al ordenador y selecciono la talla 10. Cojo aire. Las camisas de rayas rojas ya no me sirven porque no “pegan” con las corbatas burdeos. Voy al carro de la compra para eliminarlas. ¡No puedo acceder! Se despliega pero cuando pongo el ratón encima se “repliega”. No me lo puedo creer. Me tiembla la pierna izquierda. Tranquilicémonos. Dejemos este problema para más adelante y volvamos a la “tienda” por si se nos ha escapado algún detalle.

Efectivamente, camisas rosas de gemelos. Ideales para las corbatas burdeos. La 4, la 6, la 8 y la 10. Y, de pronto, otro rayo de lucidez. Si ya tienen unas camisas de gemelos. ¿Quiere decir eso que ya no las necesito y que me voy a ahorrar 33 euros -2 x 16,5-? ¡No! Quiere decir que se las puedo probar para ver que tallas necesito. Bien hecho, la 4 me la voy a ahorrar porque aunque le queda perfecta de mangas, le queda cortísima. Así que con la 6, la 8 y la 10 lo tengo solucionado.

Pues ahora sí que, definitivamente, quiero ir al carro de la compra. Después de 13 intentos, y sin saber como, consigo acceder. Empiezo a eliminar: todas las camisas de gemelos de raya roja. Cuando tengo dos eliminadaas Explorer detecta un problema y tiene que cerrarse.

Y se cierra. Pues lo abrimos otra vez. Gracias a Dios me ha conservado el carrito intacto. Sigo eliminando las camisas de raya roja y todas las camisas de gemelos de cuadros azules.

Repaso: las camisas vichy marino, las camisas rosas, los pantalones, la teba y las corbatas.

Conclusión: un pastón pero poco si lo comparo con lo que me hubiera gastado en la tienda y poquísimo si lo comparo con lo que me había gastado en bermudas por la mañana. Lo mejor de todo es que cuando, por fin, consigo pagar y terminar aparece un mensaje que dice: ¡Todo ha ido sobre ruedas!

Sí, pero cuadradas.

Pues si tenéís tiempo, mucho tiempo, hoy empieza una venta de Cóndor: http://es.prilavia.com/

Y, ahora que lo pienso, he comprado 6 bermudas cuando solo necesitos dos. Algo no está funcionando…

A las 21.45 escribo en la WB:

– Hecho, pantalón camel, teba marino, camisa rosa gemelos y corbata burdeos y marino. Faltan zapatos.

– Ideal!

– De la muerte.

– Dónde los has comprado??

– Privalia: pantalón 13, camisa 16, corbata 9 y teba 29. Todo Neck.

– ¡Jo, que heavy!

– La que sabe, sabe. Voy a poner la secadora. Besos.

– Buenas noches.

Y ahora, a trabajar. Duchas, cenas, dientes, cama, Jesusito de mi vida, beso y hasta mañana.

Llega el SQVEMCYEEPDMH.

– Ya tengo la ropa de los niños para la Comunión. Al final llevan corbata.

– Ni hablar.

Y lo peor es que, cuando me llegue el pedido, no voy a tener perchas suficientes en el armario para colgar todo.

Y, por si os ha sabido a poco, os dejo otro enlace mono. Ahora bien, no tengo ni idea de que os voy a hablar la semana que viene.

23 Comentarios

  • Asun Bañón dice:

    Me estoy acelerando yo de leerte,… relajate, respira, ya solo los zapatos.
    Lo de la corbata no es problema, en cuanto la tengan en casa ellos solos convencen al SQVEtCYEEPDtH.

    Un beso,
    Asun

  • Susana dice:

    jajajaja eres la remonda… que bien la compra lo que has ahorrado… es increible lo guapos que van a ir y que bien de precio… tu marido tiene que estar encantado madre mia lo que ahorras jajaja besos desde leon

  • Esther Bonald dice:

    Por Diossss!!! Que estresssss!!! Que a mi también me estaba temblando la pierna…. Claro! Por eso he llegado esta mañana a la venta de Neck, y no había nadaaaa de lo que quería…
    Por cierto, desde que han cambiado la pagina, va fatal… Cuando pincho en una foto para ampliarla, al volver atrás, me pasa directamente a otra sección, no a lo que estaba viendo…es un tostón… A ver si con tu poder blogueril, se enteran y lo arreglan…
    Besosssss.

    http://www.zarcillitosdecoral.blogspot.com

  • Anonymous dice:

    jajajaja no hay día que no te lea y me saques una sonrisa.Eres grande!!

  • ana dice:

    María, me he partido!!!!!!! No puedo parar de reir…..simplemente genial!!
    Y super el look british que has conseguido y a ese precio…Un besazo y buen finde!!!!

  • keiki dice:

    Qué estress Dios mío María, pero al menos ya puedes descansar, está solucionado, van a ir guapísimos!! besos,Lourdes.

  • Anonymous dice:

    si todo muy estresante!! jeje pero nos has dicho ni mu de lo de fan shop ¿ como es? q yo compré en la versión normal jejejej… cuenta cuenta

  • Anonymous dice:

    Genial los enlaces! en especial Tatín. está muy bien de precio para los vestidos tan originales que son. ahora voy a ver lo de las perchas.
    besos a todas
    Almudena

  • Elena - camilenas personalizadas dice:

    😀 Yo hace tiempo que no compro ahí por eso mismo, me desespero y al final no tengo claro ni lo que he metido en el carrito!!!.

    De todos modos, la compra que has hecho es fenomenal y piensa en el tiempo que en realidad has ahorrado…si hubieras ido de tiendas no veas las vueltas!!!.

    A ver si ojeo esos portales otra vez porque se encuentran verdaderos chollos!.

    Besitos.

    PD. Soy seguidora tuya desde hace tiempo con mi perfil "normal", así que ahora me he hecho con mi blog :-D…por cierto, si quieres, échale un vistacito a ver qué te parece!

    http://camilenas.blogspot.com/

  • inma dice:

    Me lo he pasado pipa leyendo el post de hoy, aunque supongo que tu no lo pasaste tan bien.
    Así pasa que luego me meto yo en la venta por la mañana y no queda nada de nada, ya lo habíais cogido todo por la noche, me apunto el fan de privalia.

  • Pilar G. dice:

    Yo tuve los mismos problemas con Neck&Neck el otro día, aunque al final conseguí también comprar unos polos y una camisa. Con los bañadores fue imposible. No conseguía moverme de niño a niña, me llevaba a las páginas que no quería. ¡Un horror, vamos!
    Hoy lo he vuelto a intentar con Condor y ha sido imposible. Creo que con los cambios que han hecho los de Privalia lo único que han hecho es empeorar.

    Ahora, que contado con humor como haces tú con todo, parece hasta gracioso, pero yo acabe de un humor de perros y sin bañadores.

  • aldapa dice:

    Pues ahora a esperar que todo llegue a tiempo (raro) y con las tallas correctas (más raro aún), y que no te digan que la camisa del mindu está "out of stock" (cosa muy normal)Con Privalia todo es posible, pero no quiero ser agorera…¡Suerte!

  • ibone dice:

    muy bueno maria
    ademas ya tienes los niños "apañaos"
    yo tb tengo el mismo problema con privalia…pensaba que era mi ordenador…en el neck no pude comprar, el dia de tuctuc me fui a la oficina del padre de familia para probar desde alli…
    y hoy he conseguido comprar tres chaquetas de niña que no me hacian falta, punto de niño no he visto..que horror…

  • Sofía dice:

    Estoy "under shock", Mary, querida. Que stress!!!.
    A los niños les encanta llevar corbata, te lo digo yo que ya he pasado dos comuniones (y me queda la tercera), y de esto de corbatas sé bastante (de algo me tiene que servir tener sólo chicos). Las mías son de mis hermanos de cuando pequeños (en azul marino con flor de lis blanca) aunque el que hace la comunión lleva la que dice el cole que es bastante mona la verdad (en azulones)

  • Sara M. dice:

    María, ¡te voy a tener que regañar!. Aparte del estrés que me has hecho pasar (jajaja), ayer una lectora anónima te había dejado un mensaje contándote lo de las bermudas. Cuando lo leí pensé, ¡hala, una cosa menos que ya las tiene!. Y tú despilfarrando por ahí como si tal cosa… Bueno, casi todo solucionado. Yo les ponía también mejor las tebas, lo de la chaqueta lo dejo para el comulgante. Y seguro que van a ir guapísimos, aunque a mí con lo que me tienes en ascuas es con el vestido de María. ¡Ojalá hubiera tenido yo el mío!

  • Aitana dice:

    jejejjejeje me parto de cómo cuentas las cosas (y lo que te pasa, claro!)

  • RAQUEL dice:

    Por favorrrrr, que casi me da un infarto a mí leyéndote¡
    Me encanta tu blog, me lo paso pipa. No te vayas a coger la excedencia del blog que dijiste el otro dia, ehhhhh¡
    Besos

  • Mamen dice:

    Eres ma ra vi llo saaaaaaa !!!!!!!!!!

  • Sara dice:

    Por favor qué estresssssssssss. No pasaba tantos nervios desde la primera temporada de "The walking dead". Besotes!!!!

  • Anonymous dice:

    buenas tardes
    estoy interesada en comprar a traves de privalia pero no se como va alguien puede explicarme como funciona
    mil gracias

  • Ana Maria dice:

    Madre mía, no veas estoy nerviosita perdía, te tomarías despues una tila ¿no? jo, que acelero pero creo que te ha merecido la pena, porque la elección no puede ser más mona y elegante para la comunión de tu hija. Un beso y tranquilidad en las masas jajaja¡

  • Anonymous dice:

    hola!! me encanta el blog!! monisimos los vestidos de Tatin, he encargado para mi niña!
    me enacanta esta página!!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *