Lo que yo necesito, un PEPITO GRILLO

Hay días tontos-tontos y hay días tontos no tan tontos. Hoy ha sido uno de los segundos. No ha pasado nada del otro mundo pero sí me han pasado varias cosas graciosas, lo que normalmente conocemos como anéctodas.

La primera es que me ha escrito Elsa, la dueña de Babuk, y resulta que es la mujer de un hijo de una prima de mi madre, es decir, un primo segundo mío al que no veo desde hace mil o dos mil años. Hemos quedado en que iré por la tienda, que tiene una pinta estupenda, y haremos un reencuentro familiar.

Después de comer he quedado con Lorena, una lectora y seguidora del blog. Ha tenido el detalle de venir a este rincón del mundo en el que vivo para traerme algunas cosas para el Rastrillo que empieza la semana que viene y del que os daré información a lo largo del fin de semana. Hemos tomado un café pero se nos ha hecho muy corto, yo tenía que ir a por los niños al cole, así que hemos quedado en que repetiremos pero con más tiempo. Lorena, muchas gracias y espero que nos veamos pronto.

A última hora de la tarde, baños, pijamas y cenas. Me quedo en los pijamas. Íñigo, ya sabéis seis años y 35 de pie, no encontraba la camisa del pijama y ha decidido coger una limpia del armario. Yo no sé si era suya de hace dos años o era del Mindu pero para que os hagáis una idea de como le qedaba os diré: manga francesa, largo por encima del ombligo y ceñida como el vestido negro de Gilda cuando se quita el guante. Dicho de otra manera, ¿sabéis como le queda la ropa al Increible Hulk cuando crece? Pues igualito, igualito.

Evidentemente le he dicho que cogiera otra más grande y me dice que no, que ahora que hace calor, con esa está más fresquito. El que no se consuela es porque no quiere.

Luego me he comprado un collar en un blog que descubrí el otro día. Una tontería, Carmen Polo a mi lado era una aficionada, yo sí soy “la collares”, tengo “tropocientosmil”. Os dejo la dirección para que echéis un vistazo. El mío es uno corto con una flor marrón y un lazo morado. Ya me diréis qué os parece:

Y no contenta con esto, acabo de hacer algo horrible, terrible, horroroso… He entrado en Glamounity para ver como iban las ventas de Mariona Barnils y he terminado comprando dos bañadores para los niños. Y ¿sabéis que es lo peor?, ¿sabéis que es lo que, definitivamente, me lleva a la conclusión de que tengo un problema? Pues que los he comprado convencida de que los necesito y eso que para este verano tengo ya más de veinte. Sentada frente a la pantalla del ordenador me he hecho el siguiente razonamiento, “los niños no tienen bañador para combinar con el blanco de lacitos de Mariona que tiene María. Lo mismo un bañador blanco, en el caso de que lo encontrara, parece un calzoncillo, mejor les compro éste y a María le pongo un lazo rosa en el pelo”. Sinceramente, suena a enfermedad ¿verdad? El caso es que luego me he arrepentido pero es que siempre me arrepiento tarde. Justo cuando estoy pagando, en el preciso instante en el que hago click en enviar pago, ¡zas! me llega el arrepentimiento.

En fin, por lo menos son bonitos ¿no?

Y fijaros que arte para enlazar temas. Lo que yo necesito es una voz en mi conciencia que me diga a tiempo lo que está bien y lo que está mal. Y, ¿quien hacía esto mejor que nadie? Pues Pepito Grillo, la conciencia de Pinocho y así es como se llama, precisamente, la marca que os traigo hoy, Pepito Grillo. Me ha quedado “bordaó”.

Os cuento, Eva tiene una tienda en Viator, un pueblo de Almeria. Además de vender varias marcas, vende ropa diseñada por ella y confeccionada por su madre. Tiene muchas cosas y muy monas. Si os gusta algo y no tiene la talla, os lo hace. Hay cosas muy clásicas y otras un pelín más modernas pero sin perder estilo. Como me he enrollado mucho contandoos mi día, os dejo el enlace para que echéis un vistazo. Yo me despido hasta el lunes aunque me pasaré algún día este fin de semana pues quiero poner la información del Rastrillo.

9 Comentarios

  • mamacuentista.blogspot.com dice:

    Has hecho bien en comprarlos son ideales y si no lo hubieras hecho estarías arrepintíendote todo el verano 🙂 buen finde

  • Compritas para los Peques dice:

    Pues a lo mejor este verano etoy encantada pero ahora me siento fatal….
    Besos y buen finde para ti también.

  • ana dice:

    María…creo que padezco la misma enfermedad que tú…y en la misma fase…la del "arrepentimiento postcompra". Me han dicho que la curación es muy difícil aunque el tratamiento de choque (yo lo empecé en enero y por ahora funciona) es la anulación de la visa.Cuesta, pero es efectivo. Besos y buen finde

  • LA PEQUEÑA ANGELA dice:

    Si te gustan por que no vas a comprarlo.

    A propósito, la tienda de la que nos hablas hoy, tiene una replica exacta de un vestido de una firma muy conocida. Te ha dicho que diseña……..?

  • Ana Sloane Street dice:

    Me ha hecho gracia el título: siempre le digo a mi marido que es mi pepito grillo ;)))

  • Victoria Kids Chocolate dice:

    jajjajajajja…en fin me dejas sin palabras con tus entradas…me partoooooo!!!. Me estoy imaginando a tu hijo y me partooooooo…muy buen fin de semana y desconectinggggg!!!

  • Anonymous dice:

    jajajaj, yo tambien necesito un PEPITO GRILLO, y un verano mas largo para poder poner a mis hijos todos los bañadores que he comprado !!!!
    Magnolia

  • janil dice:

    jajajajja, no me extraña que estés la segunda en el ránking del concurso de Marie Claire…Qué bien me lo paso leyéndote!!!!

    A mí me pasa lo mismo con mis compras por internet. Soy muy f´cil de autoconvencer… auqnue mi marido no tanto…

    un abrazo!!!!!

  • lorenagp dice:

    María, ha sido un placer.De verdad. Por varios motivos, por permitirme colaborar aunque sea un poquito con una buena causa, y por ese mini-café, que se me ha hecho muy mini, pero que espero que sea maxi no tardando mucho…Ha sido super agradable, cortito pero agradable!!Y ese segundo puestazo…madre mía, que ganas!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *