MUNNY, un amor imposible.

Los niños entran en el cole a las nueve y media. No sé muy bien porqué extraña razón nos hemos despertado a las nueve. Hemos llegado a tiempo. Mi pregunta es, si en media hora hemos conseguido llegar a tiempo al cole, ¿por qué otros días, levantándonos a las ocho, llegamos tarde?

A pesar de este comienzo un tanto precipitado, el día ha sido bueno.

Al mediodía, después del trabajo, he ido con mi amiga Yolanda al mercadillo de Ancar. Ha sido su bautismo de mercadillos. No ha comprado nada pero a mí se me ha despertado esa compradora compulsiva que llevo dentro y que llevaba una temporada dormida y he picado, bueno no, he pecado. Un camisón y un vestido para María. ¿Otro vestido?, sí otro. ¿Para qué?, ¿por qué? Estaba recibiendo el cambio y ya me estaba arrepintiendo. En fin, ahora tengo un camisón y un vestido monísimos que no necesito en absoluto.

Pero bueno, he salido contenta. La gente de Ancar conoce el blog y me han felicitado por él. He vuelto a casa con la cartera vacia pero con el ego por las nubes. Algo es algo.

Ya en casa me he encontrado con un paquete de Petit Naif. Me han enviado unos bañadores para los niños. Monísimos. Un millón de gracias. Sin embargo el regalo me ha dejado un sabor agridulce ya que me he dado cuenta de que realmente tengo una visión distorsionada de mis hijos.

Hace unos días Patricia, una de las dueñas de Petit Naif, me dijo que ya tenían los bañadores pero que le daba la sensación que el de Íñigo, que han hecho siguiendo mis indicadiones en cuanto a la talla, había quedado un poco grande. Le respondí que no se preoupara porque mi niño no es grande, es inmenso. Pobrecito, el bañador le queda enorme. Verdaderamente tengo una visión un tanto negativa de mi pobre hijo. En fin…

Después de mis tres horitas de clase en las que me lo he pasado fenomenal he venido a casa y me he encontrado un correo requeteprecioso de Ana, la dueña de Mi Primer Armario que es una tienda de la que todavía no os he hablado porque como andamos liadas con los bañadores…

Y antes de hablar de bañadores solo me queda felicitar a mi amiga Maite, de Mariona Barnils, ya que ayer su firma también tuvo un post en Charhadas. Felicidades Maite, me alegro un montón.

Y ahora os hablo de Munny que es una marca que descubrí, por casualidad, el año pasado. Cuando la descubrí, en una pequeña tienda del pueblo donde vivo, ya era un poco tarde para encontrar los bañadores iguales para los tres. Pero me dije a mí misma, el año que viene no se me escapana.

Y no se me escaparon. El bañador de María, el modelo de la foto pero en bañador, lo tuve en casa y me estaban encargando el resto cuando, en un ejercicio de sensatez, llamé a Maite, la dueña de la tienda, y le dije que no me los pidiera. Veréis, tengo unos de Trapitos sin estrenar, los que me han enviado de Mariona Barnils (un montón), los que me han llegado de Petit Naif y otros que sé que me van a enviar. Honestamente, aunque me encanten, ¿no me iba a sentir fatal pensando que, verdaderamente, es un gasto totalmente innecesario?

Mientras os cuento esto me estoy sintiendo muy orgullosa de mí misma por haber sido capaz de renunciar a ellos. Quizás me esté curando. Y me ha costado porque el bañador es precioso y la camisola para la niña ideal.

Como Munny tiene una web de esas en permanente construcción le dije a Maite: “Maite, te tienes que modernizar y hacer un blog de la tienda”. Así matamos dos pájaros de un tiro, yo tengo un sitio de donde tomar fotos y al que os puedo dirigir para que os hagáis una idea de como es Munny y Maite, poco a poco, puede enseñaros la ropa tan mona que tiene en su tienda.

Los bañadores son de dos marcas Munny, que tiene por lo menos hasta la talla 12, y Lucylú que es la marca que utiliza la misma empresa para comercializar el baño de los más peques. Aviso, no son nada baratos.

Os dejo el enlace y os digo una cosa pero yo no os la he dicho. A Maite esto del blog le está costando un poco, de hecho no acaba de poner los precios, así que lo que os recomiendo, si estáis interesadas en alguna de las cosas que tiene, que le llaméis por teléfono. Repito, yo no os he dicho nada.

Aunque con la sensación de que tenía que contaros alguna cosa más me despido no sin antes dejaros el enlace de la tienda de Maite:

8 Comentarios

  • I love mum! dice:

    ¿Hoy a qué hora os habéis puesto a funcionar? jajaja..a mí también me pasa de eso de ir justita de tiempo y llegar antes que cuando me despierto una hora antes.
    Echaré un vistacito a la tienda.
    ¡Feliz día!

  • Paty dice:

    Me encantan los bañadores Munny¡¡¡ Y salen buenísimos¡¡¡¡

  • Anonymous dice:

    Hola,Si ES IDEAL.yO COMPRE HACE CASI UN MES EL CULETIN QUE VEIS COLGADO EN LA FOTO EL CAFTAN Y LA CAMISETA CON UNA VESPA TODO A JUEGO ES IDEAL,EN UNA TIENDA QUE SE LLAMA HOLA CARACOLA,LA HAN ABIERTO NUEVA EN ALICANTE,ME SENTI RARA AL COMPRAR COMO UNA PERSONA NORMAL JEJEJ BESOS.VICTORIA

  • elísabeth dice:

    Siempre pasa igual, tú caso no es único, cada vez que me levanto con mucho tiempo de antelación no llego y luego cuando voy con el tiempo justo, todo sale, un beso.

  • ana dice:

    Menos mal que ayer por la noche no estabas inspirada….cuando te inspires…te dan el premio Nadal. Feliz día!!! Besos

  • Anonymous dice:

    Hola María, tu ya que has pasado por el mercadillo de Ancar, nos puedes facilitar un poco los precios, muchas gracias.

  • LaMarDeTelas dice:

    Acabo de descubrir tu blog y me parece encantador. Y los comentarios que haces son muy buenos.
    Tengo un blog de telas infantiles, estoy empezando pero me gustaría que lo visitases. La dirección es: http://lamardetelas.blogspot.com/
    Un saludo.

  • Coché dice:

    Cuando mi hijo pequeño nació (1990) jajaja, yo tenía una tienda de ropita de niños, con marcas como Karpi, Vicaro, Baby Dior… y unos maravillosos pijamas, preciosos y muy coquetos de una marca que casualmente era Munny, en aquel momento casi desconocida. Me alegro que hoy la mencioneis. Lo dicho,si no conoceis los pijamas,buscadlos, merecen la pena.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *