Mis traumas, LOS ZAPATOS DE VIOLETA y más de zapatos.

Si fuera rica y argentina me pasaría el día en el psicoanalista. Como no lo soy escribo un blog que es gratis y también tiene su gracia.

Soy una mujer acomplejada y traumatizada. Algunos de mis traumas me vienen desde la infanica y otros me acaban de llegar ahora, en plena juventud.

Entre mis traumas infantiles están el no ser rubia, el no estar delgada y el no tener unas botas camperas.

Lo de ser rubia, una mala jugada de Mendel y los guisantes pues mi madre era rubia platino, lo he ido asumiento con el tiempo y unas cuantas mechas. Lo del tipín sigue ahí aunque, ya os conté ayer, estoy empezando a poner los medios para arreglarlo. Lo de las camperas no lo acabo de superar, sobre todo, porque no le encuentro explicación.

Vamos a ver, ¿por qué no tuve yo unas botas camperas en mi juventud? Hubo una época en que se pusieron muy de moda y todas mis amigas las tenían. ¡Hasta mi hermana tenía unas! Y, si mi hermana tenía unas, ¿por qué yo no?, ¿es que, acaso, mis padres la querían más a ella?, ¿creería mi madre que yo no tenía estilo suficiente para tener unas?, ¿era una forma de demostrar su amor hacia mi hermana mientras qua a mí me lo demostraban de otra forma?

¡¡Dios mío, ¿por qué?!!, ¡¡¿Por qué no tuve yo nunca unas botas camperas?!!

Evidentemente no voy a consentir que mi hija pase por la misma agonía que yo he pasado.

Ya le he explicado que las morenitas también tenemos nuestro encanto. Leonor y Sofía no son princesas por ser rubias sino por ser hijas de sus padres. Y mira Kate, va a ser la princesa de las princesas y por las fotos del Hola parece más bien castaña. Así que nada, las morenas también tenemos futuro…

Del tipo no me preocupo. La niña no ha salido a madre -tampoco a padre- y le sientan los pantalones pitillo de cine. ¡Dios mío, ¿por qué?, ¿por qué nunca he podido ponerme unos pantalones pitillo?!

Entre mis traumas actuales, no tener unas Hunter. Mi idea era haber vuelto de Londres con unas pero, cuando por fin las encontré, vi en el rostro del SQVEMCYEEPDMH esa mirada profunda que no puede significar otra cosa que “querida, te he estás pasando un pueblo” y recapacité.

En fin, para que mi hija no tenga traumas “boteriles” he encontrado la solución. A ver qué os parece, hay algunas cosas demasiado modernas para mi tradicional estilo pero ¿y lo que no es tan moderno?

Otro que va a acabar con traumas es mi pequeñín, el que todavía no ha cumplido los 7 años y ya calza un 37. Lleva fatal ir vestido como una persona decente, si por él fuera estaría todo el día en chandal y zapatillas de deporte. Tenemos unas discusiones terribles todos los fines de semana. El otro día oí como le decía a un amigo: “que suerte que tu madre te deja ir así, mira a mí como me pone la mía…” Y os aseguro que llevaba unos chinos, una camisa oxford de lo más normal y un jersey que, encima, no es de lana -para que no diga que le pica- sino de algodón. Pues para evitar este tipo de discusiones he pensado que estos zapatos pueden ser la solución. Tú le dices al niño que son zapatillas de deporte pero marrones y con los colores de Portugal. ¡A ver que responde a eso! Las he encontrado en A Juego y me encantan.

www.ajuegotienda.com

Y para terminar el tema zapatos os enseño la foto que me ha mandado Sandra que fue la ganadora del premio de 123 Zapatito Inglés y que escogió estas botas. Una de las cosas que me gusta de esta tienda es que tienen hasta el número 40 lo cual, y teniendo en cuenta el crecimiento anormal de los pies de mi hijo, me viene de perlas.

www.123zapatitoingles.com

Tanto Los Zapatos de Violeta como A Juego y 123Zapatito Inglés tienen unas rebajas estupendas. Yo me he quedado con las ganas de una blusa rosa de lunares blancos de A Jugo -ideaaaaaaaaaal- y con un bluson de toile azul ¡ideaaaaaa! de 123 Zapatito Inglés pero como no hay talla. En fin, ¡y lo contento que se va a poner el SQVEMCYEEPDMH!

Y solo recordaros que hay REBAJAS EN TODAS LAS TIENDAS, físicas y online. Al día me llegan un montón de correos con estas informaciones pero me es absolutamente imposible hablar de todas ellas. Espero que lo comprendáis.

17 Comentarios

  • Marta dice:

    ¡Qué chulas las botas de los zapatos de Violeta! Me gustan todas. Un saludo, Marta.

  • Patricia dice:

    ¡Qué gracia! Cuando yo era pequeña me empeñé también en unas botas camperas. Y claro, como suelo ser muy insistente (mi madre diría pesadísima), por no aguantar la agonía mi madre me las compró. Aún recuerdo el ceño fruncido de la dueña de la zapatería, se llamaba Maribel, viendo las botas en mis pies combinadas con el uniforme azul marino de las Carmelitas. Cuando volvía a casa del colegio me calzaba las botas y me iba a jugar con ellas a la alameda. Yo creo que a mi madre le bastaba verme la cara de felicidad y satisfacción para consentirme salir de tal guisa a la calle.
    El trauma de las camperas no me quedó, pero sí el de unas botas de caña de ante fucsias a las que se negó mi madre rotundamente.
    Un saludo

  • La Casita de Mimi dice:

    yo la verdad erá más de tablas de surf, cosa que a mi madre no le gustaba en absoluto xq era poco femenino, ahora que mi niña mayor tiene seis años ya empieza con los gustos de su mami, yo encantada xq tenemos un pacto de lunes a viernes va un poco como quiere (dentro de unos límites) y los fines de semana me sigue dejando (generalmente) que sea yo la que le preparo la ropita,(por supuesto de princesita xq me encanta, como nos cambian los gustos verdad?),asi que encantadas las dos, yo este año me compre mis primeras HUMTER tenía unas ganas locas, para el año que viene le toca a mi niña que cuando las vio le encantarón espero poder comprarlas y no dejarle con el "trauma", jajajaja.
    un beso,
    me rio un montón con tus reflexiones,
    aquí me tendrás más veces.

  • A JUEGO, complementos infantiles y moda infantil dice:

    Qué gracia lo de las camperas!! Yo debí tener el mismo trauma pero con zuecos, mi madre me cuenta que era una enana de 6 o 7 años y nos recorrimos tiendas y tiendas en busca de zuecos que claro está del nº 28 0 29 que tendría yo en esa época no existía!!! En fin que cuando se nos mete algo en la cabeza….

  • susana dice:

    Hola María….que época la de las camperas,yo conseguí que me compraran unas CARTUJANAScon flecos ideales…no me las quitaba de encima,eso sí, dellevarlas con eluniforme del cole, nada de nada….pero las disfruté muchísimo.Ah!!! yo también eras adicta a los zuecos,creo que los tenía en todos los colores….bueno,marino,rojo,marrón..creo que no había más….
    ¿Alguna puede decirme donde encontrar zuecos para las niñas monos????
    Un besazo
    SUSANA

  • COCO dice:

    buenos dias:
    Mi nombre es Coco y soy fiel seguidora de tu blogs, tengo una niña de dos años con un armario que s epuede caer abajo. te escribo por lo referente a tu trauma con las botas hunter yo tengo unas con la caña como de tela de saco y la parte de abajo de plastico en marron, mi marido al principio decia que para que queria yo eso y la verdad es que se ha tenido que callar porque las uso un monton. de hecho este año por reyes le he regalado a mi hermana unas rojas muy chulas!el caso es que yo las he comprado en una pagina inglesa donde tienen todos los colores y tallas y son mas baratas.a mi me encantan unas que hay color "cigar".la direccion es: http://www.countryattire.com. ademas ahora tienen muy buenas rebajas.
    un saludo

  • ENTREDOS dice:

    Jajajaj, lo que me he reído con el comentario del peque. Yo tengo una sobrina igual, vestidos???????agg, no, no. Por ella estaría todo el día de chandal o vaqueros con camisetas de algún personaje. Sé que cada uno tiene su estilo, pero mis niñas irán de princesas mientras pueda. Menos mal que de momento prefiere los vestidos, y si es con vuelo mejor. Voy a dar una vuelta a ver botas que se puedan poner de princesita.

    Gracias por toda esta información.

  • Maria Jose dice:

    Papa Noel me ha traído unas Hunter y te puedo asegurar que "arraso" cada vez que me las pongo!! Solo bajo de mis tacones para ponerme las Hunter. Lo que me encantaría es tener unas para mis hijos!!!

  • Maria Jose dice:

    Pero bueno, hay Hunter para niños en los zapatos de violeta!!! Pero, no me atrevo a comprarlas sin probarselas al niño!!!

  • Aurora dice:

    Hola, me parto contigo! no suelo comentar porque me falta el tiempo, pero hoy no he podido evitarlo, todavía me estoy riendo de tu trauma!!!!
    besos

  • Ada - quechulo dice:

    Completito, completito.

    Hola Maria, yo tuve las camperas ya de casada, tampoco las tuve de joven-niña. Y la verdad , no se el porque. Será que a mi madre no le gustan.
    Nada que voy a dar una vueltecita por las tiendas que cuentas que tienen cosas monas.
    Chao,
    ADA

  • www.arribaeneldesvanbycarmenhf.com dice:

    qué bueno María!! me persigué el "porqué,Dios mío, porqué"!!
    creo que no tuve ningún antojo incumplido de pequeña…al menos no me marcó como tal…eso sí, ahora quiero unas Dolphi que vi en un blog y que no encuentro, y que mejor que no las encuentre porque cuestan un riñón y parte del otro….

  • Anonymous dice:

    jajaajaja que gracia me haces, yo tampoco he tenido núnca unas botas camperas, podemos hacer otro grupo, para superar el trauma, como el de las adictas a las compras, jajajajaj
    Saludos
    Beli

  • Toni Dalmau dice:

    Hola María, estupendo artículo, je, je … no opinaré sobre los traumas de las camperas, pero sí dejo constancia que aprendo un montón siguiendo tu blog y que disfruto muchísimo de tu estilo de escribir, es estupendo.

    Toni Dalmau desde http://www.kdekids.es

  • Mercedes Sánchez dice:

    ¡¡Yo tuve unas Valverde del Camino!! Y es verdad que las adorabaaaa porque normalmente llevaba mocasón colegial, con el uniforme…

  • ...Y Colorin Colorado... dice:

    Me gustan todas tus entradas, pero hoy me quedo (por lo que me he reído ), con la conversación de tu hijo y su amigo…es buena no, buenísima,
    un beso

  • Ana dice:

    Pero por qué no habrás escrito este post antes??? me acabo de comprar unas botas y no me convencen en absoluto.
    Estaba buscando unas de caucho tipo las que pones de Los Zapatos de Violeta, pero no las he encontrado por ninguna parte. Y encima las mías me han costado mucho más que estas!!! en fin, me conformaré con pensar que de todas formas no las tienen en mi número, pero casi.

    Ah, y por cierto, te/os invito a ver las botas de Gucci para niños, qué monada, aunque carísimas:
    http://estoyradiante.com/blog2010/2011/01/gucci-para-ninos/

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *